Ovación

La suba de las boletas de la EPE también afecta a los clubes

"Tenemos mucho sentido de la oportunidad. Hace años que no tenemos luz en la cancha. Ahora hicimos una inversión importante para iluminar las cinco torres y se viene este tarifazo".

Martes 29 de Marzo de 2016

"Tenemos mucho sentido de la oportunidad. Hace años que no tenemos luz en la cancha. Ahora hicimos una inversión importante para iluminar las cinco torres y se viene este tarifazo". Así, con ironía, se tomó el desmedido aumento energético el presidente del Club Atlético Argentino, Daniel Mariatti. No es el único que se queja por la suba acumulada superior al 80 por ciento de las boletas de la Empresa Provincial de la Energía (EPE). De hecho, el descontento iguala por estos días a industriales, pequeños empresarios, hoteleros, dueños de bares y teatros y amas de casa por igual. Y ahora suma también a dirigentes de clubes. Ovación consultó a algunos de la ciudad y todos (tanto los de entidades grandes y medianas como pequeñas) expresan su preocupación por el ajuste. Ninguno piensa, por ahora, que el traslado del gasto a la cuota societaria sea un paliativo. Pero vienen evaluando medidas de ahorro energético que en algunos casos puede nafectar la práctica deportiva. Luz de alarma.

El tarifazo llevó ayer al gobernador Miguel Lifschitz a reunirse con el ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren (ver página 3 de la sección Ciudad). Fue a plantearle el impacto que tuvo la medida nacional de quitar de un día para el otro los subsidios a la generación de energía, algo que elevó el costo de la electricidad que compra la EPE. Este mes llegaron las facturas con la primera parte del aumento que dispuso la Nación. Los montos duplicaron a los de enero, que ya incluían una suba del 26,9 por ciento que EPE había dispuesto a partir del 1º de diciembre. Y esto no es nada. Las boletas de abril contemplan el consumo de febrero y marzo: ambos ya con el aumento nacional.

El secretario de Newell´s, Pablo Morosano, dijo "que sería imposible trasladar las subas a la cuota societaria". Reconoció "grandes variaciones y aumentos en más de un rubro", entre ellos la luz.

Morosano aseguró que la comisión directiva está echando mano a otros recursos en la medida que puede. "Pero se siente la ola inflacionaria; más teniendo en cuenta que el sponsoreo no se modifica, que el valor de los jugadores lo marca el mercado y que aumentan los convenios de las obras sociales, o sea que esta suba de la luz sólo complica más las cosas".

Desde Rosario Central, el presidente, Raúl Broglia, confesó que la entidad auriazul hace seis meses que viene tomando recaudos para ajustarse el cinturón en materia energética.

"Teníamos tres generadores y sólo funcionaba uno, los arreglamos. Se gastaba casi el doble sin estos tres aparatos que no iluminan por completo el estadio. Pero además ajustamos el consumo en varias áreas y tomamos una medida con los vendedores ambulantes: como no se puede tener gas en el estadio, ellos utilizan servicio eléctrico. Antes no les cobrábamos, ahora sí y con eso hacemos frente a los generadores", dijo el dirigente.

Al igual que en el Gigante de Arroyito, el Fortín de Ludueña de Tiro Federal apela al grupo electrógeno propio.

"El fútbol entrena a la noche y nos sale más barato así que la energía de la red. Pero pagamos 20 mil pesos por la anterior boleta y esta vez nos vendrán unos 30 mil que no podremos pagar. Tendremos que reducir los entrenamientos nocturnos y eso afectará a las divisiones inferiores", dijo el presidente Carlos Dávola, en alusión a las ocho divisiones con 120 chicos del club tirolense.

Para los charrúas también el aumento de la EPE "es abusivo. Nosotros no jugamos de noche así que el estadio no es problema pero sí lo son el resto de las actividades de la sede (San Martín 3250): paddle, futsal femenino y masculino, pelota a paleta, aikido y judo, unos 120 pibes por noche. Todos de sectores económicos de clase media, la cuota más cara es de 130 pesos, con todo respeto lo digo: Central Córdoba no es el Jockey Club, nada nos es fácil. Clubes como el nuestro tendrían que contar con una tarifa social", dijo el vicepresidente de Central Córdoba, Luis Stern.

El dirigente charrúa agregó que la última factura que pagó el club fue de 5 mil pesos y calculan que ahora se irá a más de 10 mil.

"A eso debemos sumarle una deuda que nos dejó de herencia la mala gestión anterior. Tenemos un convenio de pago con la EPE", lamentó.

Clubes recuperados. El club Atlético Francisco de Godoy (Constitución 2430), o "el Godoy" a secas, es uno de los tantos recuperados por los propios vecinos de los barrios en la ciudad (dos más son El Luchador , de Lima 1350, y Federal, de Zeballos 4641). El presidente del Godoy, Sergio Sisti, comentó que justamente ayer pagó dos facturas de luz.

"Cada una por más de 3 mil pesos, cuando antes eran de 2 mil en promedio. Hace un año nos hicimos cargo del club, tenemos ya cien socios, no podemos quejarnos porque crecemos pero estos aumentos nos impiden hacer varias obras que necesitamos como pintura, revoque de paredes y arreglo de los baños", dijo el dirigente del club de barrio San Francisquito.

Argentino: de la oscuridad a reflectores halógenos

En el estadio del Salaíto acaban de colocar 25 reflectores halógenos en cinco columnas. “En un mes contaremos con la luz, pero ahora hay que afrontar las boletas. En el polideportivo la última fue de 3.500 pesos, ahora no sabemos cuánto vendrá. Es un espacio en Casiano Casas donde muchos jugadores trabajan y necesitan entrenar de noche, más en invierno”, dijo Daniel Mariatti al referirse al predio de Sorrento al 1400.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario