Ovación

La continuidad del arquero Caranta en Central entró en zona de turbulencia

El representante del arquero, Luis Grillo, planteó que el futbolista tenía la decisión firme de irse, mientras la idea de la comisión directiva es extenderle el vínculo hasta fines de 2016.

Viernes 08 de Enero de 2016

La continuidad de Mauricio Caranta entró en zona de turbulencia. Durante el día de ayer, el representante del arquero, Luis Grillo, planteó que el futbolista tenía la decisión firme de irse de Central debido a que no recibió ningún ofrecimiento para renovar el contrato, con vencimiento el 30 de junio. Por el lado de la comisión directiva, la idea es extenderle el vínculo hasta fines de 2016. Entre una posición y otra, quedó pendiente una reunión entre ambas partes. De ese encuentro dependerá si el arquero decide continuar en Arroyito.

   En un primer momento, la situación de Caranta asomaba como definitiva, según se desprendía de lo manifestado por Grillo. En horas de la tarde, y mientras viajaba en auto desde Córdoba a Rosario, el representante le dijo a Ovación que el futbolista “ya tomó la decisión de rescindir el vínculo, y no va a dar marcha atrás”.

   “Mauricio me dijo que venga a Rosario para rescindir. No voy a presionar ni a negociar”, sostuvo Grillo. Pero esa postura, que en un principio parecía no tener retorno, puede cambiar a partir del devenir de los acontecimientos. Incluso desde el mismo entorno de Caranta se confió que el arquero meditaría los pasos a seguir.

   Es que la comisión directiva tiene la intención de ofrecerle una extensión del préstamo por seis meses más a partir de junio. La idea era acercarle a Grillo esta oferta ayer mismo, pero el encuentro se pospuso, según manifestaron de uno y otro lado.

   Desde Central se encargaron en remarcar el deseo de que Caranta continué en el club, al que se incorporó para jugar la temporada 2012-2013 de la B Nacional, y que por ese mismo motivo tienen la intención de extenderle el préstamo del contrato, que vence a mitad de temporada.

   La duda que cabe es por qué no se propuso anteriormente negociar con Caranta, para no llegar a esta situación conflictiva. El argumento de la fuente consultada es que primero se ocuparon de terminar de renovarle el contrato al Mellizo Manuel García, que es patrimonio de la entidad de Arroyito, para después, apenas empezada la temporada, iniciar las gestiones con el arquero cordobés de 37 años.

   La misma fuente negó que se haya pensado analizar el rendimiento de Caranta durante estos seis meses para luego decidir si se le proponía continuar ligado al club por otros seis meses, como había manifestado el propio arquero. Sostuvo que tienen un gran respeto por la trayectoria del arquero y jamás se hubiesen planteado una evaluación semejante.

   De la posición irreductible de Caranta de “rescindir y no recibir nada a cambio, sólo cobrar hasta el último día que esté entrenando en el club”, como dijo Grillo, hasta la propuesta de la comisión directiva de que el arquero siga por otros seis meses a partir de junio, el panorama es menos sombrío, aunque incierto.

Es evidente que a Caranta le molestó que no le hayan propuesto extender el contrato que termina en junio. Quizás la propuesta de Central que apareció ahora mitigue ese malestar y elija quedarse. Las próximas horas resultarán decisivas.

El juez Ceballos desmintió los dichos de Nery sobre un supuesto soborno

Diego Ceballos, de polémico arbitraje en la final de la Copa Argentina entre Boca y Central, se refirió a la charla teléfonica que trascendió públicamente entre Omar Palma y Nery Domínguez. El juez desmintió los dichos del volante acerca de que Central lo había sobornado. “Me enteré por comentarios de conocidos. Los desmiento rotundamente. No me puedo enganchar en todo lo que dicen”, manifestó Ceballos al diario deportivo Olé.

   “Son dos personas representativas de Central (por Palma y Nery Domínguez), pero es un invento. Pueden hablar de mí todo lo que quieran, pero sigo durmiendo tranquilo con mi conciencia”, añadió.

“Estoy destrozado por lo que pasó aquella noche en la final en Córdoba, porque mi carrera se derrumbó. Y sé que cometí un error grosero en el penal que sancioné a favor de Boca, la falta a Peruzzi fue bastante afuera del área. Pero sigo angustiado por lo que me tocó vivir”, señaló el juez, suspendido provisoriamente del arbitraje cuya situación aún no está resuelta.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario