Ovación

La pandemia profundiza la crisis en las ligas de fútbol regionales

En la mayoría de los casos, salvo contadas excepciones, los jugadores cobran por partido jugado y el parate los complica económica y futbolísticamente

Lunes 26 de Abril de 2021

La pandemia arrasa con todo en el mundo. Y en Argentina hace estragos, no solo sanitarios sino también económicos. Los países del primer mundo logran recuperarse por su poderío, pero por estos lares la situación se torna más complicada. La inflación crece, el desempleo aumenta y la crisis se profundiza en todos los ámbitos. Ya sin pandemia había que transitar un camino sinuoso por la impericia de los gobernantes -de uno y otro partido, sin distinciones- y en esta realidad es aún mucho más difícil y es difícil avanzar.

El fútbol también lo sufre. Los equipos de la máxima categoría y/o profesionales se endeudan más de lo que estaban. Pero también la crisis se torna insoportable para los clubes de los pueblos que participan en distintas ligas. Ni qué hablar de los jugadores, que en su gran mayoría ganan unos pocos pesos para subsistir. Algunos hasta cobran por partidos jugados, por lo que está situación los deja con los bolsillos más heridos que de costumbre.

Lo primero es la salud y en ese punto no hay ningún tipo de discusiones, pero las obligaciones y gastos no se detienen. Todo lo contrario. Los aumentos permanecen, el costo de vida crece y la inflación no se frena, un combo letal para cualquier asalariado y más aún para aquellos que viven al día. Que cobran de acuerdo a lo que "produzcan" o, en este caso, jueguen.

A toda la cuestión económica se le agrega la futbolística, porque tampoco pueden entrenar. No pueden viajar ni transitar porque las prácticas en su gran mayoría se desarrollan por la noche ya que los futbolistas tienen otro trabajo. Entonces se produce otro inconveniente que perjudica a los jugadores, cuerpos técnicos y entidades que hacen un enorme esfuerzo para presentarse a competir.

Los equipos vienen de estar parados durante largos meses y eso fue un puñal para la economía de todos ya que si bien algunas entidades se manejan casi de manera profesional, otros no. De acuerdo a algunos datos recogidos por La Capital, el año pasado había futbolistas de renombre o con recorrido que cobraban hasta 40 mil pesos mensuales y ahora esos sueldos bajaron a 25 mil.

Otros jugadores perciben entre cinco mil y seis mil pesos por partido jugado y con el con el parate se quedaron sin ese ingreso. Otros, sin "chapa" o recorrido, llegan a cobrar alrededor de 3 mil pesos.

Para afrontar estos gastos los dirigentes de las instituciones utilizan las recaudaciones, pero con las limitaciones por la pandemia el dinero solo alcanza para afrontar una mínima parte de los mismos. La solución en determinados casos llega con la ayuda de empresarios del pueblo que aportan para paliar el déficit generado.

La pandemia puso en jaque a los clubes, pero también a jugadores que en su mayoría cobran por lo que juegan y viven al día.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario