Ovación

Jugaron un partido horrible

Huracán y River arrancaron la Superliga con un empate sin goles.

Lunes 13 de Agosto de 2018

Si hasta el técnico de River lo dijo. Quizás el penal que Pity Martínez pateó a las nubes hubiese cambiado todo. Pero el cero en los dos arcos no se rompió. Es que sus dirigidos no tuvieron un gran día. Tampoco los jugadores de Huracán. Si hasta se hizo justicia cuando el árbitro Patricio Loustau anuló el gol de Diego Mendoza en la última jugada de la etapa inicial por falta de Lucas Gamba sobre Javier Pinola. Por eso no extrañó que cuando hizo sonar el silbato marcando el final del debut del Globo y el Millonario en la Superliga la chapa del resultado estuviera en cero.

A los 15' el partido pudo cambiar. Fue cuando Pity Martínez tomó la pelota para patear el penal después que su centro desde la izquierda diera en la mano de Juan Garro. Pero lo pateó tan feo que se fue a la tribuna del Palacio Tomás Adolfo Ducó.

Hasta ahí venía mejor la visita, que a los 3' tuvo la primera chance de Nacho Scocco que le tapó el arquero. La otra a los 42' en un tiro libre del ex Newell's que buscaba colarse por la izquierda del arquero Marcos Díaz.

En el complemento, el conjunto de Parque Patricios lució mejor en los primeros minutos, empujando a River contra su área en base a esfuerzo y algunos envíos aéreos en la pelota parada.

Viendo eso, Marcelo Gallardo movió el banco buscando retomar la iniciativa y mandó a la cancha al colombiano Quintero y a Enzo Pérez.

El volante colombiano mostró algunos chispazos de su talento en sus primeros contactos con el balón, pero pronto cayó en la apatía general y se desdibujó.

Con el correr de los minutos el partido se hizo cada vez más cortado y parecía encaminarse al final sin emociones, hasta que Armani apareció una vez más para salvar a River. Se jugaban 41', los defensores riverplatenses despejaron corto una segunda jugada de tiro libre, Mauro Bogado tomó la pelota afuera del área, sacó un violento zurdazo, y Armani voló sobre su palo derecho para desviar la pelota que rozó en el travesaño y salió.

Esa tapada fue lo último destacado de un partido de poco vuelo en Parque Patricios.


Gallardo fue sincero

"Sabía que iba a ser así y se podía dar de esta manera. El partido fue horrible. Nos impusimos hasta el penal. Ganábamos las divididas, jugábamos. Teníamos buena circulación. Después, el partido se hizo feo y era el que esperábamos jugar. Huracán nos hizo jugar mal y es mérito de ellos. Nos hicieron jugar este partido, parecido al del semestre pasado. Pero no nos podemos conformar con esto. Hay que cerrarlo ahora y pensar en lo que viene". Con estas palabras Marcelo Gallardo, el DT de River, graficó el 0 a 0 ante Huracán en el debut de la Superliga.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario