Ovación

Jugar, para unir lazos y fronteras

Alumnos haitianos y argentinos de la Eempa 3041 tuvieron su torneo interno

Martes 03 de Diciembre de 2019

Cuando el deporte sirve para la inclusión ya deja plasmado uno de sus grandes propósitos. Especialmente si ese deporte apunta a una cuestión con fines más sociales que de alto rendimiento. Así lo conciben también los docentes de la Eempa Padre Barbé 3041, de Salta 2045, que el fin de semana utilizaron el básquet como excusa para desarrollar un minitorneo de integración argentino-haitiano. Participaron unos 30 alumnos que se convirtieron en jugadores por varias horas y entre los cuales no destacaron los resultados tanto como la alegría, la caballerosidad y el respeto que primó en el ambiente.

La Eempa 3041 tiene la particularidad de haber recibido a muchos chicos haitianos en el último tiempo. Empujados por la profunda crisis política y social que vive el país, son los que buscan nuevos rumbos para rehacer sus vidas. Y como la mayoría de ellos pretende ingresar a la universidad, antes se inscriben en la escuela de adultos para rehacer algunos años y luego estar más a tono en las carreras que deciden seguir, mayormente relacionadas a las ciencias médicas.

A modo de celebración de ese espacio que vienen a ocupar y para favorecer la inclusión e integración es que este sábado los alumnos disputaron partidos divididos en cuatro equipos. Y el juego, que tenía la idea de prolongarse por un par de horas, terminó estirándose hasta muy tarde. El patio de la escuela fue el espacio de contención de todos ellos. Es más, los directivos vieron con suma alegría el hecho de que todos (docentes y alumnos) hayan participado en la restauración de la cancha de básquet, que estaba inutilizada y sin líneas. Además se consiguieron redes para los aros, camisetas y al final hubo importantes premios para los chicos.

Para algunos de ellos, el programa del minitorneo significó la primera vez jugando a este deporte, por lo que las reglas no fueron aplicadas tan estrictamente.

Si bien el vínculo entre los chicos haitianos y argentinos es muy bueno, como el de otros extranjeros que llegaron en su momento, la jornada del sábado buscaba revalidarlo y hacer ese lazo más estrecho y cálido. Con el deporte como excusa y como herramienta infalible.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario