Ovación

"Hoy las motos me apasionan más que el fútbol"

Ariel Garcé fue "director técnico" en Termas. "El lugar que ocupé no tiene precio. No hay entrada posible ni plata que lo pague", dijo.

Martes 02 de Abril de 2019

Ariel Garcé tuvo su bautismo como director técnico. Pero no de fútbol. El Chino formó parte del nutrido grupo que se encargó del control técnico del Mundial de MotoGP en Termas de Río Hondo. "Hoy las motos me apasionan más que el fútbol", tiró de entrada en diálogo con Ovación. "El lugar que ocupé no tiene precio. No hay entrada posible ni plata que lo pague. Fue una gran experiencia", acotó el ex defensor de Central sobre la función que cumplió gracias a la ayuda que le brindó el reconocido piloto rosarino Hernán Villacreces, quien también estuvo a full durante varios días trabajando en los boxes.

"Lo que hicimos fue verificar cubiertas, chasis, motor, transponder, la temperatura del combustible y más cuestiones que hacen al rendimiento de las motos. Haber estado cerca de esos grandes pilotos es como un sueño cumplido", remarcó Garcé.

"Las motos me gustaron siempre. Pero en estos momentos me apasionan más que el fútbol porque conozco mucho menos el ambiente. Es que del fútbol conozco todas. En cambio, en este palo sólo conozco la parte linda y ahora hago lo que me gusta: andar con mis amigos cada vez que puedo", sostuvo el Chino.

Luego confesó: "Fui ayudante de Coudet dos años porque es mi amigo. Después paré porque tenía que resolver problemas personales. Ahora estoy encaminado de vuelta y estoy tomando envión porque en unos años pienso ser DT".

Y agregó: "Me estoy preparando para poder aguantar y estar a la altura. Para poder ser capaz". Mientras que al instante brindó un detalle desconocido. "Me ofrecieron estar en Central antes de Paulo Ferrari. Incluso me propusieron que formemos una dupla. Pero no acepté porque aún no estoy preparado. No por herramientas, sino porque no es mi momento. Y no porque haya sido una oportunidad importante debía agarrarla. Hay que aceptar cuando es el momento", destacó.

"Estando en Termas entendí el fanatismo de los hinchas cuando yo era jugador. La diferencia fue que no soy nada cholulo. No me saqué casi fotos con los pilotos que admiro. No porque no haya podido. Es que hay una parte mía que me llevó a no colgarme de ellos", puntualizó.

Por último sostuvo: "Cada vez que pude fui a Termas a ver el GP. Me gustan las motos. De hecho, con mis amigos vamos a andar y saltar. Pero el lugar que ocupé los días pasados no tiene precio. No hay entrada posible ni plata que lo pague. Estuve en un lugar privilegiado, más allá del trabajo que debía hacer, que era verificar algunas cosas que ya estaban chequeadas. Lo mío fue simplemente supervisar. A la vez admito que nunca había visto a los pilotos de cerca. Y ahora que estuve al lado, verificando con otros técnicos sus motos, vi cómo se preparaban para la carrera y escuchaba los comentarios que hacían cuando entraban a boxes. Fue una experiencia increíble, soñada", concluyó Garcé, quien cuando jugó en Colón lo hizo con el Nº 46 en honor a su ídolo Valentino Rossi.

El MotoGP es un certamen que está muy consolidado en nuestro país. Pero no se trata sólo de una simple carrera. El paso de este imponente circo impulsa con furia las economías regionales. Tal es así que generó un impacto de 1.100 millones de pesos con la reciente edición. Brindó además un importante caudal de puestos de trabajo y generó un clave aporte directo al desarrollo turístico. A eso hay que agregarle que muchos comerciantes esperan cada año esta cita para hacer la diferencia. Como el caso de Liz Cattáneo y Marcelo Más, una pareja de rosarinos que montó tres redi- tuables negocios en esta ciudad: uno de ropa oficial de las escuderías y dos de bebidas al paso.

Santiago del Estero recibió a miles de turistas nacionales e internacionales. Hubo plena ocupación hotelera en Termas y en Tucumán. Llegaron fans desde Brasil, Chile, Bolivia, Uruguay, Colombia y Ecuador. La cita del MotoGP es impulsa- da por el gobierno nacional, a través de la Secretaría de Turismo de la Nación más el apoyo de la provincia de Santiago del Estero. Durante el pasado fin de semana 179.551 mil disfru- taron de los tres días de carrera.

La gastronomía estuvo a full. También otros rubros. El comer- cio explotó. Liz y Marcelo le sacaron jugo a la presencia del circo de las dos ruedas. Supieron ca- pitalizar la oportunidad que se les presentó en Termas de Río Hondo desde hace cuatro años y se expanden cada vez más gracias al incremento de turistas que llegan en su mayoría del exterior.

"La gente se viene a relajar de verdad y eso se percibe luego en las calles o a la hora de atenderlos cuando ingresan al negocio", grafica Liz. "El primer año de trabajo (en 2015) pensé que le iba a vender de todo las mujeres que venían. Pero terminé vendiendo sólo dos termos, porque me di cuenta de que el público es prácticamente masculino", relató sobre sus inicios.

Y acotó: "Fue así que para el año siguiente pensé en otra cosa hasta que terminé consiguiendo vender ropa oficial de Yamaha gracias a la hija de un importante empresario rosarino que tiene varios locales de motos (Motor2). Armamos todo el local, donde ahora sumamos varias marcas más y desde ahí nos va bien", puntualizó.

Para la reciente edición, Liz y Marcelo decidieron ir por más. Alquilaron dos locales en el centro donde ofrecieron cervezas artesanales y combos de otras bebidas al paso. Y fueron la novedad. "La cerveza la fabrican unos chicos de Rosario. A eso le sumo que armamos un staff con Ian Franco, Camila Aragone, Ever Quaglia, Mariano Pérez, Juana y Gina Martinelli, Adriana Cusinato y a Emanuel Más. Somos todos rosarinos y gracias a es- ta movida del GP nos fue bárbaro", concluyó sonriente la jefa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});