Ovación

Hinchas de Alianza Lima recuperaron el estadio, que había sido tomado por evangelistas

Miembros de Aposento Alto habían entrado de madrugada luego de que su líder advirtiera que esa era "voluntad de dios".

Lunes 10 de Septiembre de 2018

Cientos de hinchas de Alianza Lima, uno de los dos clubes de fútbol más populares del Perú, repintaron sus símbolos en el estadio Alejandro Villanueva, que habían sido borrados por miembros de la iglesia evangélica ultraconservadora Aposento Alto que quisieron apropiarse del estadio.
Los hinchas contaron con ayuda de la Policía después de que decenas de miembros de Aposento Alto entraron por sorpresa en la madrugada tras meses en que su líder, Alberto Santana, advirtiera que se apropiaría del Villanueva porque es "voluntad de dios".
La barra Comando Sur, la mayor de Alianza, aseguró que la iglesia lanzó la operación para que pasara desapercibido el interrogatorio a que fue sometida hoy en el Congreso la excandidata presidencial Keiko Fujimori por presuntos vínculos con el caso de corrupción de origen brasileño Lava Jato.
Fujimori y su partido Fuerza Popular (FP) son estrechos aliados de Santana, aunque éste ahora trabaja en la creación de un partido propio con raíces teológicas, al que pretende llamar Nación Poderosa.
Para apoderarse del Villanueva, legendario estadio del Alianza en el céntrico distrito limeño La Victoria, Santana, dueño de una cuantiosa y no explicada fortuna, ha recurrido a instancias judiciales, con base en que el club tiene deudas millonarias con la Superintendencia Tributaria.
Santana, mediático pastor resistido por amplios sectores por sus posiciones marcadamente misóginas y homofóbicas, aseguras que dios ordenó que el estadio sea usado para rehabilitar delincuentes y "desviados".
Los incidentes le restaron todo protagonismo al interrogatorio a Fujimori, que de todos modos transcurrió en absoluta reserva y con los periodistas alejados con medidas pocas veces usadas. El Congreso es controlado por FP.
Fujimori es acusada por exejecutivos de la firma brasileña Odebrecht de recibir financiación ilegal de esa compañía. Según analistas, el Parlamento trata sin embargo con guantes de seda a la hija del indultado expresidente Alberto Fujimori.
Las deudas tributarias también tienen en jaque al otro club de gran popularidad en el Perú, Universitario, aunque en su caso es una poderosa constructora, Gremco, también involuctada en casos de corrupción, la que busca que la Justicia le ceda el moderno estadio Monumental, en el oriental distrito limeño Ate.
Según encuestas, Alianza y Universitario se reparten cerca de un 70 por ciento de los hinchas del Perú.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});