Copa Am茅rica Brasil 2019

"Hubo foul de Ag眉ero y Otamendi fue a chocar"

Zambrano, que tuvo un escandaloso arbitraje en Argentina-Brasil, dijo que "es mentira que perdi贸 contacto con el VAR".

Miércoles 10 de Julio de 2019

Roddy Zambrano, el árbitro ecuatoriano que quedó en el ojo de la tormenta tras su actuación en Brasil-Argentina por las semifinales de la Copa América, rompió el silencio una semana después de haber protagonizado un arbitraje realmente escandaloso. Salió al aire en el programa radial Super K 800 en Ecuador y habló de todo. De los penales de Dani Alves a Agüero y de Arthur a Otamendi y la falta de revisión de las jugadas mediante el VAR que generaron las fuertes críticas de Lionel Messi que recorrieron el mundo entero, poniendo un manto de duda a la credibilidad del torneo, y hasta un reclamo oficial de la AFA a la Conmebol a través de una carta. Zambrano no sólo negó rotundamente que la comunicación con el VAR estuvo cortada durante el partido como se especuló en la prensa a partir de versiones lanzadas por gente cercana a Leodán González, a cargo del VAR en ese encuentro, sino que dijo que no hubo falta de Dani Alves a Agüero ni de Arthur sobre Otamendi. "Nunca perdimos comunicación, no entiendo cómo se puede inventar eso. Todo lo que se dice en la cancha queda grabado, a mí el VAR nunca me notificó para acercarme, el partido terminó bien", afirmó.

Mientras que sobre las dos polémicas jugadas que podrían haber cambiado el destino del partido, Zambrano se refirió primero al penal de Dani Alves sobre Agüero que para él fue infracción del delantero argentino sobre el lateral brasileño. "En esa jugada, ¿por qué no muestran la imagen atrás del arco? Agüero hace una falta temeraria. De esa jugada nació un contraataque y anotó Brasil. Yo aprecié eso y mandé a jugar", expresó.

Con respecto al topetazo de Arthur sobre Otamendi dentro del área, que era penal para Argentina y el árbitro no lo cobró, dijo lo siguiente: "En un tiro de esquina es muy complicado ver a 18 jugadores en el área que se sujetan, se empujan... Yo vi cuando el jugador estaba caído, no la infracción. El VAR revisó y dijo que era una jugada gris. Otamendi también buscó chocar al defender y ese defensor hace lo suyo, pero quien propone y busca el contacto es Otamendi". Y agregó: "Hubiese sido mejor que el VAR me llamara para evaluar yo. Hubiese querido tener esa imagen otra vez. Pero siempre tuvimos comunicación. Nunca hubo interferencia", aclaró.

"Ventajosamente, todo lo que se habla en la cancha y en la cabina de VAR queda grabado. Entonces, ¿qué? En ningún momento hubo arbitraje autoritario. El partido terminó bien, alguna amarilla más o una amarilla menos, eso es subjetivo y siempre ocurre en un partido de semejante importancia. Pero de ahí en más el partido se terminó bien. Y futbolísticamente pueden ver que Brasil fue superior en todas las fases de la Copa América. Entonces, ¿qué me están inventando", agregó.

"Dos días después del partido, revisaron todos los audios. ¿De dónde sacan que fui soberbio y que no tuvimos comunicación? Nos dieron la devolución en el aulam (herramienta para la buena convivencia), nos dijeron la parte técnica, que pudo hacerse mejor, pero no pasó nada más", afirmó convencido de sus explicaciones.

Además, Zambrano elogió a Messi aunque se mostró sorprendido por las críticas del rosarino. "Messi es un jugador que se dedica a jugar. Nunca tuve problemas con él. La verdad es que me sorprendieron las declaraciones de él luego del partido, pero bueno cada quien tiene su opinión sobre el arbitraje. Messi no es un jugador polémico y tampoco es de hablar de los arbitrajes".

Zambrano cerró el contacto con el programa radial con su país incluyendo un comentario de tenor futbolístico: "Todo acabó bien. Brasil fue superior en toda la fase de la Copa. Sabíamos que el perdedor iba a buscar a algún culpable en este partido, en este caso fui yo que soy el árbitro que dirigió el partido".

"Estoy tranquilo con mi trabajo. El presidente (Seneme, de los árbitros de la Conmebol) me dijo que me quede tranquilo porque él estaba contento con mi trabajo. Sabíamos que el equipo que perdía iba a buscar un culpable y esos culpables íbamos a ser nosotros", agregó.

Zambrano aclaró que su esposa no es secretaria de Seneme, ni trabaja para la Fifa: "Esas cosas a uno lo incomodan. Hay gente que lee eso y se cree que es verdad", finalizó.

Zambrano no dejó dudas a la hora de hablar sobre lo que fue su actuación en Argentina-Brasil. Las incertidumbres las generó cuando se repitieron las imágenes de las jugadas que se prestaron a la polémica.

En esta nota

驴Te gust贸 la nota?

Dejanos tu comentario