Ovación

Kily Gonzaléz: "Con Ezequiel nunca peleamos"

El capitán salió a aclarar. Para despejar los rumores que nublaron la intimidad del búnker canalla en el inicio de la semana, Cristian Gonzaléz aseguró ayer que no se peleó con Ezequiel González en el vestuario tras la derrota con Lanús y que la convivencia en el plantel exhibe un certificado de buena salud en la recta final del Clausura.

Viernes 22 de Mayo de 2009

El capitán salió a aclarar. Para despejar los rumores que nublaron la intimidad del búnker canalla en el inicio de la semana, Cristian Gonzaléz aseguró ayer que no se peleó con Ezequiel González en el vestuario tras la derrota con Lanús y que la convivencia en el plantel exhibe un certificado de buena salud en la recta final del Clausura. Negó enfáticamente el trascendido y resaltó el compromiso que moviliza al grupo en esta etapa trascendental de la lucha por la permanencia. "No discutimos. Se habla mucho entre todos y nada más. No surgió en ningún momento una pelea entre Ezequiel y yo", afirmó ayer el Kily tras la práctica en Arroyo Seco.

El experimentado volante buscó enterrar las versiones que indicaban que el Equi le habría recriminado al técnico que siempre sacaba a los jugadores de su grupo y que no adoptaba la misma conducta con los amigos del capitán. "No sé de dónde salió eso. En este momento no sirve ninguna pelea. Tenemos bien en claro que el objetivo de todos es dejar a Central en primera, juegue quien juegue. Pero no pueden andar diciendo que nos peleamos porque no fue así", remarcó el Kily.

—Tampoco es malo discutir.

—No es que no se discute. Siempre hay cambio de opiniones. Esto es fútbol y también pasa en cada trabajo, siempre con respeto. Pero no surgió en ningún momento una pelea entre Ezequiel y yo.

—¿Es verdad que los jugadores de Lanús lo cargaron a Ezequiel con la chance de descender?

—La verdad es que no lo vi. Menos mal porque ahí se me pudo haber cortado la cadena. No lo hubiera aguantado. No lo hablé con Ezequiel pero a ninguno le gusta que lo carguen en una cancha de fútbol, más en la situación en que estamos nosotros.

—¿Cómo estás en el aspecto personal para encarar el cierre del campeonato?

—Estoy bien, tranquilo. Físicamente me encuentro bien, con muchas ganas. Confío que vamos a salir sin jugar la promoción.

—¿Por qué tuviste dos tiempos tan distintos en Lanús?

—Porque en el segundo nos encontramos con ese gol temprano que nos hizo fastidiar. A lo mejor, inconscientemente nos replegamos y a lo último terminamos perdiendo. Fueron 15 o 20 minutos de desconcentración, que no pudimos corregir o acomodarnos como equipo. Lo pagamos muy caro ante un buen rival. La clave pasa por no fastidiarnos, ganando, perdiendo o empatando. Hay que sobreponerse a lo que sea.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS