Ovación

Jaguares sumó otra derrota, esta vez ante el poderío de Crusaders

En su peor partido en lo que va del torneo, Jaguares no pudo con un implacable Crusaders, la franquicia más ganadora del Super Rugby, y cayó sin atenuantes por 32-15, sumando su sexta caída al hilo.

Sábado 16 de Abril de 2016

En su peor partido en lo que va del torneo, Jaguares no pudo con un implacable Crusaders, la franquicia más ganadora del Super Rugby, y cayó sin atenuantes por 32-15, sumando su sexta caída al hilo.

El equipo argentino, que marcó dos tries a través de Facundo Isa y Santiago González Iglesias, fue superado claramente en casi todos los aspectos del juego por primera vez en el certamen y perdió merecidamente ante un adversario que apoyó cinco veces en el ingoal.

Desde el pitazo inicial, Jaguares se vio claramente dominado por un adversario que lo asfixió con su presión, consiguió pelotas más claras en las formaciones fijas, fue sólido en defensa y, por sobre todas las cosas, tuvo contundencia a la hora de definir.

Gonzalo Bertranou recibió la pelota muy incómodo durante los primeros 25' y no hubo buenas plataformas de lanzamiento para atacar a un oponente que es difícil de quebrar. Y en campo propio los errores fueron demasiados.

A los 5' llegó la apertura tras una jugada de varias fases en la que desnivelaron la defensa argentina entre Israel Dagg, la figura del partido, y Crotty para que defina Ellis bajo los postes.

Un penal de Juan Hernández, tras una infracción forzada por el scrum, achicó distancias a los 11', pero Crusaders siguió siendo mucho más. Dagg y McNicholl desequilibraban con su velocidad y de a poco los rojinegros empezaron a marcar diferencia también en la zona de contacto.

Para colmo de males se fue amonestado Tuculet y el hombre menos se notó a tal punto que en esos diez minutos el local marcó dos nuevos tries: Dagg, tras una apertura veloz hacia la derecha, y Mo'unga, robándole la pelota a Jerónimo de la Fuente en un contragolpe, dejaron el partido 19-3.

Cuando volvió Tuculet mejoraron los Jaguares, pero no tuvieron ni la potencia ni la claridad necesaria para quebrar a los Crusaders, que defendieron bien y en la última jugada del parcial aumentaron con un penal de su apertura para dejar el parcial 22-3.

Jaguares creció en el inicio de la segunda parte y estuvo cerca de marcar su primer try en una jugada nacida en un line, pero tras un par de fases se perdió la pelota en el contacto y el peligro se diluyo. Minutos después, Jaguares se redimió con un try de Isa, quien se desprendió de un maul y sorprendió. La conversión de Hernández pareció poner a los argentinos nuevamente en partido.

Sin embargo, reaparecieron los errores en defensa y en apenas tres minutos Crusaders estiró diferencias y se encaminó al puntos bonus con un try de Kieran Read y otro del imparable Dagg, que congeló a los centros y al fullback argentinos.

El try del final de González Iglesias no sirvió ni de consuelo. El periplo por Nueva Zelanda se cerró con una dura caída que oscurece aún más el final del camino a los playoffs, una meta que aún no es inalcanzable pero parece cada vez más lejana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario