Ovación

Kempes: "Si pierde con Colombia, no creo que Martino siga"

El Matador habló de lo mucho que se juega el seleccionado argentino hoy en Barranquilla: “Las mejores selecciones del mundo son las que ganan tengan o no a Messi”.

Martes 17 de Noviembre de 2015

Mario Alberto Kempes se envalentona cuando escucha del otro lado de la línea telefónica que la convocatoria de Ovación es para hablar de la selección nacional y obviamente de Rosario Central. Esa franca reacción no sólo describe a un hombre de fútbol. También retrata su condición de leyenda para el deporte argentino. Justamente declara subido a ese sitial. Por eso no hay que explicar el ruido que hace cuando dice con la misma naturalidad con la que respira que Gerardo Martino dejaría de ser el técnico del seleccionado si esta tarde pierde ante Colombia en en el horno de Barranquilla: “Pienso eso. Si pierde contra Colombia, no creo que Martino siga. No tengo dudas de que habrá movimientos en el banco del seleccionado”, dispara el Matador, desde Estados Unidos, con la palabra más pesada que nunca. Como dejando bien claro que la ropa de comentarista de la cadena televisiva Espn hace rato que no le queda holgada.

—¿Cómo viste a la selección argentina en el empate contra Brasil?

—Jugó un buen primer tiempo, pero la realidad es que no gana y está muy lejos de los puestos para clasificar al Mundial. Rescato que contra Brasil, al menos, mostró algo diferente de lo que se vio contra Ecuador y Paraguay. El equipo tuvo otro carácter, generó las situaciones más claras del partido y Brasil prácticamente no llegó más allá del gol. También marcaron bien a Neymar entre Otamendi y Funes Mori. Hasta ahí todo bien, pero a este nivel hay que ganar. No hay otra porque clasificás al Mundial por puntos y no por sostener una idea.

—¿Entonces coincidís con aquellos que critican a Martino porque antepone sus ideas futbolísticas y no se muestra proclive a modificarlas?

—Los resultados siempre están antes que el juego. No hay idea posible sin resultados. El técnico primero debe ganar y luego aprovechar esos triunfos para ir encontrando la mejor forma del equipo. Que pasa si contra Colombia no se gana, pero Argentina sí encuentra la idea. De qué sirve eso. Hay que ganar en Barranquilla porque si no tenemos pocas chances de clasificar al Mundial de Rusia.

—Es terminante tu análisis.

—No quiero ser negativo, pero es lo que pienso. Realmente me preocupa que el fútbol argentino esté viviendo este momento. Una cosa es quedar eliminado en la primera fase del Mundial y otra muy distinta es no clasificar. Y si seguimos así no vamos a clasificar.

—¿Estás de acuerdo con que Martino sea el técnico de la selección?

—Martino tiene sus méritos y experiencia pero si no le gana a Colombia, no creo que siga. No tengo dudas de que habrá movimientos en el banco y eso me jode. Porque de nuevo a lo que pasaba en la década del 70 cuando cambiábamos entrenadores en la selección como de medias.

—¿Querés o no que siga?

—Es que cualquier entrenador en lugar de Martino también estaría en tela de juicio su continuidad. Por ejemplo, a Dunga se le habría complicado seguir en el cargo si perdía contra Argentina. A mí me gusta darles continuidad a los proyectos pero cuando se sustentan con buenos resultados. Y hoy la verdad es que no los tenemos. No podemos olvidarnos de que si Ecuador le gana a Venezuela se iría a 12 puntos y si nosotros no ganamos en Barranquilla tendríamos 2. Te sacan una gran diferencia y por más que todavía quedan muchos partidos por delante, no veo que la cosa cambie. Ojalá me equivoque, pero cuando la mano viene tan cambiada. Si se te escapa una selección no pasa nada, pero acá los otros también ganan y el único equipo que hasta ahora no lo hizo fue Argentina. Y eso sí me preocupa muchísimo.

—¿Hubieras elegido al Tata para este momento?

—Yo elijo a los técnicos que me aseguran resultados. Se llame Martino o el que sea. Entiendo que en las primeras fechas de las eliminatorias sufrió las bajas de jugadores importantes como Messi, Agüero, Tevez y otros. Pero también hay futbolistas de gran nivel como para no estar viviendo esta situación en el camino al Mundial.

—¿Estos jugadores se acostumbraron a perder luego de la final contra Alemania en el Mundial y frente a Chile en la Copa América?

—Nunca es bueno llegar a las finales y perderlas. También digo que hay que jugarlas. Yo iría más allá de este momento porque lo que está mal es el fútbol argentino. Basta con ver las recientes eliminaciones de los seleccionados juveniles en los mundiales de la categoría. Cuando se termine esta generación de grandes jugadores no sé qué será de la selección argentina. No veo recambio ni que hayan trabajado desde la AFA para prepararlos de cara al futuro. En el Mundial de Brasil se vio a un equipo que tuvo momentos de buen juego y hasta la final pudo ganarla. En la Copa América fue distinto porque Chile nos superó más allá de que ganó por penales. No niego que tengamos jugadores de presencia internacional, pero las mejores selecciones son las que ganan.

—¿Sos de los que piensan que Argentina sin Messi es una selección más y no está entre las mejores del mundo?

—Es como dije, las mejores selecciones del mundo son las que ganan tengan o no a Messi. España no lo tuvo y fue campeón mundial y de la Eurocopa. Ahora no está en ese nivel, pero se va recomponiendo.

—¿Por qué Messi es discutido en la selección argentina?

—Lo que pasa es que la gente quiere que rinda como en Barcelona y eso es muy difícil porque ahí está acompañado. En la selección no tiene un equipo que lo respalde. Además Messi no está identificado con el fútbol argentino si se fue a España desde muy chico. Dijo que es hincha de Newell’s, pero la verdad es que es patrimonio sólo de Barcelona. Y los argentinos somos así. Por eso cuando está lo puteamos y cuando no está lo extrañamos.

—¿Están los mejores jugadores en la selección?

—Para Martino son los mejores. Por algo cuando se juega algún amistoso de fecha Fifa, el fútbol argentino no para. Eso quiere decir que el técnico no mira demasiado a los jugadores del fútbol local. Todos están en Europa.

—¿Hay algún delantero de esta selección parecido a Kempes?

—No entro ni me interesa ese tipo de comparaciones. Tampoco me gusta decir que nosotros éramos mejores porque fue otro momento del fútbol argentino.

—¿Maradona, Passarella, vos y otros jugadores de aquella etapa tenían más carácter para salir de las situaciones complicadas que estos jugadores que integran la selección argentina?

—La primera diferencia que hay es que nosotros no nos hacíamos millonarios enseguida como ocurra  ahora. Además teníamos otro compromiso con la selección argentina. Para nosotros venir a la selección era un orgullo. Con la camiseta argentina no se viene a sufrir. Hay que disfrutarlo. Si Messi no quiere venir, quién le va a decir algo. No viene y punto. Aquel que no quiera le dice al técnico que no lo llame y listo. Para qué vas a venir sin ganas. Te exponés a que te silben o puteen. Ningún jugador está obligado a jugar en la selección si no quiere. No tiene sentido eso.

—¿Ves que en el actual plantel hay jugadores que no tienen ganas de venir más a la selección?

—No sé porque no estoy adentro ni hablo con ellos. Pero a la selección argentina no se puede venir por obligación.

—¿El hincha argentino te reconoce como realmente merecés por haber sido la gran figura de la selección campeona del Mundial en el 78?

—No es algo que me preocupe que me reconozcan. Yo vine a jugar a la selección porque quise, salí campeón y listo. Simplemente hice lo que tenía que hacer. Ahí se terminó mi relación con los argentinos. Si me quieren bien, si no, no hay problemas. A mí no me da de comer el reconocimiento.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS