Rusia 2018

La jugada que nadie esperaba en la final

El colectivo punk feminista Pussy Riot burló la seguridad en la final e invadió la cancha como protesta al autoritarismo de Vladimir Putin.

Martes 17 de Julio de 2018

Se llaman Pussy Riot (en inglés, "pussy" designa tanto a un gato como al órgano sexual femenino y "riot" es motín). Son un colectivo ruso punk feminista que denuncia las políticas autoritarias en Rusia y provocan. Son la pesadilla del presidente Vladimir Putín y el domingo durante la final, si bien las cámaras les fueron esquivas, se hicieron conocidos mundialmente cuando burlaron la tan ponderada seguridad mundialista y entraron a la cancha del estadio de Moscú donde se disputaba la final entre Francia y Croacia. Fue la jugada que nadie esperaba en la final.

Pasaron la noche detenidos y ayer, sin contacto con un abogado, declararon ante la Justicia. Se los acusa de dos delitos administrativos: la violación del reglamento de conducta de los espectadores y el uso de falsos uniformes de fuerzas de seguridad. Si el grupo es encontrado culpable de estos delitos podrían recibir una pena de hasta 15 días de cárcel.

El árbitro argentino Néstor Pitana tuvo que suspender el encuentro del domingo por 25 segundos, mientras la seguridad del estadio los sacó a la rastra. Pero el grupo estaba chocho, logró su cometido: que todos vean y sepan que no se las sacarán de encima fácilmente. Las Pussy Riot, aún sabiendo que serían apresadas por su acción, dicen que seguirán reclamando contra los "arrestos ilegales en manifestaciones", las condenas "en cárceles sin motivo" y en favor de la "liberación de los presos políticos".

En realidad fueron cuatro los que entraron al estadio en el minuto 52, dos mujeres y dos varones. El ingreso al campo fue desde el arco francés y tres lograron correr en distintas direcciones, zigzagueando a las estrellas futbolísticas. La cuarta fue atrapada antes de ingresar. La particularidad del grupo es que vestía uniformes de policía con pantalón negro, camisa blanca, corbata y sombrero. Y alguna logró darles la mano a algunos jugadores, uno de ellos fue Mbappé, quien accedió sin problemas.

Tras la acción que sorprendió a los más de 80 mil espectadores en el Luzhniki y a miles más que miraban por TV, Olga Kurachiova, una de las que había ingresado al campo, se comunicó con la agencia Reuters y dijo que estaba detenida en la comisaría del estadio.

Las Pussy Riot nacieron en 2011. Acostumbran a vestirse ceñidas y coloridas y cubren sus caras con pasamontañas y entre sus bandas preferidas están Iron Maden, Sex Pistols, AC/DC, Nirvana, Marilyn Manson, Bikini Kill y el movimiento de los 90 Riot grrrrl (movimiento feminista estadounidense).

Realizan videos que suben a internet y performances que les han costado cárcel y juicio.

Entre las acciones está la de 2012 en la catedral ortodoxa de Cristo Salvador de Moscú, contra la reelección de Putín, donde hicieron una señal de la cruz y una reverencia frente al altar y comenzaron a cantar una canción que luego fue parte de un videoclip. Músicos como Peter Gabriel y los Red Hot Chili Peppers han pedido su liberación y Amnistía Internacional las considera "presas de conciencia".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});