Ovación

Informe sobre la deuda del fideicomiso judicial en Newell's

La comisión directiva dio detalles acerca de lo abonado a los acreedores y de lo que aún resta pagar.

Domingo 03 de Febrero de 2019

1. A QUÉ NOS REFERIMOS CUANDO HABLAMOS DE LA DEUDA JUDICIAL

Corresponde a la deuda generada en la presidencia de Eduardo López. Debido a la falta de documentación y al origen dudoso y/o fraudulento de la misma, en el año 2009 durante la presidencia de Guillermo Lorente, el club, que ya estaba en una convocatoria de acreedores anterior, opta por la conformación de un fideicomiso judicial para el pago de dichas deudas.

2. CÓMO SE INICIA EL PROCESO

El reclamo inicial del conjunto de acreedores llegó a los 45 millones de dólares. Obviamente se trata de acreedores de todo tipo: organismos públicos como AFIP, API, Municipalidad de Rosario, empleados, proveedores, jugadores, cuerpos técnicos, clubes argentinos y del exterior, representantes e intermediarios, instituciones financieras, prestamistas, etc.

3. INSTRUMENTACIÓN DEL FIDEICOMISO

Durante los primeros años, la Justicia revisó los pedidos de los acreedores, desechando muchos de ellos y determinando a fin del 2013, que la deuda verificada en ese momento ascendía a 70 millones de pesos (mucho menos de la mitad de lo reclamado originalmente), y que se debería pagar durante ocho años, en dieciséis cuotas semestrales.

Esto generó que muchos de los acreedores no reconocidos en ese momento apelaran esa resolución, provocando que aún se sigan resolviendo conflictos, en algunos casos a favor del club, pero en otros en contra, lo que provoca que esas deudas se vayan incorporando al monto total a pagar.

Las acreencias verificadas no generan intereses, pero se le reconoce a los acreedores la moneda en la que fue pactada. Es decir que si bien las deudas registradas en pesos no sufren ningún ajuste en el tiempo, las que se reconocieron en dólares y en euros dependen de la cotización de las respectivas monedas al momento de pagar la cuota.

4. PAGOS APLICADOS AL PASIVO JUDICIAL

Las primeras cuotas se empezaron a pagar en 2014. En el año 2015 se realizó el pago de un importe adicional cuando se hizo la venta de Ezequiel Ponce.

Hasta la primera cuota de 2016, en los primeros 7 años y medio de las comisiones directivas presididas por Guillermo Lorente y Jorge Ricobelli, se habían abonado aproximadamente 14 millones de pesos (el equivalente a 1,5 millones de dólares).

A partir de julio de 2016, la comisión directiva actual tuvo que hacer frente a cuotas cada vez más altas, no sólo debido al aumento del tipo de cambio, sino por la incorporación al monto total a pagar de importantes deudas en su mayoría en moneda extranjera, las que se admitieron luego de las apelaciones a cargo de sus respectivos acreedores.

Con gran esfuerzo, en estos dos años y medio, la actual comisión directiva trabajó en lograr un equilibrio presupuestario que permitiera generar casi 100 millones de pesos de excedente (el equivalente a más de 3,5 millones de dólares), para reunir el dinero para hacer frente tanto al pago de seis cuotas como también de los crecientes gastos que genera mantener la estructura del fideicomiso (incluyendo la cuota que vence en abril de este año, cuyo importe ya está depositado en las cuentas judiciales del club).

Es decir que en dos años y medio, en esta gestión se pagó 7 veces más en pesos (más del doble en dólares) que en los siete años y medio de las gestiones anteriores.

5. QUÉ NOS ESPERA EN EL FUTURO

La segunda cuota de este año (cuyos fondos tienen que estar reunidos en las cuentas indisponibles del club antes del 31 de agosto) estará en torno a los 32 millones pesos. Con lo cual, para lo que resta del año, queda la difícil tarea de seguir generando esos recursos extras para hacerle frente a estas obligaciones. Mucho más difícil si tenemos en cuenta la actual situación económica de nuestro país.

En el 2020 quedarán para abonar las dos cuotas correspondientes a dicho período, más media cuota que será exigible a principios de 2021.

Con esto se terminaría de cumplir con el pago de esta pesada carga con la que se encontró el club en el 2009 y que, luego de unos primeros años donde no tuvo casi impacto en la economía del club, se tornó en compromisos cada vez más importantes, afectando el desarrollo normal de la gestión del club.

Esperamos, con el esfuerzo y compromiso de todos, continuar por este camino, sanear el pasivo del club y proyectar para los próximos años, una institución que pueda crecer sin la mochila de los errores del pasado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});