Ovación

"Jugar sin público nos perjudica y mucho", dijo Alvarez, el lateral de Central

"La sanción opacó un poco nuestro arranque", sentenció el defensor, quien se mostró contento con el arranque en el torneo, aunque advirtió que "no podemos desviarnos del camino". Central visita el sábado a las 18 a Crucero del Norte

Jueves 26 de Febrero de 2015

"Jugar sin público nos perjudica y mucho, la sanción opacó un poco nuestro arranque", argumentó Pablo Alvarez, el lateral de Rosario Central respecto a la sanción que le aplicó el Comité Ejecutivo de la AFA y que tiene que ver con la prohibición del canalla de jugar sin público en la 5º fecha ante temperley por la agresión al técnico de Tigre, Gustavo Alfaro.  
 
"Para nosotros la gente es un plus, hacemos pesar la localía pero de alguna manera tenemos que aprender de los errores. Es muy malo lo que pasó y una sanción tenía que haber", expresó el defensor, dejando en claro que más allá de que no le haya gustado la sanción era inevitable después de lo que pasó. 
 
"Todavía no hemos logrado nada, quedan 28 finales y tenemos que tomarlas con la seriedad que corresponde, no podemos desviarnos del camino", dijo Pablo Álvarez en diálogo con LT 3, en referencia al buen arranque que tuvo el canalla en el torneo, en el que tiene puntaje ideal producto de sus dos victorias en sendos encuentros.  
 
Y como para no alejarse del camino trasado en el inicio del torneo y sobre todo pensando en mantener el protagonismo, el lateral expresó que "falta muchísimo pero estamos en el camino correcto". 
 
En este marco y pensando en seguir sumando, Central enfrentará el próximo sábado, a las 18 en Misiones, a Crucero del Norte por la tercera fecha del certamen. "Estamos trabajando con el césped más alto de lo habitual para adaptarnos de alguna manera, será un partido mucho más lento y cansino, tendremos que sobreponernos a eso para demostrar que tenemos plantel para pelear cosas importantes", dijo el lateral, que piensa en los dos aspectos que deberá sortear el canalla además del rival propiamnente dicho: el césped alto de la cancha y las altas temperaturas en esa zona.
 
Por último, Álvarez, quien aseguró que puede adaptarse a cualquier posición de la última línea y está a disposición de Coudet, se mostró satisfecho por su rendimiento en el inicio del torneo y feliz por haber tomado la decisión de venir a la ciudad. "Rosario es una ciudad muy linda que vive el fútbol de una manera especial y me hacen sentir muy cómodo. Estoy contento de haber vuelto al fútbol argentino", cerró el ex Catania.
 
 

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario