Ovación

Kily: "Que nos dejen de robar"

Cristian González lanzó munición gruesa hacia el arbitraje de Jorge Baliño, en el empate 2 a 2 del sábado ante Patronato. Kily no tuvo pelos en la lengua y disparó sin anestesia:

Domingo 05 de Septiembre de 2010

Cristian González lanzó munición gruesa hacia el arbitraje de Jorge Baliño, en el empate 2 a 2 del sábado ante Patronato. Kily no tuvo pelos en la lengua y disparó sin anestesia: "Que se dejen de romper los huevos y que nos dejen de robar". La frase resume la calentura del capitán auriazul con la actuación del hombre de negro en la noche de Paraná. El referente canalla reconoció que desde lo futbolístico el equipo tuvo "pasajes buenos y malos" y todavía tienen "mucho por mejorar", pero que el penal que sancionó el árbitro sobre la hora "realmente dio risa".

  Kily González tuvo sensaciones diferentes ante Patronato. Porque cuando Central estaba en inferioridad numérica sacó a relucir su jerarquía para guapear una pelota y clavar un remate seco que se transformó en el 2 a 1 a favor de los canallas. Ese gol estuvo a punto de darle la victoria a los de Merlo, pero el desenlace no fue el esperado. Porque el Kily vio la segunda amarilla, para él injusta, y luego llegó el polémico penal que Jara convirtió en el 2 a 2 definitivo.

  "Nosotros no pedimos que nos regalen nada. Somos un equipo muy grande que está en esta realidad (la B Nacional). La asumimos y tenemos que afrontarla como sea. Por algo estamos acá. Lo que no queremos es que se repita un penal inventado en contra como el que nos cobraron al final del partido", enfatizó el Kily.

  El experimentado volante fue contundente a la salida del vestuario de Patronato. "Me voy recaliente porque uno sabe que nos estamos jugando demasiado. Después del traspié que habíamos tenido en el Gigante ante los tucumanos necesitábamos ganar en Paraná. Si bien no hicimos un partido extraordinario, hay que valorar que se metió, se jugó, por momentos fuimos dominados, pero después controlamos el partido. Luego las expulsiones (también vio la roja Diego González) y el penal complicaron todo", abundó.

  Respecto a la segunda amarilla que le valió la roja, el Kily relató: "Tengo un golpe en la rodilla por la patada sin querer que me pegó Mario (Paglialunga). Yo fui abajo, pero saqué la pierna porque no soy tan pelotudo como para que me echen. Mario me termina pegando a mí". Claro que entre los dos terminaron tumbando a Devalis, de Patronato y el juez consideró que hubo imprudencia del Kily.

  "No sé qué pasa con los arbitrajes. Lo hablamos con los dirigentes y estamos todos muy calientes. No estoy diciendo una locura. Nosotros ante Patronato no hemos hecho un gran partido y lo aceptamos, pero mejoramos muchas cosas. Nos pusimos en ventaja, terminamos con nueve jugadores, pero el penal que nos cobran faltando un minuto dio risa", reiteró.

  Sobre el cierre de la charla el Kily resumió: "Soy de Central a morir. El hincha que se quede tranquilo. Creo que la gente que vio el partido ante Patronato por lo menos tiene que valorar la buena actitud del equipo. En el primer tiempo no se jugó bien. En una contra nos agarraron mal parados y nos convirtieron. Después mejoramos y por momentos manejamos la pelota. Empató Toledo. Luego el gol mío nos dio tranquilidad, pero las dos expulsiones y el penal del final nos privaron de ganar". l

 

 

Reclamo formalLa dirigencia auriazul decidió realizar un reclamo formal al Colegio de Arbitros de la Asociación del Fútbol Argentino, por lo que considera una mala actuación del juez Jorge Baliño en el empate 2 a 2 ante Patronato. Hoy van a enviar vía fax una nota al Colegio para avisar que mañana o el miércoles se presentarán con testimonios gráficos y de video para puntualizar lo que la dirigencia considera fallas groseras del árbitro.

 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS