Ovación

La historia del pibe rosarino que paga todo por amor al deporte

El juvenil gimnasta rosarino Santiago Agostinelli ganó en anillas el Sudamericano y conservó la beca nacional, en un campeonato en el que debió pagarse todo.

Miércoles 07 de Octubre de 2015

Santiago Agostinelli tuvo el momento de gloria el fin de semana pasado, con la obtención de la medalla dorada de anillas, en la categoría juveniles del Sudamericano de Rosario. Para el gimnasta artístico de la ciudad no se trató sólo de su primera medalla individual internacional. “Por lo que tengo entendido, si no sacaba medalla no tenía asegurada la beca del próximo año”, comentó el joven, que en unos días cumplirá 17 años y que tuvo que hacer frente a todos los gastos por participar en ese campeonato.

Una hora antes de la final de anillas en el gimnasio cubierto del club Provincial, donde se desarrolló el Sudamericano, desde el entorno del gimnasta comentaron que Agostinelli se jugaba el podio y la beca que recibe del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Enard), cuyo monto mensual en la actualidad es de 2.750 pesos.

“Por lo que tengo entendido, si no sacaba medalla no tenía asegurada la beca del próximo año. Iba a tener que meterme en la selección de mayores para conseguirla. Pero como saqué una medalla, hay una beca Sub 21 que quedó reservada para mí”, comentó el deportista del club Provincial.
Por una decisión de criterio del Enard, Agostinelli y los otros gimnastas del país no recibieron un peso para competir en el Sudamericano, a diferencia de lo que le sucedió al rosarino en el mismo campeonato en las ediciones 2013 y 2014. “Tuve que pagar el hotel, la comida, el transporte,  la inscripción al torneo y el seguro”, comentó.

Por razones como esas, mencionó a mamá Laura Gorosito y papá José Luis Agostinelli, que lo “bancan en todo”, al abuelo Nelson Gorosito, que lo “lleva siempre a entrenar”, y también a sus entrenadores Juan Carlos Pinto y Emanuel Corvalán.

Con todos ellos compartió la felicidad por el oro en anillas (“una de las mejores cosas que viví”), que llegó acompañada por la de bronce por equipos y hasta un cuarto puesto en paralelas (“vengo pegando finales en 2012, 2014 y 2015, y las tres veces salí cuarto”).

Agostinelli, que se volcó al deporte a los cuatro años después de observar al primo de su mamá, el ex gimnasta del seleccionado Mario Gorosito (“con él comencé a entrenar”), habló de lo que representó que el Sudamericano fuese en Rosario. “Fue un poco más de responsabilidad. Pensaba que tenía que andar bien porque iban a estar todos apoyándome. Aparte porque representaba a mí país en mí país. Me ayudó mucho que estuviera mi familia ahí, me tranquilizó bastante”, aseguró.

El gimnasta dijo que “por lo general, el aparato que más te gusta es el que mejor te sale”. Y contó que “desde chico” el que más le agrada “es suelo”. También mencionó a “anillas y paralelas” como otros preferidos.

“Este fue el último año en juveniles y el próximo objetivo será entrenar con todo para entrar a la selección de mayores y hacer los selectivos nacionales para poder ingresar a un torneo, una Copa del Mundo o un campeonato Sudamericano”, comentó el gimnasta rosarino, que en noviembre irá a un campus de entrenamiento a Colombia.

Los estudios secundarios, por internet

Agostinelli cobra la beca del Enard desde 2014 y la misma le dio la chance de estudiar por internet a través del Sistema de Educación a Distancia del Ejercito Argentino (Seadea). “Como tenía que entrenar en doble turno, hablé con mis viejos y mi entrenador y decidimos hacer el colegio así”. Si bien está en cuarto año, ya planifica seguir los estudios porque “en este país no se vive de la gimnasia y con una beca no podés mantenerte”. Y agregó: “Voy a tener que rebuscármela para estudiar y entrenar a la vez”.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS