Ovación

La selección argentina armó un festival de goles y fútbol previo a la Copa América

La selección del Tata Martino marcó mediante el ex canalla Angel Di María (24’ y 54’ de penal) y el delantero Sergio Agüero, que completó la goleada con tres gritos (29’, de penal, 31’ y 50’)

Domingo 07 de Junio de 2015

El seleccionado argentino, aún sin su capitán y figura Lionel Messi, armó ayer un festival de fútbol y goles ante Bolivia con la victoria 5 a 0 en San Juan, en el último amistoso con vistas a la Copa América.

   De la mano del volante Angel Di María, la figura de la cancha, Argentina siempre fue más que Bolivia y marcó mediante el ex Rosario Central (24’ y 54’ de penal) y el delantero Sergio Agüero, que completó la goleada con tres gritos (29’, de penal, 31’ y 50’), en el estadio Bicentenario que tuvo como árbitro al chileno Jorge Osorio.

   El equipo de Martino, a pesar de la lesión del arquero Sergio Romero en el final del primer tiempo, tuvo una noche ideal porque plasmó la idea de juego del entrenador y porque principalmente encontró a un Di María renovado, lejos de las últimas imágenes con su equipo, Manchester United, donde está relegado.

   Di María, ovacionado y el más mimado por los sanjuaninos, fue el eje del conjunto albiceleste en ataque, especialmente con sus desbordes por el sector izquierdo, pero también tuvieron un gran partido los mediocampistas Ever Banega y Fernando Gago que recuperaron y presionaron.

   A eso se sumó Agüero, desequilibrante siempre, que fue una pesadilla para la última línea boliviana que marcaba en zona, con cuatro defensores, ante el 4-3-3 argentino que, por momentos, pareció un 2-5-3 con los avances de Facundo Roncaglia y Marcos Rojo por las bandas.

   Argentina salió con mucha decisión a jugarlo y en el primer tiempo le ocasionó al menos diez jugadas de peligro a Bolivia. El equipo del Tata Martino avisó desde el minuto uno, cuando Agüero sacudió el palo derecho.

   A partir del tanto de Di María, Argentina no sólo que continuó con la presión sino que mejoró la producción con toques muy precisos y luego llegaron los goles del Kun: de penal, primero, y el otro con un centro de Di María y una brillante definición.

   En el inicio de la segunda etapa, ya con Nahuel Guzmán en el arco, Argentina no disminuyó su marcha y Bolivia, a pesar de las modificaciones en la defensa, no pudo contenerlo. Así llegaron los tantos de Agüero (el tercero de su firma) y de Di María, de penal, luego de la mano del ingresado Miguel Hurtado ante una arremetida de Pastore.

   El infatigable Di María dejaba surcos por las bandas, lo que le produjo una contractura en el gemelo izquierdo y así el Tata no pudo realizar otro cambio porque los había agotado y el equipo terminó con diez hombres los últimos 20 minutos. Argentina tuvo un ensayo perfecto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS