Ovación

La semana canalla

Leo Fernández transitó días de tranquilidad. Tuvo que esperar a algunos jugadores, pero al final pudo confirmar el once que imaginaba

Domingo 10 de Diciembre de 2017

La semana de Central transcurrió con demasiada calma teniendo en cuenta que se trataban de días particulares, que iban a desembocar nada menos que en un clásico. Por eso Leonardo Fernández no tuvo que realizar demasiados experimentos con los nombres de cara al equipo que pensaba poner en cancha. A esa altura se sabía que Germán Herrera iba a ser el reemplazante del suspendido Fernando Zampedri, quien desde la semana anterior había quedado sentenciado a quedarse afuera del clásico por esa amarilla que se hizo sacar frente a Boca y que le jugó en contra por la suspensión del choque frente a Independiente.

El lunes fue el primer día de entrenamiento, donde ya Paulo Ferrari y Fernando Tobio se movieron de manera diferenciada por las molestias que arrastraban de la semana anterior. Más evidente aún resultaron esos casos al día siguiente, cuando el técnico canalla comenzó a realizar algunos trabajos tácticos.

La contractura en el aductor derecho que tenía el Loncho no despertaba demasiada preocupación en el cuerpo técnico. Tampoco el esguince de tobillo izquierdo de Tobio, que había sido una secuela de la dura batalla que el equipo canalla había tenido contra el xeneize. Ese día, Mauricio Martínez enfrentaba los micrófonos y advertía que el grupo "sabe lo que nos jugamos".

Otra vez en Arroyo Seco, el plantel auriazul cumplía con una nueva jornada de entrenamiento. Ferrari se mostró recuperado de la molestia en el aductor y por Leo Fernández lo hizo trabajar con el resto de sus compañeros. El mismo cuerpo técnico comunicó que al día siguiente, en el Gigante de Arroyito, el marcador de punta iba a poder realizar sin problemas la práctica de fútbol. Lo mismo tenían pensado que iba a suceder con Tobio.

Pero nada de eso sucedió. Leo Fernández charló con sus colaboradores en la previa del ensayo futbolístico y entre todos optaron por dejar a los dos jugadores al margen para que intensifiquen desde lo físico. Pero hubo más. Es queMarco Ruben también estuvo ausente. Al delantero le apareció una pequeña lumbalgia, lesión a la que él mismo le bajó el perfil cuando se sentó en la sala de conferencias del Gigante para entregar sus sensaciones. "En los clásicos damos un plus", fue uno de los tantos conceptos vertidos por el delantero.

Casualmente ese día, Leo Fernández no optó por Agustín Coscia para acompañar al Chaqueño Herrera, sino que lo que hizo fue ubicar al suspendido Zampedri en el equipo titular. El entrerriano se lo tomó en serio y convirtió tres goles en el entrenamiento. ¿Pero por qué se hace referencia a esa movida? Porque ese fue el día en que el tribunal de disciplina de la AFA le contestó a la dirigencia de Central sobre el pedido que el club había hecho el miércoles para que se postergue la pena impuesta al delantero, en lo que fue un manotazo que ya desde el principio sonó inviable porque no contenía ningún sustento legal para que se le pudiera dar curso. Obviamente, la respuesta del tribunal fue "no".

El técnico se mostró tranquilo porque "todavía tenemos una práctica importante más". Era la del viernes, ahí sí ya pudo tener a todos a disposición para probar los once que hoy saldrán desde el arranque frente a Newell's.

Para ayer quedó la autorización de la bandera gigante, pero eso es más folclore que otra cosa. Lo futbolístico, que es lo que realmente importa, no tuvo grandes contratiempos para Leo Fernández.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario