Ovación

Huracán le ganó a Tigre en un intenso partido y salió de la zona de descenso directo

Fue un 3 a 2 que el equipo de Pompei lo celebró casi como un título, en un Tomás Ducó sin público. Machín y Cámpora (2) hicieron los goles del triunfo, Echeverría y Esteban González los tantos del equipo de Victoria.

Domingo 05 de Junio de 2011

Buenos Aires.- Huracán capitalizó esta noche un vital triunfo por 3-2 ante Tigre en el Estadio Tomás Adolfo Ducó, y salió, de momento, de la zona de descenso directo, cuando faltan dos fechas para el descenlace del torneo Clausura.

Con dos goles de Javier Cámpora y el restante de Gastón Machín Huracán estuvo siempre en ventaja sobre Tigre, que descontó por intermedio de Mariano Echeverría y Esteban González, ambos de cabeza.

El cotejo se realizó a puertas cerradas por la sanción que se le aplicó al club de Parque de los Patricios debido a los incidentes ante Estudiantes de La Plata.

En la visita el arquero Daniel Islas sufrió la fractura del peroné de la pierna derecha, luego de chocar en un mano a mano con el juvenil defensor del Globo Andrés Núñez, a los 26 minutos de la segunda etapa. En lugar del guardavalla ingresó Luis Ardente, quien terminó el cotejo con una molestia muscular.

Con este resultado, Huracán superó con 1.116 puntos a Gimnasia y Esgrima La Plata (1.107) en la tabla de promedios para salir de la zona de descenso directo y ubicarse en la de Promoción.

Tigre tuvo el manejo de la pelota y un pronunciado dominio territorial sobre Huracán en el comienzo del partido. Avanzó de manera directa, buscando lastimar al rival sobre todo con centros y pases largos. Pero sus ataques fueron previsibles y en la mayoría de los casos la defensa local contuvo bien esos embates.

Cuando recuperaba la pelota, Huracán intentaba ser prolijo, pero careció de movilidad, lo que lo llevaba siempre a quedar lejos del arco defendido por Islas y a intentar vulnerarlo con disparos desde fuera del área.

Así, a los 29 minutos, un bombazo de Rolando Zárate desde fuera del área sacudió la base del poste derecho del arco visitante y, a los 36, abrió el marcador con otro de Machín.

La fortuna lo ayudó a ampliar la diferencia porque tres minutos después Martín Galmarini cortó un centro dentro del área con la mano. Cámpora ejecutó mal con tiro rasante y al medio, aunque logró capitalizar el rebote para poner el 2-0.

Sin embargo, como suele pasarle, el equipo de Roberto Pompei se replegó de manera instintiva de forma inmediata y le permitió a la viista marcar el descuento antes del final de la primera etapa.

A los 43, Ramiro Leone ejecutó un córner desde la izquierda, Galmarini la desvió hacia el segundo palo de cabeza por donde ingresó Echeverría para poner el descuento con otro frentazo.

Huracán salió al segundo período con renovada vocación ofensiva y tuvo el premio de anotar el 3-1 a cuatro minutos de la reanudación.

Un centro desde la izquierda de Rolando Zárate al primer palo y la oportuna aparición de Cámpora le permitieron al conjunto Quemero ampliar la ventaja y le dieron la posibilidad de jugar el tramo final con más tranquilidad.

Sin embargo, no tardó en retroceder nuevamente en demasía y mediante otro centro, a los 18, Tigre achicó la diferencia por intermedio de un cabezazo de Teté González en el borde del área chica, tras centro de Diego Morales.

Huracán aguantó hasta el final como pudo, sufriendo sofocones. Estuvo a punto de rematar al visitante a los 36, pero Zárate no supo definir ante el ingresado Ardente.

De todos modos, el Globo supo mantener la diferencia y sumó una importante victoria pensando en mantenerse en la máxima categoría del fútbol argentino.

Para Tigre fue una jornada paupérrima, por la fractura de Islas, la molestia de Ardente, también salió lesionado Galmarini y, fundamentalmente, porque el equipo sigue con riesgo de caer en la zona de Promoción.

En cuanto a Huracán, todo fue tan emotivo y le cuesta tanto que Tito Pompei, entrenador e hincha confeso, se retiró del campo de juego con los ojos cargados de lágrimas. (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario