Ovación

La Asamblea de Newell's, la oposición y la abstención del auditor

El contador Azum explicó a los opositores por qué no emitió un dictamen sobre el balance. La asamblea y sus derivaciones

Sábado 24 de Marzo de 2018

La oposición no tiene intención de votar por la aprobación del balance a tratar en la asamblea del miércoles, aunque desde el oficialismo existe confianza de que de esas agrupaciones, al menos la mayoría, no llamará a votar en contra. Los sectores opositores se reunieron ayer con el auditor externo Guillermo Azum,quien les ratificó su abstención de opinar con respecto al balance del ejercicio 2016-2017. El contador, contratado por el club, había tenido la misma posición previo a la asamblea declarada nula de octubre pasado. La otra cuestión de los opositores es la posición a adoptar. Si bien no todos están definidos, la cuestión gira entre la abstención y el rechazo. La disparidad surge a partir de diferentes interpretaciones sobre el "reglamento para la concesión de licencias de clubes" de la Superliga. Mientras algunos consideran que la desaprobación del balance puede generar consecuencias negativas, otros las descartan.

   Los contadores de las agrupaciones opositoras se reunieron ayer por la mañana con el auditor Azum, la contadora del club Natacha Juárez Roldán y el funcionario rojinegro Marcelo Bengoa. Luis Facciano, de Te Llevo en el Alma, manifestó que el auditor "ratificó que su dictamen es la abstención". El ex candidato a presidente sostuvo que en una escala descendente entre lo bueno y lo malo eligió la penúltima alternativa. "Tenía la opción de la aprobación, la aprobación con salvedades, la abstención y el rechazo", dijo.

   El contador Miguel Mari, de ADN Leproso, que lidera Daniel Giraudo, sostuvo que la abstención del auditor es porque "encontró inconsistencias en el manejo del dinero que consiguió de privados. Lo que no pudo precisar es cuánto entró, para que se usó, cuánto va a tener que devolverse, a qué tasa y en qué tiempo".

   Desde Pertenencia Leprosa se ratificó que Azum "encontró serias inconsistencias con respecto a los mutuos (préstamos) que ha firmado el club a fines de financiar gastos corrientes. Las inconsistencias son entre los mutuos registrados en los registros contables del club y los documentos firmados con los prestamistas, en cuanto a plazos, montos e intereses".

   La fundamentación del auditor para no hacer un dictamen es "lapidaria", sostuvo Ariel Moresco, del Movimiento 1974. "Técnicamente, el balance refleja lo que ocurrió en el ejercicio 2016-2017. Pero, según el auditor, los mutuos no estaban debidamente instrumentados", señaló.

   En cuanto a las implicancias que puede generar el rechazo del balance, Facciano planteó la abstención. "Hablamos con (Facundo) Cino, gerente de licencias de la Superliga y nos explicó que es una infracción la no aprobación del balance. Si llegara a pasar eso, hay que hacer un descargo y habrá una resolución final del comité de licencia de la Superliga. El que dice que no va a pasar nada, miente, y el que dice que va a pasar, también. El riesgo existe. No sé si una sanción, la quita de puntos o de la licencia. Esta misma información nos la ratificó Rafael Bielsa. Hablé hace unos días con él y me dijo que si tenía que votar hoy mismo lo haría por la abstención", dijo.

   "Nosotros vamos por el rechazo. No podemos avalar algo que no avala otro profesional que fue el que hizo el trabajo, y sin que nosotros hayamos visto la documentación", manifestó Mari. Según su opinión, el reglamento de la Superliga no comprende el ejercicio 2016-2017 sino el 2017-2018, por lo que no existe ningún riesgo si no se aprueba. Moresco coincide con esto, aunque señaló que "eso no quiere decir que esté bueno arrancar con el balance de tal manera (siendo rechazado)".

   Desde cierto sector de la oposición se cita el artículo que sostiene que los balances "no podrán tener una antigüedad superior a los 16 meses contados desde la fecha de cierre de su último ejercicio", es decir del 30 de junio de 2017. En esto se basan para plantear que el rechazo no es una catástrofe ya que hay tiempo para la realización de una nueva asamblea, hasta el 30 de octubre. Otros consideran que es riesgoso, por lo tanto no hay que transitar por esa vía.

   El reglamento de la Superliga que se publica en su sitio oficial no es claro acerca de cuál es el ejercicio que tiene en cuenta y de allí que haya distintas opiniones. El oficialismo y algunos de la oposición consideran que es el balance correspondiente a 2016-2017. La coincidencia que existe entre la oposición, más allá de la posición final, es el rechazo a la gestión de la comisión directiva, algo que se encargaron de remarcar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario