Ovación

La magia ausente

Barcelona rescató un empate en un partido complicado. Messi estuvo lejos de su mejor versión y preocupó poco.

Miércoles 26 de Febrero de 2020

En una noche en la que se suponía que Lionel Messi debía dar un recital en el estadio que fue el feudo de Diego Maradona, el crack argentino del Barcelona apenas se hizo notar en el empate 1-1 que sacaron ayer en su visita a Nápoli en uno de los partidos de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones.

Dries Mertens se convirtió en el goleador histórico del Napoli con un bonito remate en comba en el primer tiempo. Pero Antoine Griezmann rescató el empate para el Barça cerca de la hora de partido tras ser habilitado por Nélson Semedo, en el único remate al arco de los visitantes. Así Mertens igualó al ex capitán napolitano Marek Hamsík con 121 goles en todas las competiciones con el club (seis más que Maradona).

Napoli alcanzó la fase de eliminación directa de la Champions por tercera vez en seis participaciones, pero nunca pasó más allá de la ronda de octavos. Y este empate los ilusiona.

En la otra vereda, si bien no perdió, el partido le salió bastante caro al Barcelona, que se fue del sur de Italia con un par de bajas importantes para la revancha del 18 de marzo: los volantes Arturo Vidal y Busquets no podrán jugar.

El chileno fue expulsado tras acumular dos tarjetas amarillas: la primera por una falta sobre Insigne y luego por un forcejeo con Mario Rui cuando el árbitro había parado la jugada.

Busquets, por su parte, vio la tercera tarjeta amarilla en esta Champions (por una entrada sobre Mertens a los 49) y tendrá que purgar un partido. Esa falta provocó que el jugador belga tuviera que salir lesionado del partido.

Barcelona fue dueño de la iniciativa en el San Paolo, pero generó escasas ocasiones claras ante un Napoli que se replegó.

“Ahora nos toca jugar de local y será diferente. En un campo más grande, con más espacios y con nuestra gente será más fácil ganar”, destacó Girezmann.

Un error de Junior Firpo facilitó el gol del Napoli. Zielinski se quedó con la pelota y le metió un certero centro a Mertens, quien definió con un tiro preciso al segundo palo.

Busquets fue el cerebro del empate: su pase filtrado terminó en el gol de Griezmnann, con Semedo corriendo detrás de Mario Rui para habilitar al delantero francés.

Messi, jugando en la cancha donde su compatriota Maradona protagonizó muchas de sus grandes gestas, tuvo la mejor oportunidad a los 9’ al evadir a un enjambre de zagueros y sacar un difícil remate desde el borde del área que se fue por encima del travesaño.

El color lo puso la hinchada local que exhibió una imagen de Maradona con la frase “Bienvenido a la casa de Dios”.

Willy Caballero se comió tres

El arquero de la selección argentina en Rusia 2018 Willy Caballero sufrió a Bayern Munich bajo los tres palos de Chelsea. En Londres su equipo perdió 3 a 0 y ya quedó prácticamente afuera de la Champions.

Hoy se completan las llaves de octavos, con Olympique Lyon ante Juventus y un partido para no perderse: Manchester City, con Sergio Agüero y Nicolas Otamendi, recibiendo al poderoso Real Madrid, ambos a las 17 y por TV (ver página 2)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario