Ovación

Jugó bien, pero igual deberá cambiar

Sin Parot, con Ortigoza y tal vez con Gil, Central debe preparar algo distinto para recibir el jueves a River.

Martes 12 de Febrero de 2019

Central jugó el clásico como debía jugarlo. Lo empató y pudo ganarlo. Como sea, el resultado fue positivo porque lo jugó de visitante. Sin embargo, lo más trascendente quedó para la historia del clásico, para la de Bauza, para que los hinchas canallas disfrutaran de una supremacía en el gran partido como la vienen mostrando desde hace tiempo. Pero no todo fue bueno. Es que en el primer tiempo en algunos pasajes se vio superado. También a eso hay que mirarlo. Con ojos críticos del técnico para corregirlo. Igual, cualquier partido que venga será distinto. Por más que se trata de River, como será el próximo. Enseguida, casi sin tiempo de celebrar, porque es el jueves a las 21 en el Gigante. Además, al menos un par de protagonistas cambiarán. Encima, podrían ser dos de los mejores del 0-0 con Newell's. Porque Agustín Parot está suspendido, porque Leonardo Gil debería volver al banco para devolverle el lugar a Néstor Ortigoza, que cumplió la suspensión. ¿Será así?
   El chileno Parot estará ausente seguro. Vio la quinta amarilla ante Newell's, aunque tanto no lo preocupó porque de esta manera se podrá recuperar de la molestia en el músculo psoas izquierdo que lo mantuvo en duda en la última previa. Ante River no jugará, tal vez tampoco con Tigre, el domingo otra vez en Arroyito. En su lugar Bauza haría debutar al ex Boca Nahuel Molina, que si bien es derecho se acomodará en ese lateral izquierdo que estará vacante.
   Y como Gil se comió el mediocampo puso en aprietos a Bauza. El Colo ingresó por la suspensión de Ortigoza y hoy el capitán canalla está en condiciones de volver tras cumplir las dos fechas de suspensión por su infantil roja ante Huracán. El DT tiene debilidad por el paraguayo y seguramente será titular, pero no necesariamente debe hacerlo en reemplazo del 5 auriazul. También asoma raro que lo hiciera por Rinaudo, a quien pidió insistentemente como refuerzo.
   ¿Pueden jugar los tres? Obvio. Claro que debería salir un volante (Allione o Camacho) o un delantero (Riaño o Zampedri). Será cuestión de análisis por parte del DT. Como así también definir si juega con dos delanteros los elegidos siguen siendo los que jugaron el clásico o tiene chances el Chaqueño Herrera.
   Y como enfrente estará un River difícil, que encima llegará agrandado por sus recientes victorias al hilo frente a Vélez y Racing, asoma como una buena opción.
   Que jueguen a la vez Rinaudo, Ortigoza y Gil no quiere decir que Central resigne atacar. Lo importante es que busque ganar y a eso apuesta siempre Bauza con la fórmula de juego que sea. Porque el conjunto auriazul necesita volver a la victoria tras dos empates al hilo y las dos derrotas anteriores, en la apertura de 2019 (1-2 ante Huracán) y en el cierre de 2018 (0-2 frente a Vélez), para volver a sumar de a tres y trepar en las posiciones para pelear en puestos de clasificación a la Sudamericana 2020.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario