Ovación

La idea en Newell's es conservar la línea establecida por Martino

Newell's busca y espera contar con el entrenador adecuado para cubrir el espacio que dejó Alfredo Berti. Los nombres apuntados son Eduardo Berizzo y Ricardo Gareca, dos técnicos con un estilo propio.

Martes 29 de Abril de 2014

Newell's busca y espera contar con el entrenador adecuado para cubrir el espacio que dejó Alfredo Berti. Los nombres apuntados son Eduardo Berizzo y Ricardo Gareca, dos técnicos con un estilo propio. Es ahí donde aparece la gran pregunta de cara al futuro y después de que una y otra vez se hable de la forma de juego implementada por Gerardo Martino y que intentó conservar el Loco. Dirigentes y jugadores insisten con conservar la línea futbolística, pero para eso el futuro DT debería aceptar modificar su idea. ¿El Tigre o el Toto aceptarían que se les imponga o sugiera un cambio de estilo?

"Tratamos de hacer lo mejor como equipo y no negociamos las formas. Ese es el gran desafío, mantener el estilo", deslizó Nahuel Guzmán el viernes por la noche después de la victoria rojinegra frente al Matador en el Coloso Marcelo Bielsa. Una frase estudiada y reiterada en más de una oportunidad por diferentes protagonistas. Pero, es sabido, con un conductor surgido de las inferiores eso se pudo imponer. Como se hizo con Berti, quien daba sus primeros pasos conduciendo en primera división. O ahora con Lunari, que está en la misma condición.

La cuestión será difícil con uno de mayor experiencia. Cada uno tiene su libreto y forma, tanto de trabajar como de jugar. E imponer un estilo que elevó a Newell's a los primeros lugares del fútbol argentino y ser destacado por su fútbol en un momento será por demás de complicado. Nadie, o casi nadie, modifica su pensamiento y los jugadores son los que deben acatar una idea futbolística que imponga un conductor.

En caso de que el elegido aceptara, también debe contar con los futbolistas adecuados para repetir lo hecho tiempo atrás y que tuvo su apogeo con el Tata. Y que conservó en un tramo Berti, hasta que comenzó a extrañar a un jugador clave y que nunca pudo ser reemplazado: Ignacio Scocco. Con él fue una cosa. Sin Nacho, otra.

Llegue quien llegue al Parque a conducir Newell's lo hará con su idea. Es cierto, los nombres apuntados imponen un fútbol ofensivo, el pretendido y que siempre —o casi siempre— practicó el rojinegro. Pero también buscarán imprimirle su sello personal y que seguramente no será un calco del que dibujó Martino.

A todo lo expuesto hay que agregarle que sufrirá algunas bajas importantes de nombres al final del torneo Final. Un punto de suma importancia porque será necesario utilizar todo el ingenio para cumplir con las necesidades que establezca el nuevo conductor, que sin dudas solicitará el arribo de refuerzos (no incorporaciones) con el fin de armar un equipo competitivo.

El estilo —se sostiene— no debe negociarse, pero eso dependerá del DT elegido.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario