Ovación

La prematura caída de Italia afectó a los infieles

La prematura eliminación de la  “azzurra” en el Mundial de Sudáfrica afectó a unos italianos más  que a otros, sobre todo a los infieles, que aprovechaban los  partidos para ponerse al día con sus amantes.

Viernes 25 de Junio de 2010

La prematura eliminación de la  “azzurra” en el Mundial de Sudáfrica afectó a unos italianos más  que a otros, sobre todo a los infieles, que aprovechaban los  partidos para ponerse al día con sus amantes.

“Mientras toda la ciudad se detiene, aquí llegan muchas  parejas que alquilan habitaciones por 90 minutos, como ocurrió  hoy”, explicó el conserje de un albergue de la calle Salaria,  donde los gritos que se oían no eran precisamente por los festejos  de los goles, según reportó la agencia italiana Ansa.

“La selección no disuade a los amantes. El pico de presencia  por hora lo hemos registrado durante los partidos de la azurra en  Sudáfrica. Lo mismo sucede cuando juega la Roma en el campeonato”,  explicó la portera de otro hotel de paso en el barrio Eur.

“En esos momentos, las esposas gozan de una libertad inusual,  los maridos tienen excusas para no llegar a casa y los clientes  por consecuencia aumentan”, explicó con lógica incontrastable.

Pero hay quienes consiguen disfrutar del fútbol, sin renunciar  al sexo, combinando las dos pasiones: “Hay habitaciones dotadas de  televisores, aunque por lo general las damas optan por aquéllas  sin distracciones”, agregó.

“Muchas mujeres, que no entienden tanta pasión por la  pelotita, toman estas ocasiones como una venganza por la  desatención de sus esposos, primero por el fútbol local y ahora  con el Mundial”, explicó la encargada de un motel sobre la calle  Cassia.

Nada queda librado a la improvisación, aclara, puesto que  muchas parejas reservan las habitaciones un día antes del  encuentro en coincidencia con los horarios de los partidos.

Para los que llegan a último momento y se encuentran con las  habitaciones ocupadas a pleno, algunos hoteles disponen de  pantallas de TV para que disfruten al menos un rato del fútbol  mientras esperan su turno.

Como sea, tanto para unos, como para otros, la pasión se  resume a 90 minutos.(Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS