Ovación

Independiente se acomoda

Con el triunfo logrado frente al Taladro llegó a los 12 puntos y se metió en el lote de arriba. Otra vez Federico Mancuello, hoy el jugador más regular del equipo, fue el autor del gol.

Domingo 07 de Septiembre de 2014

Independiente metió otros tres puntos de oro. Porque fueron de visitante (ante Banfield) y porque sirvieron para demostrar que el equipo no se relajó tras la victoria en el clásico frente a Racing. Es más, con el triunfo logrado frente al Taladro llegó a los 12 puntos y se metió en el lote de arriba. Otra vez Federico Mancuello, hoy el jugador más regular del equipo, fue el autor del gol.

Hubo un hecho destacado en el partido que influyó para que Independiente pudiera marcar la supremacía. Fue la expulsión que sufrió Lihué Prichoda a los 33’ del primer tiempo y que condicionó a Banfield de tal manera, ya que era mucho el tiempo que quedaba por delante.

Esto hizo que el Rojo pudiera manejar mejor la pelota, más allá de que nunca le sobró demasiado. Pero cuando logró marcar la diferencia pudo sostenerla, amén de que el Taladro tuvo lo suyo en ese primer tiempo. Porque contó con varias situaciones muy claras. Santiago Salcedo lo tuvo un par de veces, al igual que Leandro Chetti. Pero ambos perdieron con Diego Rodríguez, una de las figuras de la cancha.

En el entretiempo Jorge Almirón movió el banco en el Rojo y acertó con los ingresos de Matías Pisano y Francisco Pizzini. Y el quiebre en el partido llegó a los 14’ del complemento, cuando Pisano metió un pase exquisito, a espaldas de los centrales de Banfield, para que Mancuello encarara solo frente a Servio y definiera de zurda, contra el palo izquierdo.

Banfield respondió con un par de ataques interesantes. Enzo Trinidad y Nicolás Bianchi Arce estuvieron muy cerca de marcar el empate, pero la suerte no estuvo del lado del dueño de casa. Y no hubo mucho más para el Taladro.

Independiente se dedicó a cuidar la ventaja, intentando dar el golpe de nocaut, pero sin cometer demasiadas locuras, ante un Banfield que le puso mucha garra y corazón, pero que se fue quedando sin ideas.
Así, Independiente, aún sin el fútbol que su técnico pretende, volvió a sumar de a tres y se acomodó arriba.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario