Ovación

Irene Presenqui, de Rosario a Londres 2012

Irene Presenqui será la cuarta representante del hockey rosarino en Londres, donde tendrá su debut olímpico. Pero a diferencia de Luciana Aymar, Laura Del Colle y Manuel Brunet, quienes viajaron como integrantes de los seleccionados, Presenqui tendrá otro lugar: el de impartir justicia dentro de la cancha del Riverbank Arena.  

Miércoles 25 de Julio de 2012

Irene Presenqui será la cuarta representante del hockey rosarino en Londres, donde tendrá su debut olímpico. Pero a diferencia de Luciana Aymar, Laura Del Colle y Manuel Brunet, quienes viajaron como integrantes de los seleccionados, Presenqui tendrá otro lugar: el de impartir justicia dentro de la cancha del Riverbank Arena. "No puedo describir la enorme alegría que me genera esta posibilidad. Lo vivo con orgullo. Para cualquier deportista estar en unos Juegos Olímpicos es un privilegio", le dijo Presenqui a Ovación antes de subirse al avión que la depositará hoy en Londres.

Con 27 años, la rosarina que hizo sus primeros pasos en el hockey como jugadora de Old Resian, se convirtió en la primera árbitro de hockey del interior del país en participar de los Juegos. En la presente edición la acompañarán dos conocidas del referato argentino y mundial: Soledad Iparraguirre y Carolina De la Fuente.

Presenqui se encontró con su primer gran salto internacional en el Mundial de Rosario 2010 y se dará otro gran gustazo en Londres. Claro que para ella no será simplemente participar. Tiene una meta bien trazada: "Llego con la idea de seguir manteniendo el nivel que tengo como árbitro. El oro para mí sería obtener el puntaje que me haga mantenerme en la categoría más alta del arbitraje mundial, donde están los mejores 10 del planeta", contó.

Para Presenqui, las cosas no suceden por casualidad. Estar en la máxima cita del deporte no es un regalo de nadie, sino el producto de la convicción: "Esto se logra por esfuerzo, el trabajo, el sacrificio y entrenando mucho. No darse por vencido nunca y seguir adelante creyendo en lo que a uno le gusta te demuestra que todo llega", señaló la rosarina que cuando no tiene compromisos internacionales dirige partidos domésticos en Rosario y Buenos Aires.

Los Juegos son especiales. Generan una atmósfera de expectativas que se expande por todo el planeta y que coloca a sus protagonistas en el primer plano mundial. Quienes lo vivieron en carne propia hablaron de sensaciones indescriptibles. A ninguno les resultó una competencia más: "No queda prácticamente nada para que empiecen estos Juegos. Espero encontrarme con el mejor evento de todos. Esto es lo máximo que te puede pasar y una oportunidad enorme que me da el hockey", confió Presenqui, quien aprovechará la ocasión para ver de cerca a los atletas más importantes del mundo y observar detenidamente sus comportamientos. Es que además de árbitro internacional de hockey, Presenqui trabaja en psicología deportiva y con atletas de alto rendimiento.

Hoy, la rosarina llegará a Londres, donde se instalará en un hotel cercano al Parque Olímpico y en breve sabrá qué partido marcará su debut en la gran cita en Londres. Allí, representantes de la Federación Internacional recibirán a todos los árbitros asignados y les bajará línea sobre el torneo. Cada juez recibirá una evaluación y puntaje por cada partido y de esto dependerá su suerte para las otras asignaciones.

Sin embargo, el camino de Presenqui también dependerá de lo que suceda con Las Leonas. Es que mientras ellas avancen en sus aspiraciones en los Juegos, más se acortará el camino de la rosarina, que por razones obvias no podrá formar parte de ninguna terna que se cruce con Argentina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario