Ovación

Las chicas se desnudan en Roland Garros

La mallorquina Nuria Llagostera Vives y la estadounidense Ashley Harkleroad están llamando más la atención en Roland Garros por sus desnudos que por el tenis que juegan. “Posé desnuda para vender un poco y para saber si algunas empresas posan sus ojos sobre mí y me ofrecen un contrato", precisó la española.

Martes 27 de Mayo de 2008

París.- La mallorquina Nuria Llagostera Vives y la estadounidense Ashley Harkleroad están llamando más la atención en Roland Garros por sus desnudos que por el tenis que juegan. “Posé desnuda para vender un poco y para saber si algunas empresas posan sus ojos sobre mí y me ofrecen un contrato", precisó la española.

“Nunca gané dinero con los auspiciantes”, confesó la española, 82 del mundo, dos semanas después de su “desnudo comercial” en la revista Interviú de su país.

“Posé desnuda para vender un poco y para saber si algunas empresas posan sus ojos sobre mí y me ofrecen un contrato. Por eso mi desnudo es comercial”, precisó la morocha de 1,57 metros.

En Francia, sus fotos posando desnuda sobre polvo de ladrillo, rodeada de pelotitas amarillas, fueron reproducidas por decenas de publicaciones.

“Se que no soy tan bonita, ni tan alta, ni rubia, como las chicas del Este, especialmente las rusas, pero yo tengo lo mío  para mostrar”, explicó la española.

A los 28 años, la carrera deportiva de Llagostera Vives es por  demás modesta. Pero en abril tuvo su momento de gloria al guiar a  España a la final de la Fed Cup en las semifinales contra China en  Pekín.

Junto a la española, la que también alborota la imaginación de  los franceses es su bonita colega estadounidense Ashley  Harkleroda. Con 23 años y ubicada 61 en el mundo, la  estadounidense anunció recientemente en París que aparecerá  desnuda en la portada de la edición norteamericana de Playboy.

“Acepté posar desnuda porque estoy orgullosa de mi cuerpo  atlético”, declaró tras ser derrotada el domingo por su  compatriota Serena Willians. (Télam).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario