Ovación

Kily: "Lo bueno que hizo Central ya es parte del pasado, ahora hay que demostrarlo el sábado"

El Kily sabe que la pretemporada fue buena, sobre todo por lo visto en los cuatro amistosos (tres victorias y un empate) disputados. “Puntaje no le pongo al equipo, sí creo que estamos bien. Hicimos un buen trabajo y buenos partidos, no sólo por el resultado sino también por el funcionamiento. Pero ahora viene la hora de la verdad".

Viernes 04 de Febrero de 2011

A tan sólo 24 horas de dar inicio a uno de los mayores retos en la historia de Rosario Central, Cristian González dijo lo suyo. Remarcó aquellas palabras que le dijo a Ovación en Mar del Plata acerca de que este será “el semestre más importante de mi carrera” y otras frases más, propias de un referente. Pero precisamente por el rol que le toca cumplir dentro del grupo hizo hincapié en otros temas que tienen que ver no sólo con lo futbolístico, sino con la relación con los hinchas, que leyeron y escucharon sobre la realización de una buena pretemporada y una más que interesante puesta en escena en cada uno de los amistosos. “La ansiedad está, pero lo importante es que los hinchas están de nuestro lado, creo que eso es lo más importante que conseguimos”, tiró el capitán, quien rápidamente apuntó: “Lógicamente todo eso lo van a querer ver en la cancha”.

  Todo esto tiene que ver con que la presión que baja de las tribunas en este campeonato son distintas y que cuando la gente estuvo disconforme lo hizo sentir. “El apoyo lo tuvimos siempre y el aliento siempre está. Si el hincha ve un equipo apático seguramente vamos a recibir quejas, silbidos o lo que sea, pero si demostramos tener la iniciativa y querer ganar en todo momento vamos a recibir el apoyo”, esgrimió el Kily.
  ¿Que ese apoyo no se transforme en presión va a depender de cómo estén los jugadores mentalmente, amén de lo futbolístico? “Es así”, contestó el experimentado volante, quien agregó: “Todo va a pasar por una cuestión de saber manejar la situación porque va a haber gente que pretenderá que a los 10 minutos ya vayamos ganando y eso hay que saber sobrellevarlo. Igualmente confío plenamente en que podamos asimilar toda esa presión”.

  “En un partido de fútbol, más en esto que nos vamos a jugar nosotros, hay situaciones que cambian continuamente. Ojalá podamos hacer un gol de arranque para darnos tranquilidad, pero nosotros no podemos entrar a la cancha pensando en convertir a los cinco minutos porque nos vamos a encontrar con un equipo que se va a meter atrás y va a apostar a la contra. De nuestra parte nos preparamos para contrarrestar distintos esquemas de juego. Más allá de eso, en nuestra cancha nos tenemos que hacer fuertes de una vez por todas y no podemos regalar más puntos. Tal vez pensando así no estamos autopresionando, pero sabemos que de local un empate sería como una derrota”, esgrimió.

  El Kily sabe que lo hecho en el receso fue bueno. Porque en la pretemporada no surgieron mayores contratiempos, pero sobre todo por lo visto en los cuatro amistosos (tres victorias y un empate) disputados. “Puntaje no le pongo al equipo, sí creo que estamos bien. Hicimos un buen trabajo, con buenos partidos, no sólo por el resultado sino también por el funcionamiento. Pero ahora viene la hora de la verdad. Todo lo que hicimos ya es parte del pasado y ahora hay que demostrarlo el sábado”, dijo.

  —¿En lo particular cómo te sentís con la pretemporada que hiciste?
  —Muy bien. Hice la pretemporada completa, sin ninguna molestia y ojalá pueda rendir el día del partido. Los trabajos fueron muy exigentes y en cuanto a los resultados queremos que sean los mejores.
  —Vos viniste a dar una mano en un momento complicado, Figueroa se quedó y ahora vino Rivarola. ¿Por qué creés que se da esto?
  —Por el amor hacia esta camiseta y porque no hay que ser desagradecidos. Todos ya habíamos pasado por este club que nos dio muchas cosas y es el momento que necesitamos de todos. Hoy estamos nosotros y haremos todo lo posible para devolver el equipo a primera, de donde nunca se tuvo que haber ido. Esta realidad es triste, pero hay que pasarla como sea y cuando tenés gente del club, que conoce la forma en la que piensa la gente, es un plus.
  —En la pretemporada rápidamente entendieron el mensaje de Rivoira y lograron llevarlo a la cancha. ¿Eso te sorprendió?
  —Lo que más me llamó la atención fue el funcionamiento que agarramos en plena pretemporada, que es el momento en el que más duro estás. Pasa todo por la mentalidad y por el compromiso de querer aceptar la idea de juego que tiene el técnico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario