Ovación

Icardi encendió la polémica y Chiquito Romero salió a responderle al delantero rosarino

El arquero de la selección contestó las declaraciones del delantero, quien tras el triunfo ante México con gol suyo, aseguró que en la selección "no había tanto compañerismo"

Miércoles 21 de Noviembre de 2018

"Yo viví en la Selección y no había tanto compañerismo, tanta amistad", lanzó Mauro Icardi y sin querer. o queriendo, abrió otra grieta y encendió la polémica al comparar a la selección anterior con la actual comandada por Lionel Scaloni.
Sergio Romero, referente del seleccionado, le respondió antes de viajar a Manchester. "Cuando a Mauro le tocó compartir con el grupo anterior, compartió con un grupo que tenía una mochila muy pesada. Cuando tenés la responsabilidad depositada en seis, siete u ocho jugadores es muy difícil que estén con una sonrisa, porque por cualquier cosa los van a apuntar. Eso es muy difícil de llevar adelante y yo era uno de esos apuntados", explicó "Chiquito", el arquero que estuvo en todo el proceso previo al Mundial, pero que a último momento se lesionó y se perdió el torneo.
"Si él lo vivió de esa manera fue una lástima porque podría haber aprovechado o disfrutado de un enganche como Leo (Messi) que le podía meter una pelota en cualquier momento", completó.
Romero, quien fue citado para todos los partidos amistosos que disputó el seleccionado dirigido por Scaloni, tras el Mundial, no participó de ninguno de los dos amistosos contra México por decisión de Scaloni.
Icardi encendió la polémica
Mauro Icardi abrió anoche, sin querer o queriendo según se mida su nivel de intencionalidad, un nuevo ciclo del seleccionado-plantel, al aludir con su frase "ahora hay más compañerismo" a una renovación del equipo nacional que se puso en marcha de la mano del inexperiente Lionel Scaloni y con la exclusión de todos los referentes de la "Generación Messi", incluyendo por ahora hasta al propio rosarino.
El goleador y capitán de Inter italiano pareció sacarse anoche dos espinas juntas que lo venían martirizando desde hace tiempo: la primera fue el gol que se le negaba y que pudo convertir después de ocho presentaciones con la camiseta argentina, y la segunda esa que tenía clavada respecto del vacío que le hacía el grupo anterior liderado por Lionel Messi y Javier Mascherano por cuestiones personales más que futbolísticas.
La controversia "Icardi si - Icardi no" venía de lejos, desde la época en que Gerardo Martino era el técnico del seleccionado argentino, y que era resistido desde el seno del "grupo estable" era tan cierto como que en el equipo milanés hacía goles de todos los colores y se había ganado la capitanía con tan solo 22 años entonces.
Icardi.jpg
Icardi engancha en el área antes de sacar el zurdazo goleador ante los mexicanos, que significó su primer gol con la selección mayor. 
Icardi engancha en el área antes de sacar el zurdazo goleador ante los mexicanos, que significó su primer gol con la selección mayor.

"Si los periodistas saben lo que pienso y conocen lo que está bien y lo que está mal, porqué me quieren hacer decir a mi lo que en realidad deben decir ustedes?", inquirió Martino a los enviados a la Copa América Centenario, de los Estados Unidos, en aquel caluroso junio de 2016, cuando fue inquirido por enésima vez sobre el tema.
Y el "tema" en cuestión no era otro que su ultra promocionada relación con la modelo Wanda Nara y la mediatización que se hizo del tema de su amistad con el exmarido de ésta, Maximiliano López. hoy jugando en el Vasco da Gama brasileño.
La respuesta en tono de pregunta dada por el "Tata" encerraba toda una definición. Mientras él estuviera al frente de la selección, Icardi no tendría lugar. Y después su sucesor, Edgardo Bauza, "coqueteó" con sumarlo en alguna convocatoria, pero tampoco lo hizo.
Recién Jorge Sampaoli "se animó" a llevarlo en su primera citación, cuando su discurso pegaba fuerte y él pregonaba una "revolución" en el núcleo del grupo duro de la selección. Pero rápidamente sus intenciones quedaron en la nada, porque Icardi dejó de ser convocado y quien había sido excluido para que él lo reemplazara, el muy resistido por la opinión pública, Gonzalo Higuaín, volvió al equipo.
Por todo esto, Icardi estaba agazapado, esperando la revancha, y después del caótico Mundial de Rusia sintió que su oportunidad se acercaba. Y no se equivocó, porque rápidamente se produjo un cambio "forzado", en el que Scaloni, que se había subido al carro de Sampaoli, no se bajó con él después de la eliminación en los octavos de final ante el campeón Francia.
Icardi, por características de juego, es un "oportunista" del área. Scaloni también, aunque desde el otro lado de la línea de cal. Y en este breve lapso de seis partidos pareció encontrar dos jóvenes líderes que ayer debutaron en la red y pueden perfilarse para empezar a desplazar a Messi y Mascherano: Dybala e Icardi.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});