Ovación

La mujer que se planta en la NBA

Becky Hammon es entrenadora de Manu Ginobili y otras estrellas de San Antonio Spurs. Como asistente de Popovich es la primera técnica femenina en 72 años de historia de la liga de EEUU

Sábado 25 de Agosto de 2018

Becky Hammon es entrenadora de Manu Ginobili y otras estrellas de San Antonio Spurs. Como asistente de Popovich es la primera técnica femenina en 72 años de historia de la liga de EEUU

No sería una noticia decir que "Hammon se convirtió en una pieza clave del armado de los San Antonio Spurs". El tema cambia cuando se sabe que Hammon es Rebecca Lynn "Becky", una mujer estadounidense de 41 años, ex jugadora profesional y entrenadora de básquet. Un personaje que acaba de convulsionar a la prensa deportiva tras haber ascendido como tercera asistente de Gregg Popovich en San Antonio Spurs.

A Becky la llaman "la pionera" por ser la primera entrenadora femenina en la liga más importante del mundo, en sus 72 años de historia.

Es quien hoy les da directivas y opiniones a estrellas como Manuel Ginóbili, Pau Gasol y LaMarcus Aldridge. Una mujer que se impone en el ambiente masculino de la NBA.

Hammon llenó la vacante dejada por la salida de James Borrego, quien fue contratado como dirigente de los Hornets de Charlotte. Y ahora forma equipo de asistentes junto a otros dos técnicos: Ettore Messina e Ime Udoka.

En plena Guerra Fría, esta mujer habría provocado un gran conflicto, pero hace pocos años sólo se ganó alguna que otra antipatía y el mote de "Judas". Es que nació en Dakota del Sur y se nacionalizó y jugó de base en Rusia, en 2007. En ese año decidió dejar la selección de su país para vestir la camiseta rusa y volver de Beijing un año después con la medalla de bronce.

La WNBA, la liga de básquet de mujeres, reconoció a Hammon como una de las quince mejores jugadoras de la historia de la competición. Y a pesar de los roces por "conflictos bilaterales", los grandes hombres del básquet norteamericano se juegan por ella.

"Becky puede lograr todo lo que se proponga", comentó Popovich cuando el nombre de Hammon empezó a sonar en la prensa como candidata a entrenadora. Y dicen que la fascinación del técnico por su nueva asistente había comenzado en un viaje en avión.

En 2012, recién habían terminado los Juegos Olímpicos de Londres y ambos coincidieron en un vuelo hacia los Estados Unidos. Uno al lado del otro charlaron de temas extradeportivos hasta que él le preguntó: "Si fueras mi asistente y yo te consultara algo, ¿me dirías la verdad?". Hammon aún jugadora le contestó: "No sé por qué me consultarías si no quisieras que te dijera la verdad".

Dicen que el hombre allí comenzó a pensarla como aliada, convencido de que los hombres "sólo dicen que sí".

Dos años después de esa charla se concretó el desembarco al cuerpo técnico de los Spurs.

Fue en 2014, luego de 16 años como jugadora de excelencia que empezó su carrera como la primera mujer contratada a tiempo completo para formar parte de un cuerpo técnico en la NBA.

Ese año fue nombrada la Mujer Del Año en uno de los premios que entrega el medio ESPNW (el apartado femenino de la cadena ESPN). Su carrera fue veloz: durante 2015 y 2016, estuvo al frente de los Spurs en la Liga de Verano de Las Vegas, logrando el título en su primera edición.

"Es la primera asistente femenina, pero es una entrenadora. Está haciendo un gran trabajo, es inteligente, entiende el juego. Para nosotros, todos los asistentes son entrenadores", había dicho Manu Ginóbili luego del debut de Hammon como coach principal de los Spurs en un partido de pretemporada en el 2017 (lejos estaba el bahiense de deslizarle, como hizo esta semana, a uno de los periodistas que más contactos tiene en la NBA, Adrian Wojnarowsk, que está pensando en ponerle fin a su carrera).

Y el español Paul Gasol no se quedó atrás al referirse a la mujer. "Becky Hammon puede entrenar un equipo de la NBA. Punto", concluyó el pivot de los Spurs, quien reconoció que la entrenadora lo ayudó a mejorar su juego.

La asistente de Popovich no siente que su contratación haya sido fruto de una suerte de "discriminación positiva" o de una acción de márketing para dar una buena imagen de los Spurs.

"Yo no quiero ser contratada por ser mujer, he sido contratada porque soy capaz. Creo que los liderazgos no entienden de género. Tradicionalmente nos han enseñado a creer que los líderes son sólo hombres, por eso creo que es importante que los niños y las niñas vean que las mujeres son igual de fuertes y capaces. Queda mucho, todos tenemos que tomar partido en esta causa", se la escuchó decir.

Sin embargo, las especulaciones tras su último nombramiento son infinitas. Hay quienes dicen que Becky podría convertirse en el reemplazo de Popovich, quien anunció que seguirá hasta 2020, año en que dirigirá al equipo norteamericano en las Olimpiadas en Tokio. El desafío no es poco: Popovich tiene en su haber 21 temporadas consecutivas llegando a playoffs, 1.197 victorias y cinco campeonatos. .

Pero si bien Becky es la pionera, otras mujeres están pisando fuerte en la NBA: en Sacramento, los Kings contrataron a Jenny Boucek y los 76ers sumaron a Lindsey Harding. Y según dicen en la liga, "esto recién empieza".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});