Superliga

La Superliga europea se quedó sin sustento enseguida

De los 12 clubes que idearon el proyecto la mayoría se bajó y de esta manera naufragó la iniciativa que desafiaba a la Uefa y a la Fifa. La deserción se produjo por las críticas y movilizaciones que provocó en el ambiente del fútbol

Miércoles 21 de Abril de 2021

La Superliga europea duró un suspiro. El proyecto que parieron los clubes más poderosos del Viejo Continente desafiando a la Uefa y Fifa se diluyó en apenas 48 horas, plazo en el que las críticas de entrenadores, futbolistas, dirigentes e hinchas arrasaron con una asociación estratégica que desafiaba el poder por una cuestión más económica que de reestructuración de fondo.

La deserción de los seis clubes ingleses que conformaban la mitad de los participantes fue determinante para que sus pares italianos adoptaran idéntica actitud, mientras que los únicos que aún optaron por no pronunciarse fueron Real Madrid y Barcelona, por lo que la idea original quedó desactivada.

Manchester City, Manchester United, Liverpool, Chelsea, Arsenal, Tottenham, Milan, Inter, Juventus, Atlético Madrid, Real Madrid y Barcelona fueron los 12 apóstoles que pergeñaron una Superliga de 20 equipos, a la que invitarían tres más para que participen también de forma permanente y los otros cinco que tengan acceso por mérito deportivo, marginando a todo el resto.

La prescindencia de la competitividad deportiva y sustentado sólo en el rédito económico por lo que esos clubes representan, y relativizando la trascendencia de la Liga de Campeones como así la Liga Europea, provocó la previsible reacción de Uefa y Fifa, pero lo que no previeron fue el tsunami que generaron en todo el ambiente futbolístico del Viejo Continente, lo que fue decisivo para hacer colapsar la iniciativa.

Esta Superliga tuvo en Inglaterra la mayor indignación popular originando protestas populares de los hinchas de los diversos equipos, al tiempo que entrenadores como Marcelo Bielsa y Pep Guardiola le dieron más volumen argumental al rechazo. Y por ello los clubes ingleses fueron los primeros en bajarse, siendo el Manchester City quien abrió la deserción.

>> Leer más: Seis clubes se bajaron de la Superliga europea y el proyecto podría fracasar antes de debutar

Liverpool no demoró ni una hora en seguir el anuncio del City pidiendo las disculpas del caso, y trascartón Arsenal hizo lo propio, considerando una equivocación la iniciativa de la Superliga.

Manchester United hizo lo propio, aunque en su caso ratificó el compromiso de trabajar para encontrar las soluciones estructurales que enfrenta la comunidad del fútbol, en línea con Tottenham, que también retiró su participación pero instó a los entes rectores del fútbol europeo a garantizar de mejor manera la sostenibilidad financiera de los clubes.

Chelsea fue el último pasajero inglés en abandonar el tren de la Superliga, pero allí el cambio de postura estuvo más vinculado a la protesta que organizaron sus hinchas, quienes bloquearon la circulación del colectivo que trasladaba el plantel en la previa del partido con Brighton.

En España fue donde más se evidenció la diferencia entre sus clubes, porque mientras Barcelona y Real Madrid no fijaron posición, Atlético Madrid se encolumnó detrás de los ingleses, instando así a que Inter y Milan también dejen la Superliga.

Juventus, en cambio, no confirmó su salida del proyecto y ratificó la convicción sobre la fortaleza del proyecto de la Superliga, aunque comunicó que visibilizaba la poca posibilidad de plasmarlo como fue pensado originalmente.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario