Ovación

"La respuesta pasa por nosotros", destacó Russo sobre el momento de Central

Dijo que fue una semana especial para Central, pero confía en la fortaleza del grupo para sobreponerse. No cree que se trate de un simple quiebre pero  reconoce que el mal mayor está puertas adentro.

Viernes 22 de Agosto de 2014

Semana distinta, que ameritó no un trabajo mucho más a conciencia, pero sí un repaso exhaustivo de lo hecho en el último partido. Miguel Angel Russo no cree que se trate de un simple quiebre que deba darse para borrar esa mala imagen, pero sí reconoce que el mal mayor está puertas adentro. "La respuesta pasa por nosotros, de eso no tengo ninguna duda", tiró el entrenador en ese intento de ponerles palabras a las dificultades que aparecieron tras la derrota en el Monumental. Y tales son esas dificultades que el propio DT manifestó que se tomará "todo el tiempo que sea necesario" para confirmar el equipo. E insistió: "La respuesta no va a salir de la gente, del periodismo ni de nadie. Nadie quedó conforme con lo que hicimos el domingo en River. Yo soy el primer responsable y lo dije después del partido".

Y la pregunta aparece por sí sola, respecto de dónde están apuntadas esas respuestas que deberían aparecer. En ese sentido Russo mencionó "el orden" como primera medida, pero además apuntó al hecho de "estar bien parados en la cancha" y en "no dejar espacios, pero eso tiene que ver con la búsqueda y la posesión de la pelota".

En medio de ese intento de afrontar discursivamente la problemática, el técnico canalla descartó que aún le dure el enojo. "Yo no me enojo", dijo. Y agregó: "Si uno está enojado no puede pensar y acá lo que hacemos es buscar entre nosotros por dónde pasa la situación, no más que eso".

Sí se lo notó con un semblante distinto, como ensimismado en la búsqueda de esa respuesta que espera de parte de él por ser cabeza de grupo como también de sus jugadores. "Lo que pasa que no todos los partidos y no todas las semanas son iguales. A veces hay que entender al entrenador. Pero hasta que no se vuelva a jugar no se puede hacer nada. Yo hubiese querido jugar de nuevo a los 10 minutos de terminado el partido con River".

"Este es un grupo que conozco y sé cómo funciona y reacciona. Además ellos también me conocen a mí. El conocimiento previo no da garantías de nada, pero ya hemos pasado situaciones como estas, más allá de que no me gusta repetirlas", destacó el DT sobre si en los últimos días había encontrado alguna respuesta, tanto desde lo anímico como lo futbolístico, antes de subrayar que "lo que no me gusta son los desniveles", un ítem que para el grupo "fue uno de los temas principales". ¿Conclusiones? Sí, pero "son cosas que quedan entre nosotros".

Más allá de todo, Russo trata de poner el ojo un poco más allá. "Esto tampoco es «una derrota y me levanto» porque lo que buscamos es una regularidad, más con el tiempo que llevamos juntos", esgrimió.

Siempre con los términos medidos, el entrenador confió que fueron días de mucha charla "con todos, especialmente con los más chicos. Antes que nada no buscamos excusas, sino que apuntamos a contar con los resortes para superar las distintas dificultades. Creo que en el último partido no estuvimos a la altura de nosotros mismos".

Todos conceptos relacionados con el último cotejo frente a los mmillonarios. Y eso sirve para tomar real dimensión de esa carga de angustia que hasta que no arranque el partido en el bosque platense retumbará. Por eso de Gimnasia hubo algo, aunque poco.

"Es un equipo que está armado, que juega siempre de la misma manera y que tiene un buen juego aéreo, de hecho los dos goles que convirtió en este torneo fueron por esa vía. Busca recuperar rápido la pelota en el medio, pero tenemos que estar preparados para eso", apuntó Russo sobre el rival de mañana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS