Ovación

La vitrina de trofeos se quedó sin espacio

El año de Messi fue sobrehumano. Leo anotó 54 goles, 50 los hizo con Barcelona y otros cuatro con la selección argentina. Con los azulgranas, 40 fueron en liga, cinco en Copa del Rey, cuatro en Champions League y uno en la Supercopa de España.

Domingo 24 de Diciembre de 2017

El año de Messi fue sobrehumano. Leo anotó 54 goles, 50 los hizo con Barcelona y otros cuatro con la selección argentina. Con los azulgranas, 40 fueron en liga, cinco en Copa del Rey, cuatro en Champions League y uno en la Supercopa de España.

Sin embargo, lo que más importa por estos lares es el hecho de haber llevado a Argentina al próximo Mundial. Será difícil de olvidar la tarde del martes 10 de octubre en Quito y el triplete de Messi para superar la angustia y sacar boletos a Rusia.

En aquel momento, el rosarino se convirtió en el máximo goleador en la historia de las eliminatorias sudamericanas. Con los tres goles en el estadio Atahualpa de Quito, el delantero de Barcelona superó a Hernán Crespo y llegó a 21, la misma cantidad que logró el uruguayo Luis Suárez. La tabla quedó con Lionel Messi y Luis Suárez, con 21 goles; Hernán Crespo, 19; Marcelo Salas 18; e Iván Zamorano, 17.

Por todo lo dicho, queda más que demostrado que el rosarino tiene un palmarés tanto individual como colectivo que está al alcance de muy pocos jugadores _o ninguno_ en la historia del fútbol mundial.

La vitrina de trofeos de Leo ya no tiene más espacio. Ya son 31 los premios que recibió el mejor jugador del planeta. Ganó el Balón de Oro en 2009, 2010, 2011, 2012 y 2015. Ganó la Bota de Oro en 2010, 2012, 2013 y 2017. Ganó el trofeo Pichichi en 2010, 2012, 2013 y 2017. Ganó como mejor jugador de Europa en 2009, 2011 y 2015. Ganó como mejor jugador de la Liga en 2009, 2010, 2011, 2012, 2013 y 2015. Ganó como máximo goleador de la Liga de Campeones en 2009, 2010, 2011, 2012 y 2015. Ganó como mejor jugador del Mundial de Clubes en 2009 y 2011 (ese año también se llevó la Bota de Oro del torneo). Y por último, fue galardonado como mejor jugador del Mundial Brasil 2014.╠La palabra "ganó" es sinónimo de Messi, por eso se repite tanto.

Con el año a punto de finalizar, el objetivo de Messi para 2018 será uno solo: la Copa del Mundo. Allí tratará de colocarle la frutilla al postre. Y si no lo consigue, no tendrá que rendirle cuentas a nadie. El ya ganó.

Lo que viene para Leo y el Barsa

Luego del partido, si bien no hizo declaraciones a la prensa, Messi usó la cuenta oficial que tiene en Facebook para festejar la victoria y desearle a todos sus seguidores una Feliz Navidad y Año Nuevo. "Qué lindo finalizar el año con una importante victoria en el clásico. ¡Un abrazo y felices fiestas para todos!", escribió la Pulga, que acompañó el mensaje con su festejo en el segundo gol.

Pensando en lo que viene, el Barsa arrancará el 2018 con un partido de la Copa del Rey, correspondiente a la ida de los octavos de final ante Celta, el 4 de enero. Luego será el turno de la liga, el 7 de enero en el Camp Nou, contra Levante.

En el medio, el 5 de enero en el Miniestadi habrá un esperado encuentro a puertas abiertas y en el que se prevé la asistencia de miles de niños acompañados de sus padres. Esa misma jornada, previa al día de Reyes, los jugadores y cuerpo técnico cumplirán con la tradicional visita a hospitales de niños de Cataluña.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario