Ovación

La deuda de Newell's, de tres a dos cifras

De los 160 millones de pesos reclamados, la Justicia reconoció 90, que el club deberá pagar en un plazo de 7 años. Buscan reducirla más.

Domingo 02 de Octubre de 2011

 La deuda de Newell’s Old Boys oscila los 90 millones de pesos, es decir que se redujo casi un cuarenta y cinco por ciento de los cerca de 160 millones que fueron reclamados en Tribunales tiempo atrás. En el extenso análisis que realizaron los integrantes del órgano fiduciario y después la Justicia se determinaron deudas que deberán pagarse porque fueron avaladas con documentos y otros que fueron rechazadas de plano. La Asociación del Fútbol Argentino presentó papeles oficiales y por eso fue verificada en un alto porcentaje, es decir 19 millones de los 23 solicitados. El ex técnico leproso Fernando Gamboa también demostró que se le adeuda cerca de 500 mil pesos. No corrieron con la misma suerte su colega Ricardo Caruso Lombardi, al que no se le debe “nada”, según el escrito, del 1,6 millón de pesos exigidos. Productora Dodici SA, de Marcelo Simonian, tampoco pudo demostrar que tiene un saldo a favor de cerca de 16 millones de pesos en concepto de porcentajes de jugadores.

El expediente caratulado “Club Atlético Newell’s/concurso preventivo” figuran las resoluciones adoptadas en cada uno de los pedidos de cobro que se realizaron en su momento y que llevaron la cifra de posible deuda a nada menos que ciento sesenta millones de pesos, ahora disminuida en un gran porcentaje aunque sigue siendo importante. En el análisis que llevó a cabo el órgano fiduciario, primero, y la Justicia después, se dictaminó que en la verificación que pidió la AFA, por ejemplo, por 22.921.431,01 pesos se admitió parcialmente la deuda en 18.760.925,89, es decir, 4 millones menos.

Fernando Andrés Gamboa también pudo documentar la deuda de 151.494 dólares. El estudio arrojó que se le debe abonar por capital 266.607 pesos, 237.984 pesos con privilegio especial y general y 28.623 con privilegio general, y por intereses la suma de 13.451,31.

También se aconseja abonar lo reclamado por Luis y María Sol Andreuchi por 660.000 pesos, más los intereses por 17.700 pesos. En cuanto a los 446.000 dólares pretendidos por el empresario Ronald Baroni por la intervención en la venta de Ezequiel Garay a Racing de Santander se sugiere admitir el pago de un capital por 200 mil dólares y 48 mil dólares correspondiente a intereses.

No salieron favorecidos en los análisis realizados varios otros ex entrenadores del parque Independencia. El chileno Juvenal Olmos solicitó cobrar U$S 213.320, pero no pudo comprobarlos con documentos válidos. Arsenio Ribeca verificó $ 1.150.335,88, por un crédito con origen laboral, y fue declarado inadmisible. La misma suerte corrió Ricardo Caruso Lombardi y fueron rechazados sus pedidos de cobro de $ 335.720 y U$S 325.000. Nery Pumpido tampoco pudo demostrar una supuesta deuda del club por U$S 63.957,41.

Mauro Rosales, por su lado, reclamó $ 2.886.913,50 y los verificadores aconsejan abonar después del análisis de la documentación $ 1.192.542,89. En tanto, Club Atlético Alumni de Villa María pidió cobrar 1.377.675 euros por un convenio de transferencia del ex jugador leproso Rosales y se admitió el pago de 727.500 euros más intereses por 58.575 de la misma moneda.

>> Deuda al Estado

En el caso de la Afip fue admitido el importe de $ 5.888.700,15 y en forma condicional 19.580.266,37. En tanto, la Municipalidad pidióla verificación de una deuda de $ 2.119.660,57 y se reconoció créditos por $61.768,24, $951.961,28, $ 1.139,50 y $ 351.303,32.

Uno de los más perjudicados porque no pudo demostrar con documentación válida el reclamo que hizo es la Productora Dodici SA, del empresario Marcelo Simonian, que pretendía cobrar $ 16.092.234,44 en concepto de porcentajes de jugadores, en operaciones que fueron hechas en los primeros tiempos del gobierno de Eduardo López en el Parque. “No admitido”, fue la resolución judicial, resultando entonces uno de los más perjudicados con las decisiones judiciales.

>> Los pasos siguientes

En una resolución inédita el juez civil y comercial nº 17, Alejandro Martín, había dado lugar al pedido de protección judicial que solicitó Newell’s en mayo de 2009. A partir de ese momento los acreedores se presentaron en la Justicia para tratar de avalar con documentos sus reclamos.

Con las verificaciones realizadas ahora los que no pudieron justificar sus acreencias tienen cerca de quince días para solicitar una revisión. Pero inmediatamente después llegará el momento de que el club negocie con cada uno de los acreedores admitidos los montos y las cuotas en las que se abonarán las distintas deudas.

La entidad del parque Independencia tendrá cerca de 7 años (son períodos de 3 que se pueden renovar dos veces, y se toma desde la presentación del concurso) para afrontar los pagos.

La dirigencia rojinegra seguramente hará ofrecimientos con el fin de achicar aún más la deuda, que de acuerdo a algunos análisis y pronósticos de allegados al club podría reducirse en un porcentaje importante. Igual esto dependerá de los arreglos que se cierren.

El techo de lo que Newell’s adeuda es 90 millones de pesos, sin considerar posibles pagos pos concursales. El balance de los dos últimos años de la actual comisión directiva dio positivo, de acuerdo a las asambleas citadas para tal fin, a diferencia del primero, y ahora sí se deberá empezar a honrar lo que se debe aunque las acreencias no se hayan gestado desde diciembre de 2008 en adelante, cuando asumieron Guillermo Lorente y compañía. El pasivo es importante, sin dudas, pero bastante menos del que asomaba por entonces.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario