Ovación

La Justicia obliga a pagar la formación

La Justicia obliga a Estudiantes y a River a pagar por dos jugadores surgidos en Bochófilo Bochazo y Unión de Totoras.

Miércoles 12 de Septiembre de 2018

La Justicia resolvió que dos clubes santafesinos deberán ser compensados por el derecho de formación deportiva que dispone la ley nacional 27.211 sancionada en 2015 y nunca puesta en vigencia. A partir de la aplicación de esta norma, la institución que formó a un jugador recibe 0,5% por cada año, desde la edad de 9 años hasta los 18. El primero de los beneficiados es el club Bochófilo Bochazo de San Vicente, que fue escuela del volante Facundo Sánchez, hoy jugador profesional en Estudiantes de La Plata, que deberá pagar. El segundo club beneficiado es Unión de Totoras, cantera del volante Nicolás Domingo, quien actualmente juega en Independiente pero el que debe abonar el derecho es River Plate.

Todo hace suponer que ambas decisiones judiciales serán apeladas, pero también asoman otros cuatro casos en otras provincias y se abre una interesante polémica nacional puesto que por primera vez los peces grandes del fútbol se defienden de los peces chicos.
Hace pocos días, el juez de Circuito Judicial Nº 29 de San Vicente, Juan Carlos Marchese, decidió aplicar un fallo inédito en el país por el cual un club de la Superliga deberá pagarle a uno de la Liga Rafaelina una suma aproximada de 10 mil dólares (en concepto de cuatro años de formación, lo que representa un 2%).
Pero además, ayer se supo que también el Juzgado Nacional en lo Civil N° 103, a cargo de Martín Christello, resolvió en el mismo sentido contra River, que podría pagar una cifra bastante más abultada que la anterior (un 3,5%).
"Este es un derecho irrenunciable de los clubes y no sólo para el fútbol sino para todos los deportes, no es una dádiva. Ni un representante ni un dirigente podrá apretar a nadie, esto es ley desde hace tres años pero nunca se cumplió, se la quiso menoscabar y se la trató de inconstitucional, nunca se les quiso reconocer el esfuerzo y la inversión a los clubes formadores. Estos dos clubes santafesinos tuvieron el coraje de presentarse a la Justicia y no serán los únicos", dijo la diputada provincial Claudia Giaccone, impulsora de la norma que se sancionó el 4 de noviembre de 2015 y fue promulgada por el Poder Ejecutivo el 19 de noviembre de ese mismo año.
La diputada tiene razón al hablar de más demandas. De hecho hay otra en curso en Santa Fe y tres de otras provincias.
El Club Atlético Paz (Santa Fe) reclama el derecho por el zaguero central Santiago Vergini (ex jugador de Newell's), quien recientemente dejó Boca para marcharse a Bursaspor de Turquía.
El Club Atlético y Biblioteca Sarmiento de Alejo Ledesma (Córdoba) también demandó a River por el pase de Luciano Lollo, quien fuera comprado a Racing.
Fernández Álvarez de Tunuyán (Mendoza) hizo lo propio por Marcelo Larrondo, quien fue comprado por River tras pasar por Rosario Central, aunque hoy está a préstamo en Defensa y Justicia. Y Lipton Fútbol Club (Corrientes) demandó a Boca para cobrar los derechos de Leonardo Jara.

La norma

Se considera "formación" al período que va entre los 9 y los 18 años y es válido para todos los deportes en equipo o individuales (no sólo para el fútbol) y para todos los clubes del país. Además la ley establece ''de manera irrenunciable" que al firmar el contrato profesional y en todas las transferencias futuras a nivel nacional, la institución formadora recibe 0.5% por cada año de formación.
En el caso del fútbol, puede aplicarse el derecho en tres oportunidades: cuando se realiza una venta entre clubes argentinos, al firmar el primer contrato profesional y al renovarse dicho contrato.
''Esta ley pone justicia en el tema, ya que es un reconocimiento de legítima compensación al esfuerzo y recursos puestos en la formación de valores de los niños y jóvenes. Los clubes chicos se matan haciendo rifas, vendiendo pollos y todo lo que se pueda, poniendo sus recursos para trasladar a los chicos de un pueblo a otro y luego los clubes grandes hacen grandes negocios y los que los formaron no ven un peso.
Los clubes o asociaciones civiles formadoras muchas veces debían recurrir a la Justicia para reclamar su derecho a una compensación económica, pero como no existía ley no podían lograrlo. Bien, ahora hay una ley muy precisa", dijo la diputada Giaccone.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario