Ovación

La tercera es verde

El fútbol empezó a utilizar otra tarjeta de manera experimental, pero a diferencia de las roja y amarilla ésta se usa para premiar.

Viernes 16 de Noviembre de 2018

La suspicacia, la desconfianza, la confrontación y la polémica que genera este fútbol cada vez más mercantilista, reducen los espacios para implementar iniciativas que fortalezcan la necesidad de recuperar parte de la esencia lúdica del deporte más popular. No obstante, los indispensables militantes del sentido común no se resignan, por eso desde diferentes ámbitos pugnan por fortalecer el tan mentado juego limpio.

En el último Mundial, Japón clasifica a los octavos de final con un método jamás usado en la historia del torneo: la regla del Fair Play. Esta normativa se aplica para desempatar considerando las tarjetas amarillas y rojas acumuladas cuando dos equipos quedan igualados en puntos, diferencia de gol, goles a favor y en el enfrentamiento entre sí.

Japón y Senegal terminaron ambos con 4 puntos e igualados en todos los aspectos citados, por lo que se recurrió a las tarjetas. Los asiáticos habían recibido cuatro amarillas a lo largo de la fase de grupos, mientras que los africanos vieron seis amonestaciones.

Esta modalidad llegó a la Copa del Mundo tras un proceso rápido de estudio. Y ahora, aquellos que analizan las alternativas reglamentarias para preservar al fútbol de la sociedad de la furia, comenzaron a sembrar en los niños y jóvenes la importancia del Fair Play a través del uso de la tarjeta verde, la que pretende un ambicioso cambio cultural, pero que ya rápidamente generó los anticuerpos de aquellos que creen que en el mundo de la pelota lo cortés sí quita lo valiente.

Un origen noble

La significación que se le da a esta tarjeta está dada porque fue creada como instrumento pedagógico en 2008 por la Fundación Fútbol Más, y simboliza, celebra y hace visible lo positivo, virtudes y fortalezas de niñas y niños en una cancha y fuera de ella. Y que surgió como la "Tarjeta Verde Fútbol Más", que no expulsa ni amonesta porque no es una señal de castigo, sino que premia las buenas actitudes de niños, familias y barrios.

Por eso en la Copa América de 2015, la tarjeta verde fue parte de la campaña contra la discriminación "América nos une, no hagas tú la diferencia", e invitó a respetar todos los himnos de los países participantes en Chile.

Es por ello que la tarjeta verde en el fútbol, a diferencia de la amarilla y de la roja, no castiga sino que distingue. Y su uso está establecido para diferentes situaciones. Por ejemplo el árbitro se la muestra a un futbolista cuando ayuda a un adversario lesionado, o cuando el jugador lo alerta de que lo que cobró a su favor y de su equipo fue un error, o cuando el jugador evita que sus compañeros protesten, entre otras cosas.

Con sólo leer en qué circunstancias se usa la tarjeta verde automáticamente surge la respuesta de que su utilización es prácticamente inviable, porque si algo caracteriza culturalmente al fútbol competitivo es cómo sacar ventaja haciendo uso incluso de la transgresión.

No obstante, la tarjeta verde se usó por primera vez esta semana en la Argentina y fue noticia. Es que por recomendación de Fifa a las comisiones infantiles y juveniles, los árbitros ya la utilizan para distinguir las buenas acciones. Y el primer beneficiado fue el chico Renzo Ferrari de Argentinos, ante Arsenal, en la categoría 2008.

El árbitro explicó que tomó la decisión porque Renzo le avisó que recién haría el lateral cuando un jugador de Arsenal terminara de atarse los cordones. "Favoreció jugar limpio y en vez de sacar ventaja prefirió que lo esperáramos. Ese fue el detonante para remarcar la buena actitud en cancha", dijo.

Después de esto, hubo una segunda tarjeta verde en otro partido y la recibió Juan Martín Caggiano, de Estudiantes de La Plata.

Si bien esta es la primera vez que se usa en el país, la Fifa ya había autorizado su uso a modo de prueba en el fútbol de base de las distintas asociaciones, y aunque está en su fase experimental, no descartan que su utilización pueda ser implementada en el futuro, ya que como anticiparon que con la cantidad de tarjetas verdes acumuladas por equipo pueden resolver los eventuales empates generales en las diferentes competencias, como ocurrió recientemente en el Mundial con Japón y Senegal.

Antecedentes

Esta posibilidad que surge desde la Fifa, se basa en las experiencias que se realizaron en otros países. Por ejemplo en Italia, donde la tarjeta verde formó parte de la Serie B en 2016.

La primera tarjeta en aparecer fue en el partido entre Vicenza y Virtus Entella, donde el jugador Cristian Galano fue el destinatario, hecho que fue muy difundido por los medios del mundo.

La crónica del inédito episodio refiere a que Galano admitió que el defensor rival no había tocado el balón antes de que saliera por la última línea, razón por la cual el árbitro anuló el córner que le había otorgado a su equipo, dio saque de arco y le mostró la tarjeta verde a manera de reconocimiento.

También en Brasil hay competencias que, ante igualdad de puntos, se impone el equipo que acumula mayor cantidad de tarjetas verdes, mientras que la Real Federación Andaluza la aplica desde hace algunos años.

En cuanto a las alternativas que ensayan en aquellas comisiones dependientes de Fifa que trabajan por el Fair Play, tienen a la tarjeta verde no sólo como la última opción de desempate entre equipos con idénticos guarismos sino también como una variable de cambio para conmutar o reducir penas cuando jugadores de muy buen comportamiento por algún hecho aislado fuese expulsado.

Es indudable que para modificar un pensamiento futbolístico arraigado como el actual, la posibilidad de aplicar esta norma en el profesionalismo parece tan verde como la tarjeta, no obstante es uno de los cambios que la Fifa tiene en carpeta.


En el hockey se usa para advertir
La tarjeta verde es utilizada en el hockey sobre césped pero con un criterio diferente al que dispuso el fútbol de manera experimental. En este deporte los jueces la utilizan como un símbolo de advertencia o amonestación, y en los torneos internacionales indican la salida del campo por un tiempo perentorio de dos minutos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});