Ovación

Jockey, con la última bocha de un partidazo

Venció por 3 a 2 a Old Resian, que "murió de pie" en un encuentro polémico. El verdiblanco es uno de los semifinalistas

Domingo 05 de Noviembre de 2017

Con el último aliento, con el último empuje, con lo último que le quedaba en la sangre, saltando a borbotones. Así llegó Jockey A a las semifinales del torneo de primera división de damas de la Asociación de Hockey del Litoral. Tras ganarle a Old Resian por 3 a 2 en un encuentro que terminó con el mercurio del termómetro estallado, se inscribió como el último pasajero en el tren hacia la instancia más linda del certamen, definitivamente en busca del campeón. Y fue el último porque jugó al final de la jornada, más tarde que el horario en el que se jugaron las otras llaves a partir de las cuales avanzaron Provincial, GER A y Duendes (ver aparte). Tenía muchos argumentos Jockey para llegar a esta instancia, pero lo del tricolor merece, indiscutiblemente, una atención especial. Lo que se dice, "morir de pie" en la jerga deportiva, cuando se da todo menos el resultado. Y hasta un tanto "despojado", por los fallos arbitrales.

   Después de una ida tremenda, que terminó 2 a 1 en cancha de Old Resian con mucha polémica, puteadas y peleas mediante, la vuelta no podía ser menos que un fierro caliente. Quince días en el medio (receso por el Argentino de Selecciones Sub 21) entre partido y partido le pusieron más condimento al partido de ayer. Aunque para beneficio del juego, la intensidad estuvo no sólo afuera (muy hablado) sino también adentro de la cancha: fue un partidazo. Terminó con mucha polémica otra vez, aunque en el ínterin pagaron con hockey.

   Pegó de entrada la visita, que no podía especular porque Jockey tenía ventaja deportiva por haber terminado mejor en la tabla general. Y lo hizo temprano, como para enmudecer a gran parte del público que enmarcó la cancha Luciana Aymar. Los minutos del inicio fueron todos de Old Resian y con esa confianza en la mano Josefina Iadanza se animó. Maniobró sola en el área rival, no la marcó nadie y le metió un tiro esquinado a Constanza Peters que puso en jaque al verdiblanco a los 5'. Más aún, el equipo dirigido por Michel Ocaña Zahler fue el que siguió dominando las acciones. Ordenado, prolijo, tranquilo, cualidad vital para tamaño compromiso. Tuvo encima en Ana Butteri a una arquera segura, que respondió bien en la mayor parte del encuentro.

   A los 17', sin embargo, y después de un par de intentos similares, Jockey pudo aprovechar un desvío. Candelaria Calvo puso el palo en el lugar indicado y Jockey igualó el marcador: 1 a 1 y la temperatura que iba in crescendo. En ese primer tiempo vieron tarjetas Agustina Fornari y Camila Miranda en Old Resian y Lola García en Jockey. Sobre el final de ese segmento Victoria Gargiulo descolgó una bocha que tenía destino de gol. Algo así como un "palazo" salvador.

   De vuelta en la cancha el local intentó adelantar sus líneas y por momentos lo logró. Cada vez que ocurrió consiguió enarbolar un ataque. Aunque Old Resian nunca caducó en su búsqueda. Cuando tuvo que aguantar, aguantó. Cuando pudo jugar, jugó. Con los atributos ya expuestos, a pesar de que Jockey denotaba tener un poco más de variantes.

   En el primer corto de esa segunda parte llegó la ventaja local. Otra vez Candelaria Calvo se guió por el olfato goleador y la mandó a guardar a los 46'.

   Old Resian seguía en la suya: peleando. Ornella Granitto la estrelló en el palo desde el córner corto y unos minutos después Valentina Bisconti se dio el gustazo de gritar el empate con alma y vida que le daba transitoriamente el pasaje a semifinales, a los 64'. Estalló la parcialidad tricolor ante una posibilidad histórica, por lo que hubiese significado avanzar. Pero la alegría duró poco. En la jugada siguiente, Jockey volvió a adelantarse, con el partido ya escurriéndose, plagado de polémica y discusión.

   Lola García cambió por gol una bocha que le quedó en el área y todo Old Resian reclamó infracción previa. Fue el instante de desesperación de la visita, viendo así cómo se le iba de las manos la última posibilidad de seguir. Ornella Granitto intentó explicarle en todos los idiomas a la dupla Febre-Alvergonzález que la bocha entró levantada, que hubo falta sobre una compañera, pero a pesar de la consulta de los jueces entre sí, el gol fue validado. ¿Y hubo claro penal a favor de Old Resian no cobrado? Demasiadas dudas.

   Se terminó entonces así la historia de Old Resian, a pesar de que tuvo un córner más que no pudo aprovechar. Finalizó con el peor de los sabores, porque quedó ahí, en el umbral, mirando con bronca y de reojo. Aunque de pie y sabiendo que tuvo una temporada de altibajos pero distinta, con aspiraciones, con protagonismo, en la que se les paró de igual a igual a todos.

   Sigue la historia de Jockey en esta edición del torneo del Litoral. Continúa plena de ilusiones para campeonar, con el peso de tener que revalidar por qué fue de los mejores del año en la fase regular. Lo espera Duendes y el desafío será mayor. Ayer se lo llevó con la última bocanada de oxígeno. Ahora respira. Sigue vivo y en carrera.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario