Ovación

Independiente goleó con tres de Parra y volvió la calma

El equipo rojo, que venció a Talleres de Córdoba 3 a 0, ganó después de ocho partidos.

Sábado 29 de Marzo de 2014

Independiente volvió hoy a la victoria con un contundente 3-0 ante Talleres de Córdoba en  Avellaneda, cortó así una racha de ocho partidos sin ganar y tomó aire para  paliar un poco la convulsionada semana que vivió en lo  institucional, pero, sobre todo, los tres puntos le permiten continuar  soñando con el ascenso.

Facundo Parra fue la figura del cotejo al marcar los tres goles del triunfo y esta vez el equipo de Omar De Felippe cambió  aplausos por los insultos que recibió en los últimos encuentros.

Si bien fue contundente en ofensiva, y mostró puntos altos en Martín Zapata, Federico Mancuello y el arquero Diego Rodríguez,  Independiente tuvo distracciones defensivas que un comprometido  Talleres no supo capitalizar.

Independiente aprovechó sus mejores momentos en el primer tiempo y a un voraz Parra para sacar diferencias en el marcador,  frente a un adversario que no se metió atrás, pero en reiteradas  ocasiones pecó de ingenuidad en los últimos metros de la cancha.

Después de unos minutos de estudio, el equipo de Avellaneda entendió que si avanzaba por la izquierda le generaría peligro a  Talleres. Aplicó la receta, y la sociedad Lucas Villalba-Mancuello  fue la mejor arma del Rojo.

A los 5 minutos Independiente avisó con un remate desviado de Hernán Fredes, tras centro de Mancuello.

Independiente era dominador, y golpeó. A los 19 Villalba llegó al fondo por izquierda, tiró un centro rasante y Parra tocó al  gol con el arco libre.

Sobre los 24 minutos Talleres tuvo su primera situación clara de gol en los pies de Favio Alvarez, pero éste perdió el mano a  mano con el arquero Rodríguez y, a los 38, fue Gonzalo Klusener el  que se perdió el empate.

En replica llegó el segundo de Independiente. Mancuello se fue por izquierda, envió el centro, el arquero Diego Aguiar falló el  manotazo y Parra entrando por el medio del área mandó la pelota al  fondo de la red.

En el segundo período Independiente tuvo un buen arranque, ya que sus volantes contaron con libertad para poder jugar, debido a  que Talleres se paró unos metros más adelante.

Al minuto lo perdió Zapata, y después lo tuvo dos veces Daniel Montenegro, a quien le faltó precisión para superar a Aguiar.

El elenco cordobés creció por momentos cuando la pelota pasó por Agustín Díaz, pero nuevamente le volvió a faltar profundidad   cuando ingresó al área de Independiente, como a los 21 cuando  Klusener tuvo un mano a mano con Rodríguez y no le supo concretar.

Sobre los 24 Independiente cerró el partido. El ingresado Matías Pisano se metió al área, remató, el arquero dio rebote y Parra,  arrojándose hacia adelante, tocó al gol, para decorar una  tranquila tarde para el pueblo Rojo.

La gente terminó ovacionando a sus jugadores, cuando estos al final les tiraron sus camisetas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario