Córdoba

La magia del Trinche; jugó dónde y cómo quiso

Córdoba fue su hogar, la selección rosarina lo encumbró y en todos lados dejó su talento.

Lunes 08 de Junio de 2020

El Trinche vivió en una época en la que había imágenes de TV pero parece que no se guardaban. Excepto por un video bárbaro que colgó Pablo Grecco, donde se ve a un intacto Carlovich jugando para Argentino de Monte Maíz a los 42 años, unos segundos de una película jugando para Córdoba ante Deportivo Armenio y un video con la selección rosarina en Casilda, no hay registros de imágenes en movimiento de lo que el mito popular creó. Pero todos los testimonios y los textos de los diarios de época dan cuenta de lo mismo. De lo genial que fue verlo en una cancha, del talento inigualable que desplegó.

75894194.thumb.jpg
1971. En Flandria (1º ab, der). Jugó poco.

1971. En Flandria (1º ab, der). Jugó poco.

El resumen de su biografía futbolística dirá que jugó en las inferiores de Central, de donde fue cedido muy joven a Sporting de Bigand. Ahí empezó a deslumbrar, al punto de llevar al título después de varios años a uno de los clubes de la localidad distante 70 kilómetros de Rosario, adonde volvió en el 81 a jugar los nocturnos de verano. Porque así era el Trinche. No necesitaba los flashes sino jugar, siempre jugar.

5744463.jpg.thumb.jpg
1974. De selección. Nace el mito.

1974. De selección. Nace el mito.

Después de 2 partidos apenas en Central (unos minutos ante Atlanta y los 90 ante Los Andes, por el Reclasificatorio del 69), Carlovich se fue enojado porque Pancho Erauzquin le había prometido la titularidad en la fecha siguiente ante Vélez en Arroyito y no le cumplió. Se fue de vuelta al fútbol del campo y después de 6 encuentros en Centenario de San José de la Esquina, lo buscó Flandria en el 71 y hacia allí partió. Fueron sólo 4 meses y 4 partidos. Casi deja el fútbol pero su compañero canalla Aínza lo convenció de ir a Central Córdoba en el 72 y empezó el idilio, con el ascenso del 73 incluido. A fines del 74 se fue a Independiente Rivadavia y en el tiempo que estuvo jugó menos de la mitad de los partidos, pero le bastó para que sea apodado el Rey Azul y fuera homenajeado cuando volvió a Mendoza mucho después.

5689247.jpg.thumb.jpg
1969. En la reserva canalla (1º abajo, izquierda).

1969. En la reserva canalla (1º abajo, izquierda).

Se tuteó en el 77 de nuevo con la primera en Colón pero en los 3 partidos que jugó se lesionó. Y para el 78 volvió a Córdoba. Al año siguiente regresó a Mendoza para jugar en Maipú y del 80 al 83 regresó a Tablada para el histórico ascenso del 82 a la B.

5744494.jpg.thumb.jpg
1977. En Colón apenas jugó.

1977. En Colón apenas jugó.

Tras dos años alejado del ascenso y en Newell’s de Cañada de Gómez, tuvo el último retorno a Córdoba en el 86 gracias a su amistad con el Gordo Palma y jugó sus últimos meses. El 14 de junio, en la revancha de la final por el ascenso a la B ante Almagro, con 40 años y 56 días, se retiró de un profesionalismo al que nunca se abrazó. A él lo único que le interesó siempre fue jugar, descalzo en el potrero o con los botines gastados, con tribunas alrededor o sin ellas. Hasta que pudo, regaló magia.

75894236.thumb.jpg
1988. Mucha barba en Monte Maíz.

1988. Mucha barba en Monte Maíz.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario