Ovación

Ignacio Scocco, el goleador de Newell's que necesita levantarse

El futbolista es consciente de su mal semestre y espera que se termine pronto para encarar la pretemporada. "En los malos momentos hay que poner la carita", dijo Nacho.

Miércoles 26 de Noviembre de 2014

Quizás simbolice un poco el mal semestre de Newell's, el que quieren varios que termine pronto para dar vuelta la página. Es que en su olfato goleador estaba depositada gran parte de la esperanza leprosa de trascender, pero el torneo de Ignacio Scocco, en la vuelta que todo el mundo añoraba en el Parque, fue malo. Con lesiones, con una expulsión en un partido que aún lastima y con solo 3 goles, muy lejos del artillero del campeonato, su compañero Maximiliano Rodríguez que tampoco tuvo descanso ni pretemporada. Nacho lo sabe, lo dice y no mira para otro lado al afirmar, en más de una ocasión, que en estos momentos dolorosos “hay que poner la carita”.
Scocco llegó muy ilusionado por segunda vez de regreso a Newell's. Y se tenía fe de hacer un buen papel porque en el anterior retorno tampoco había hecho la pretemporada con los compañeros y la rompió. Pero ahora el que se “rompió” fue él, con un par de lesiones que no le permitieron adquirir el ritmo necesario de competencia y con una roja que lo marcó, nada menos que en el clásico con derrota en Arroyito. Por eso, porque el lunes también se lo notó fastidioso, el 9 leproso tenía motivos para ello y los refirió en contacto con la prensa sin medias tintas.
“Cuando las cosas van bien es lindo hablar de lo que hacemos, pero cuando se viene mal hay que ser responsable, no reaccionar en caliente y dar la carita”, expresó Nacho. Y no dudó en señalar a las cuestiones personales como parte de ese fastidio que indudablemente tiene correlato en lo colectivo. “Cuando uno no está bien, cuando no le salen las cosas, es obvio que te fastidiás. Tratás de manejarlo, pero a veces es inevitable”.
Y abordó más este punto: “Un poco por todo es el fastidio. Es una suma de cosas. Un semestre en el que sabía que no llegaba de la mejor manera y quería agarrar continuidad, pero las lesiones no me lo permitieron, como la expulsión en el clasico. Quería tomar ritmo pero no pude. La verdad, estoy esperando arrancar la pretemporada y ponerme bien físicamente”.
Explayándose más hacia lo colectivo, Scocco agregó que “uno quiere pelear el campeonato hasta la última fecha y estábamos acostumbrados a eso en los últimos tiempos. Pero ahora que no es así, lo que querés es que se termine rápido, más allá de que lucharemos en las dos fechas que restan por entrar a la Copa Sudamericana, que es el objetivo que nos queda”.
Por supuesto, la derrota del lunes en el Coloso del Parque por 4 a 2 ante Arsenal ya es parte de este mismo pasado que todo Newell's quiere dejar atrás lo más rápido que se puede, pero Scocco se tomó su tiempo para analizar, por un lado su juego, y por el otro lo que para él bien pudo ser un resultado positivo.
“Jugué muy de espaldas al arco, entre los zagueros centrales de Arsenal y no tuve mucho contacto con la pelota. Estuve como alejado del juego y cuando recibí de frente me sentí más cómodo y pude participar más. Igual, es difícil analizar las cosas individualmente cuando lo que importó fue que perdimos”, desglosó el delantero leproso.
Precisamente, en este punto, Scocco refirió: “Hicimos un buen primer tiempo en general y pudimos aumentar la diferencia, pero no lo supimos hacer y después pasó lo que pasó. Ellos nos empataron de afuera del área la primera vez y después cada siuación que tuvieron fue gol. Hay méritos del rival, por supuesto, pero también nos faltó suerte. No sé si decir si fue un resultado mentiroso, pero ya está. Hay que levantar la cabeza, dar la carita, mirar al frente y revertir la situacion”, concluyó.

Ponce podría estar en el banco en Avellaneda

Si bien la idea fue siempre llevarlo de a poco y el lunes pasado recién cumplió sus primeros minutos de fútbol en serio como titular en la reserva, no sería descabellado que el entrenador Gustavo Raggio esté pensando en incluir a Ezequiel Ponce en la delegación rojinegra que el próximo sábado enfrentará a Independiente en Avellaneda. Si eso pasara, no sería para entrar desde el vamos seguramente, pero podría tener lugar en el banco.
La especulación surgió a partir del muy buen rendimiento de Ponce en el partido de reserva ante Arsenal, en el que aguantó muy bien los 70 minutos que estuvo en cancha y además convirtió un gol. Ya había entrado unos minutos en la fecha anterior, pero anteayer la prueba fue más en serio.
El plantel leproso hizo tareas regenerativas ayer por la mañana en Bella Vista y hoy a las 17 (a puertas cerradas) retomará los trabajos, pensando en Independiente. El designado para hablar con los medios es el que más sufrió los goles e Arsenal, el arquero Oscar Ustari, aunque la noticia podría estar por otro lado, si es que se va definiendo que Ponce sume más ritmo.
En relación al delantero, hoy viajará a Europa el vicepresidente Jorge Riccobelli. Primero irá a Francia para firmar el convenio de reciprocidad deportiva con Bordeaux y luego irá a Italia con un solo objetivo: tratar la posible venta de Ponce a Roma por una cifra millonaria y con la intención de que se quede hasta mitad de año. Se verá.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario