Rusia 2018

Inglaterra, de promesa a convertirse en realidad

Inglaterra se reinventó y explotó en el Mundial de la mano de Gareth Southgate con un equipo de jóvenes estrellas

Domingo 08 de Julio de 2018

Ahora es un equipo respetado. Inglaterra está demostrando en Rusia que los fracasos en Sudáfrica 2010 y Brasil 2014 forman parte del pasado con una selección compuesta por jóvenes proyectos que emergieron en los últimos años en la dinámica Premier League. Los Tres Leones están eclipsando al mundo en silencio y con mucha eficacia. El plus es que volverán a jugar una semifinal de la Copa del Mundo (ante Croacia) tras vencer ayer caminando a Suecia. Un logro que no sucedía desde 1990 en Italia, pese a que antes había ganado el trofeo jugado en su país en 1966. Los hombres de Gareth Southgate están a un paso de la finalísima de la mano de sus baluartes joyas. Esas mismas que dejaron de ser promesas para erigirse en realidad.

Nadie puede poner en tela de juicio que los cambios de paradigma suelen ser muy complejos. Sin embargo, los ingleses se decidieron a mirar al futuro y crear de una buena vez una nueva historia. Pusieron manos a la obra a conciencia. Elaboraron un plan. Meditado y consensuado tras arduas charlas interdisciplinarias. Nada es fruto de la casualidad para los hombres de la rosa.

Porque la federación copió el modelo alemán que arrancó en la "era Klinsmann" en 2004. Entendió cuál era el camino y modelo a seguir. Y así nació England DNA (ADN inglés), un plan implementado por la FA que incluyó a todos los técnicos a nivel nacional para discutir un modelo de juego a plasmar en las categorías juveniles, con el fin de formar jugadores que sean las estrellas del futuro.

Un plan maestro

Así fueron materializándose los proyectos. Elaboró un plan maestro y tuvo su recompensa. Invirtió más de 100 millones de libras en un complejo deportivo, nutrió a sus categorías menores y el revolucionario proyecto fue dando sus frutos. Una especie de lo que hizo José Pekerman en nuestro país en su momento y que tanto rédito le dio al fútbol nacional. No se trata de vender espejitos de colores mediante los modernos métodos de entrenamiento. Sino de proyecto, trabajo y desarrollo. Algo que la AFA no tiene desde hace añares.

Pero Inglaterra entendió que todo fruto debe madurar a su debido tiempo. Y así es que obtuvo los títulos de campeón del mundo en la Sub 17 y Sub 20 casi al mismo tiempo. Aunque hay más. La Sub 19 se coronó campeona de Europa y la Sub 21 llegó a semifinales en el torneo continental, además de ganar el torneo Esperanzas de Toulon. Todos en pocos meses.

Claro que también hay un autor material. Y es el entrenador Southgate, quien es todo un producto auténtico de las selecciones juveniles debido a que dirigió tres años al Sub 21 hasta que fue elegido para tomar el puesto de los Tres Leones a mediados del 2016 (ver aparte).

Está a la vista que el equipo está compuesto por una notable camada de jugadores que necesitan a la vez un extraordinario resultado en este Mundial para terminar de reivindicarse. Mientras tanto, partido a partido viene demostrando a varias piezas valiosas. Como el arquero Jordan Pickford (Everton). Claro que además hay una base de defensores que son para destacar como Kieran Trippier (Tottenham), Kyle Walker (Manchester City), John Stones (Manchester City), Harry Maguire (Leicester) o Ashley Young (Manchester United).

Ni hablar de los volantes. Son tan dinámicos como técnicamente ricos. Los casos más salientes son los de Dele Alli (Tottenham), Jordan Henderson (Liverpool) y Jesse Lingard (Manchester United). Claro que los puntas son los que más encandilan. De hecho, Harry Kane (Tottemham) es el emblema del equipo. Ese mismo que reemplazó en su momento a una gloria como Wayne Rooney. Y no le pesó. Al capitán y goleador del Mundial lo secunda el eléctrico Raheem Sterling (Manchester City).

Es un equipo que conjuga juventud básicamente. Y el plus es que 22 de los 23 jugadores que están en Rusia juegan en la Premier League. Algo similar a los anfitriones en ese sentido. El único futbolista que lo hace en el Championship inglés (segunda) es el arquero suplente Jack Butland (Stoke City).

Por más que Inglaterra venía flaqueando en las últimas copas del mundo, en esta cita están intentando hacer historia, aunque ya la vienen haciendo porque ni los propios ingleses confiaban en llegar tan lejos con un plantel sin experiencia. Sin embargo, esta generación le dio varias vueltas de tuerca al tradicional fútbol inglés. Su futuro dejó de ser prometedor para ser una realidad. Un título mundial es lo que los inventores del fútbol necesitan para pulir su reputación. ¿Será en Rusia?

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});