Ovación

Japón extendió el alerta y el presidente del COI no llegaría al relevo de la antorcha

Thomas Bach quería estar en Hiroshima en el relevo, pero por la suba de contagios se extendieron las medidas restrictivas. Igual, siguen firmes con la realización de los Juegos Olímpicos

Viernes 07 de Mayo de 2021

Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), tenía previsto volver a Japón y visitar Hiroshima en estos días, sitio icónico si los hay para ese país asiático. Los Juegos Olímpicos y esa ciudad, víctima de una de las nefastas bombas atómicas arrojadas sobre el final de la Segunda Guerra Mundial, están íntimamente relacionados. Hiroshima es el símbolo de la resurrección, del ponerse de pie. Y por allí tiene que pasar el relevo de la antorcha que encenderá el pebetero olímpico el 23 de julio, cuando inicien los Juegos de Tokio 2020 pospuestos un año a raíz de la pandemia por el Covid-19. Sin embargo, Japón entró en un nuevo estado de alerta sanitaria por el aumento de contagios y extendió las restricciones que iban a concluir el próximo martes. Esto implica que Bach no podrá estar presente, lo que también representa un mensaje ante las urgencias que impone el virus y pese a que los Juegos Olímpicos van a hacerse, al parecer, a toda costa.

La presidenta del comité organizador de Tokio 2020 dijo este viernes que la visita de Bach este mes parece improbable, dado que el gobierno ha extendido el estado de emergencia de la ciudad capital y otras zonas hasta el 31 de mayo. Aunque la cancelación de la visita podría resultar un tanto "vergonzosa" para el COI y los organizadores locales, quienes aseguran que pueden realizar los Juegos "con seguridad" en medio de la pandemia y cuando los casos aumentan vertiginosamente en Japón, sobre todo en Tokio y en la segunda metrópoli del país, Osaka.

El inicio de los Juegos Olímpicos postergados está previsto para dentro de apenas 11 semanas y el de los Paralímpicos para el 24 de agosto. Para ambas citas deberán ingresar al país cerca de 15.000 deportistas y decenas de miles de personas con funciones relacionadas a ellos.

Hasta el momento, Japón ha reportado cerca de 10.500 decesos por Covid-19. "Pienso que le sería bastante difícil venir ahora (a Bach)'', dijo la presidenta del comité organizador, Seiko Hashimoto, en su conferencia de prensa semanal, aunque añadió que "nada está resuelto (...) Pero la extensión del estado de emergencia y su visita durante ese tiempo significará que el presidente Bach lo haría en una época muy difícil", afirmó Hashimoto.

https://twitter.com/Tokyo2020es/status/1390682971619971075

El alemán dijo recientemente que esperaba ir a Hiroshima a asistir al paso de la antorcha y probablemente a Tokio el 17 y 18 de mayo. Pero luego señaló que sus planes no eran definitivos. Casualmente, un influyente miembro del COI, Sebastian Coe, se encuentra en Tokio para asistir el domingo a un evento de atletismo en el nuevo estadio nacional, construido a un costo de 1.400 millones de dólares.

Coe preside la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF por sus siglas en inglés) y también fue el titular de la comisión organizadora de los Juegos Olímpicos de Londres en 2012. Se lo considera un posible sucesor de Bach cuando el alemán finalice su presidencia en 2025 y es poseedor además de dos medallas de oro olímpicas en los 1.500 metros. Coe elogió la media maratón realizada como prueba esta semana en Sapporo y simpatiza con los esfuerzos de Hashimoto para realizar los Juegos.

https://twitter.com/Tokyo2020/status/1390237430628900865

El ex atleta y hoy dirigente inglés se reunió con la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, quien también sostiene que los Juegos se realizarán de manera segura. Algunos científicos dijeron lo contrario, y el British Medical Journal dijo en un editorial el mes pasado que convendría "reconsiderar'' el evento. Pero los organizadores de los Juegos de Tokio están firmes y pese a las dificultades, ensalzando un evento de prueba de seis días de clavados que terminó el viernes. Solamente una prueba dio positivo en Covid-19 entre los 438 participantes, entre ellos 224 clavadistas de 46 países.

Por otro lado, Hashimoto subrayó que la donación de vacunas de las farmacéuticas Pfizer y BioNTech para la inoculación de deportistas y funcionarios que se preparan para los Juegos de Tokio harían más segura la cita. El acuerdo, que fue anunciado este jueves, por el COI, los tranquiliza . A su vez, una petición en línea que exige la cancelación de los Juegos Olímpicos ya pasó las 200.000 firmas en tan sólo dos días. La misma está dirigida a Bach y al primer ministro japonés Yoshihide Suga. Señala que los Juegos representan una amenaza a la salud pública en un país en el que apenas se vacunó el 2% de la población.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario