Ovación

La generación y los goles son un problema

Newell's declinó en los últimos partidos, en especial ante San Lorenzo. Formica no puede solo y el delantero es algo pendiente

Martes 19 de Febrero de 2019

Newell's involucionó. Si se tienen en cuenta los partidos que condujo Héctor Bidoglio en forma interina y los que dirigió una vez que se lo confirmó en el cargo es evidente que el juego declinó en las últimas presentaciones. La mayor preocupación pasa por el flojo desempeño de mitad de cancha hacia adelante. El entrenador armó un equipo para resolver ese problema en su visita a San Lorenzo. No sólo que no sucedió. Se profundizó. La lepra generó poco e inquietó en la misma proporción. El gol de Alexis Rodríguez en el tiempo de descuento no ocultó los inconvenientes. Es lo que hay que subsanar, seguramente con cambio de nombres para recibir a San Martín de San Juan y alcanzar un triunfo que se le negó en los cuatro últimos encuentros.

El gol es una de las cuentas pendientes de Newell's. Estuvo a punto de completar el sábado el tercer partido sin anotar. Lo evitó el ingresado Alexis Rodríguez, con un cabezazo para el 1 a 1. El mellizo, que juega todos los partidos con Bidoglio pero ingresando desde el banco, consiguió lo que otros no pueden, quienes incluso le sacan ventaja porque al menos una vez fueron titulares.

Alexis, que jamás en su carrera disputó un partido desde el inicio, convirtió dos de los tres últimos goles de Newell's. Paciente, espera demostrar de lo que es capaz en los minutos que le tocan.

Ante la anemia ofensiva, le envió un mensaje a Bidoglio con la conquista del otro día. La duda es si está capacitado para ser el futbolista más adelantado del equipo. Es que se desempeña mejor por afuera que por el frente del ataque.

Bidoglio manifestó hace unas semanas que lo importante es la manera en que los futbolistas se mueven en ofensiva y sincronizan los movimientos, sin importar si se cuenta con un centrodelantero. Este concepto abre la chance de que Alexis sea incluido en el once que jugará la próxima fecha en el Coloso.

Pero si Bidoglio se inclina por un jugador que reúna características típicas de un centrodelantero, allí está Francisco Fydriszewski. Recuperado de la distensión en el bíceps izquierdo, no fue citado para el enfrentamiento contra San Lorenzo porque tenía pocas prácticas de fútbol. Con más días, está listo para regresar. La inactividad es quizás lo único que conspira para sea titular.

Cristian Insaurralde se mantiene como una alternativa para jugar en esa posición, aunque hasta acá dio señales de que se desempeña mejor por la banda. Tuvo su debut de titular en Newell's en el Nuevo Gasómetro, pero jugando por derecha. Con la salida de Luis Leal en el segundo tiempo, se corrió hacia el medio para moverse entre los zagueros del Ciclón. Las luchó y se perdió dos goles: un cabezazo que salió junto al palo y una escapada solitaria que terminó pateando al cuerpo de Monetti. No es un futbolista que tenga gran cantidad de tantos.

Alfio Oviedo aparece en la consideración por detrás de los mencionados. Lo incluyeron de titular contra Unión, anduvo mal y no lo citaron para los partidos siguientes. El sábado jugó en reserva y señaló el gol en la caída ante San Lorenzo por 2 a 1.

La certeza es que Leal perderá el puesto. Si bien el sábado levantó algo el rendimiento, sigue sin influir en ataque. Contra San Lorenzo le costó superar a los marcadores y resolvió mal algunas situaciones. La Pantera desaprovechó así esa oportunidad de volver a ser titular luego de cinco partidos. La decisión de Bidoglio de sacarlo en el segundo tiempo y el malestar del portugués son una muestra fiel de este presente.

La creación, con Gato encerrado

Para tener mayor y mejor presencia en los últimos metros, Insaurralde entró por Figueroa en la alineación titular que visitó a San Lorenzo. No sirvió la variante y encima complicó la generación de juego. Es que Formica tuvo enormes inconvenientes para conducir el equipo en el primer tiempo. Fue impreciso, se le dificultó el traslado y erró los pases.

Físicamente le cuesta y eso conspira para hacer valer su talento. No tenía ningún socio con quien tocar o tomarse un respiro y que otro asuma su rol. Maxi Rodríguez está para otra cosa. La Fiera puede servir para la descarga, pero va a entrar menos en contacto con la pelota. No está para grandes despliegues ni recorridos.

Teniendo en cuenta este presente individual, Formica necesita otra compañía. Su influencia fue diferente, mejor, cuando ingresó Figueroa en la segunda etapa. El Gato anduvo más aliviado. Tuvo otro que se ocupe de moverla y habilitar a los compañeros, si bien la actuación de ninguno de los dos fue rutilante.

Formica y Figueroa fueron titulares en los tres primeros partidos de la lepra en el año. Más allá de las intermitencias de Newell's en la elaboración, Formica rindió más con Figueroa de socio.

A Newell's no le sobra y cada retoque que haga Bidoglio para mejorar un aspecto del juego debe afectar lo menos posible al otro. Hoy la tarea es aceitar el circuito futbolístico y ser más efectivo frente al arco rival.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});