Ovación

La selección le jugó de igual a igual a un Brasil con algunas fantasías

El ciclo de Pachorra Sabella está dando sus primeros pasos y lo hace como es lógico en toda etapa de formación con aciertos y errores. Se puede decir que ayer se puso otro ladrillo en la pared que el DT argentino...

Jueves 15 de Septiembre de 2011

El ciclo de Pachorra Sabella está dando sus primeros pasos y lo hace como es lógico en toda etapa de formación con aciertos y errores. Se puede decir que ayer se puso otro ladrillo en la pared que el DT argentino comenzó a levantar de cero en la selección tras la salida prematura y anunciada de Sergio Batista, con quien el equipo no jugaba a nada. Fue una buena medida ante un Brasil, sin varias figuras, pero Brasil al fin y al que se le jugó de igual a igual. El combinado doméstico albiceleste estuvo a la altura de las circunstancias en el trámite, aunque en las acciones de riesgo sufrió dos pelotazos en los palos vía Damiao que lo pudieron mandar a la lona. Igual, más allá de no lucir, hubo una producción digna y lo más alentador fue el buen rendimiento de Héctor Canteros, que habrá que tenerlo en cuenta para las eliminatorias que se vienen.

El empate en el choque de ida del Superclásico de las Américas le quedó pintado al partido y ahora habrá que ir a jugar la revancha el 28 del corriente a Belem, donde se definirá el reto y Sabella seguirá sacando conclusiones. Anoche Brasil metió algunos lujos y Argentina buscó ser prolijo. En el primer tiempo el equipo de Sabella intentó jugar por abajo, a través del trabajo de un inspirado Canteros como movedizo volante central, que anoche demostró que está para mucho más que para la selección local. Desde su buen pie y panorama alimentó con criterio al Burrito Martínez, el atacante a esa altura más punzante de los albicelestes y autor material de un remate soberbio desde afuera que generó la situación de mayor peligro en el área de Brasil. Antes Boselli (que dejó la cancha enseguida) enganchó una volea que se fue por arriba.

Sólo algunos destellos de un Ronaldinho que jugó al tranco rompían la monotonía para el scratch, siendo el más peligroso el atrevido Neymar, quien en una réplica rompió la defensa y luego Damiao sacudió el poste izquierdo de Orion.

En el complemento Argentina buscó acelerar, pero le faltó pimienta. Mouche lo perdió de cabeza y casi se lo lleva Brasil con una genialidad de Damiao. Bicicleta a Papa y globo: en el palo más lejano de Orion.

Un clásico que ninguno de los dos quiso perder, pero que tuvo la sensación de amistoso. Igual la presentación de Argentina se rescata para seguir buscando soldados que aporten en las eliminatorias.

Martínez debió salir

La base que eligió Alejandro Sabella para armar su selección local anoche tuvo la base de Vélez Sarsfield, el último campeón doméstico. Así seis jugadores del equipo de Liniers fueron de la partida. Siendo lo más sorprendente que el mediocampo entero es el que fecha a fecha utiliza Ricardo Gareca. Pero el que salió lesionado al comienzo del segundo tiempo fue el delantero Juan Manuel Martínez y ya es más que una duda para jugar ante Newell’s el domingo en el Coloso. Y además actuaron tres jugadores de Estudiantes.
Por eso anoche Javier Torrente, el DT de Newell’s, habrá visto en detalle cómo jugaron varios de sus rivales del domingo en el Coloso. No es habitual que seis sobre once titulares de una selección sean del mismo equipo y Sabella optó por esta determinación para tratar de mitigar la falta de trabajo lógica por los tiempos escasos de las convocatorias.
Los velezanos fueron el ex Newell’s Sebastián Domínguez, que alternó buenas y malas en los cruces como último hombre. Y en el carril izquierdo estuvo el ex canalla Emiliano Papa, uno de los más disciplinados tácticamente y que tuvo terminación de jugadas.
En el medio el trío de Liniers lo integraron Augusto Fernández, la figura Héctor Canteros y el Chapa Zapata. Y arriba estuvo Martínez, que salió muy dolorido por sufrir un fuerte traumatismo en el pubis, impacto que podría dejarlo afuera del choque del domingo.
A esta base Pachorra Sabella le agregó a tres de Estudiantes: el recio y ayer efectivo Cellay y otro laburante como Desábato. Mientras que arriba arrancó Boselli, hasta que salió lesionado por una distensión en el aductor derecho. Así Argentina juntó a jugadores de los equipos más regulares de los últimos tiempos y le jugó de igual a igual a Brasil. l

“Me gustó mucho el trabajo en conjunto”

El partido dejó conforme a Alejandro Sabella. El técnico de Argentina elogió lo hecho por sus jugadores, quienes demostraron “orgullo” y un “tremendo amor por la camiseta”. Más allá de eso, resaltó que vio un “equipo equilibrado, con algunos detalles que debemos corregir, pero muy contento si tenemos en cuenta que tuvimos dos días de trabajo”.
  “Me gustó mucho el trabajo en conjunto. Hubo una buena labor en cuanto al control del rival y también de manejo del balón”, apuntó Sabella, quien en el debe apuntó la “falta de profundidad”.
  Sin dudas uno de los puntos que lamentó fue las lesiones de Boselli y Martínez (ver página 2). No sólo por las molestias en sí, sino porque consideró que eso “nos condicionó mucho. Mauro ya había tenido un par de situaciones y el Burrito es el jugador que en el mano a mano más puede desequilibrar”.
  A la hora de elegir una figura Pachorra reiteró el elogio hacia todos sus jugadores, pero hizo hincapié en la actuación de Héctor Canteros. “No soy de hacer análisis individuales, pero voy a hacer una excepción. Creo que hizo un gran partido”. l

La gente aplaudió los lujos brasileños

Siempre es un placer ver a los buenos jugadores, tengan la camiseta que tengan. Y así lo entendió anoche el público de Córdoba. Claro que se trató de un partido con carácter amistoso, porque si era una final o un encuentro por los puntos es difícil pensar en el reconocimiento del hincha argentino para el rival de toda la vida. Pero anoche fue la excepción.
Porque Ronaldinho metió algunos lujos, incluso algunos en la entrada en calor y hubo aplausos desde los cuatro costados en el Mario Alberto Kempes. Otro que despertó admiración fue Neymar, que aunque algo intermitente mostró un quiebre de cintura increíble.
Pero la ovación de la noche se la llevó el temible Damiao, quien en el primer tiempo había metido un tiro en el palo. En el complemento Damiao dibujó una bicicleta fantástica entrando al área ante Papa, que terminó con un remate de emboquillada que pegó en el segundo palo de Agustín Orion.
Fue un partido de trámite discreto, pero donde no faltaron algunos lujos que la gente premió con aplausos, a pesar de que eran creaciones de intérpretes del equipo rival. l

Homenaje

Antes del encuentro, y por primera vez, se realizó un homenaje en memoria del joven Daniel García, asesinado por presuntos barras bravas en la Copa América de Uruguay, en 1995, una vez que terminó el partido entre Argentina y Chile. Hubo aplausos y un profundo respeto de parte de los hinchas.

Córdoba tuvo una noche feliz

Córdoba hoy lamentablemente le sacó una luz de ventaja a Rosario. No por la historia de sus equipos, ni por los logros obtenidos dentro de la cancha, sino porque tiene en el estadio Mario Alberto Kempes un escenario impecable, que no tiene nada que envidiarle a las principales canchas del mundo, desde accesos, tribunas y, en especial, el magnífico estado del césped. Por eso la selección ayer jugó el clásico sudamericano en la capital mediterránea, en lo que fue una verdadera fiesta desde que el sol comenzó a esconderse y hasta bien entrada la noche.
  El viento seco y los casi 30 grados de temperatura enmarcaron la previa de uno de los clásicos más apasionantes del mundo. Los cordobeses están orgullosos de que la selección los haya elegido y por eso coparon cada rincón del Mario Kempes. Las camisetas albicelestes invadieron las calles céntricas desde temprano y se respiraba la sensación de que todo el mundo estaría pendiente del partido. Incluso no habría que descartar que Córdoba pueda ser la sede de algún encuentro de las eliminatorias mundialistas. Y allí también hay una ventaja considerable sobre Rosario.
  Además del partido de anoche, la ciudad está focalizada en las elecciones a intendente del domingo. Por eso el debate político está a la orden del día y los candidatos tratan de convencer a los votantes. Nadie se aventura a arriesgar un resultado. Ayer en el centro y en el acceso a la cancha las promotoras repartieron miles de folletos partidarios.
  No hay que obviar que además de ver en acción a las figuras del fútbol local, siempre es un placer contemplar los inventos de una estrella sin discusiones como Ronaldinho o el nuevo fenómeno que constituye Neymar.
  Quedó demostrado que más allá de que Messi y los otros argentinos que militan en el exterior no hayan estado (tampoco Riquelme y Verón), la selección desde la pasión siempre mueve montañas y el romance con la gente se renueva de manera automática, a pesar de tantas frustraciones recientes. l

Maradona atacó a Batista y Brown

Diego Maradona acusó que sus sucesores en el seleccionado argentino, Sergio Batista y José Luis Brown, de recibir coimas para colocar en la representativo albiceleste a determinados jugadores e involucró directamente al ex futbolista devenido en representante Carlos Javier Colorado Mac Allister.
Uno de los involucrados por Maradona, el Tata Brown, ayudante de campo de Batista, negó enfáticamente los dichos de Maradona, dijo estar “viviendo una tarde de porquería” y le propuso a Diego que “presente pruebas” o “salga a desmentir” sus declaraciones.
“Mac Allister me vino a ofrecer cometas por jugadores porque él ya tenía arreglado con el Checho y con Brown la cometa de los jugadores si se hacían cargo de la selección”, denunció Maradona.
El ex entrenador de la selección nacional realizó estas declaraciones en una nota que el canal de cable TyC Sports le realizó en Dubai, donde se encuentra dirigiendo al Al Wals.
La nota, en su totalidad, será emitida hoy, a las 23, en el programa “Los especiales”.
“Desde que agarramos nosotros la selección se terminaron las cometas, las mismas de la que todos los periodistas se hicieron los boludos cuando yo dije que Mac Allister vino a ofrecer cometas por jugadores”, agregó.
Maradona se distanció hace tiempo de Mac Allister, con quien primero jugó en Boca Juniors, y luego compartió el espectáculo denominado Showbol, y desde ese momento lo atacó en varias ocasiones, cuestionando al Colorado.
Hasta el momento el único que salió a desmentir las declaraciones de Maradona fue Brown, quien manifestó sentirse muy mal.
“Me siento dolido y traicionado por los dichos de Maradona. Yo no sé si el Checho tenía relación o no con Mac Allister. Desde el 96’ que no le veo a Mac Allister”, puntualizó Brown.
Posteriormente, el Tata indicó que “estoy viviendo una tarde de porquería, porque podría estar involucrado en algo tan grave. No puedo entender que nos (por Batista y él) haya nombrado”.
Para Brown la única manera de limpiar su imagen es que Maradona salga a desmentir sus dichos, algo que parece poco probable dada la impunidad con la que suele manejarse Diego. “Que salga a desmentir lo que dijo. Si él tiene pruebas que las muestre, eso sería lo ideal. Ir a la justicia por Diego es muy difícil, no se qué puede pasar”, comentó.
“Tengo la fortuna de salir de mi casa con la frente alta. Ni loco voy a esconderme. No saben el dolor que tengo en estos momentos”, afirmó Brown. l

Un torneo oficial para la Conmebol

Está en juego el Superclásico de las Américas, un torneo que es oficial para la Conmebol. El trofeo fue diseñado por el artista plástico Carlos Páez Vilaró, confeccionado con la forma de un botín hecho de granito y con un sol superior bañado en cinco gramos de oro. Estos partidos (ida y vuelta) se repetirán durante 8 años y se alternará la condición de local en el juego. Así, serán dos choques a cara o cruz, donde se impondrá el que sume más puntos, la mejor diferencia de gol, o en caso de igualdad en los rubros anteriores habrá definición por penales. La revancha de esta edición 2011 se jugará el 28 del actual en Belem.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario