Ovación

Hernán Llano, un leproso que volvió nuevamente a su casa

Inició la segunda etapa como director del área de captación en Newell's luego de cuatro años en Talleres.

Martes 06 de Octubre de 2020

Si hay algo que Hernán Llano, flamante director del área de captación de Newell's, hizo hincapié hasta el hartazgo, en las más de tres horas que duró la charla telefónica que está resumidas en esta nota, fue en recordar al detalle los nombres de todos los que trabajaron con él en la captación en su etapa anterior en el club. Algunos todavía están y otros buscaron otros rumbos. Pero siempre con palabras de agradecimiento desde el portero que es importante en la recepción de la familia y del jugador cuando va a realizar una prueba al Centro de Entrenamiento Jorge Griffa hasta los administrativos. Desde los allegados que pasaron un dato de un jugador, hasta ex jugadores. Siempre contestó en plural y nunca se colgó una medalla más allá de ser la cabeza visible. Porque entiende que para que el primer eslabón de la cadena, que es la captación, funcione casi a la perfección cada pieza, cada recurso humano, tiene la misma importancia que él dentro de esta estructura.

Este "apasionado del fútbol" como se autodefinió, que de pibe jugó en Provincial, Central Córdoba, Juan XXIII, Newell's, que llegó hasta participar en el plantel con la reserva de Gimnasia y que se retiró en Coronel Domínguez a los 25 años "porque como jugador tomé el fútbol como algo lúdico y si bien tenía características técnicas correctas, poseía poca capacidad para ser jugador profesional", en su etapa infantil tuvo el privilegio de vestir la camiseta de Messi cuando se inauguró Malvinas. Y como juvenil pudo utilizar la pilcha del Tata Martino cuando todavía estaban sacando basura del Predio de Bella Vista. Hoy volvió al club de sus amores. Del cual es hincha y es la institución que le dio la posibilidad de forjarse un nombre dentro del rea de Captación de Newell's donde ya estuvo entre 2010 y fines de 2016.

Un todoterreno

"Comencé a dirigir en Sagrado Corazón en 2003/04. Allí hacía de todo. Fui coordinador, entrenador de casi todas las categorías (desde la 1ª local hasta la predécima) y hasta jugador en el primer partido contra Agua y Energía. En 2006 ascendimos a la A y en 2008 con Carlos Narvaiz como DT salimos campeones del Molinas en la época que yo estaba dirigiendo".

En la selección rosarina

"En 2010, paralelamente a mi ingreso a la captación de Newell's, dirigí a la selección rosarina a la categoría 1992, 1993 y 1995 en los partidos que organizaban y en los viajes a Estados Unidos y ahí debo agradecerle la posibilidad a Mario Gianmaría. En la 92 estaban Cristian Battocchio, Juan Ignacio Vieyra, Ramiro Costa y César Meli 1993: Lorenzo Faravelli, Jonathan Valle, Marcos Perez, el Chinito Torres, Víctor Salazar, Walter Montoya y Pablo Becker. Y en la 95 Ezequiel Unsain y Maximiliano Pollacchi".

Los comienzos en la captación

"En 2010 me metí en el área de captación. Fui conociendo gente, mejorando a través de los años y esto como cualquier área se está profesionalizando cada día más a nivel internacional. En todos los torneos se ven una cantidad de scouting que direccionan a los clubes. Hace 10 años que no dirijo y creo que para hacerlo quedé un poco lejos. Tampoco es algo que me desespera. Me gusta ser funcional a la estructura del club. Hoy nos debemos principalmente a los coordinadores (Ezequiel Borrelli en inferiores y Raúl Damiani en Malvinas) y al manager Sebastián Peratta. En el ámbito que estamos hay que tener esa capacidad".

Diferencias entre dirigir y captar

"La captación se divide en varias aristas. Está la captación para el fútbol infantil y juvenil que está direccionada hacia un objetivo y para un club. Y tenés a los scouting internacionales como el Chelsea o el Manchester donde se pasan informes diferentes ya que buscan jugadores de elite para la Premier. En el área de captación de juveniles hay que estar en todas las canchas. Es algo masivo y debemos tener presencia física. Tratamos de ver la mayor cantidad de partidos posibles. La diferencia entre el técnico y el captador es que nosotros buscamos al jugador. Por ejemplo. Vamos a ver jornadas enteras de ligas, te preguntan cómo salieron y tardamos en responder porque tu foco de atención no estuvo en el resultado del partido. Estamos observando un jugador para ver si es potable para sumar a tu estructura y nos imaginamos si por ejemplo ese enganche de 9 de julio de Arequito puede jugar de lateral por izquierda en la categoría de Newell's que le corresponda. Se prioriza el jugador por sobre el resultado. Cuando vamos a los torneos masivos, donde hay 3.000 o 4.000 jugadores y canchas simultáneas como en Rafaela, Sunchales o San Carlos, vemos 30 o 40 minutos de cada partido y ni siquiera sabemos el resultado o quién salió campeón".

La llegada a Newell's

"Tenía relación con Jorge Theiler porque yo dirigía en la Rosarina y además en esa época el Flaco Theiler dirigía el Sub 15. Llegué de Estados Unidos y mi señora me dijo que me había llamado. Nos reunimos en el Parque, me contó la idea, me dijo que iba a estar en la captación Mario Cesarín que venía de trabajar en River, pero quería una persona de Rosario a su lado. Yo en esos momentos estaba cómodo en Sagrado y tenía la posibilidad de ir a Chile, a San Luis de Quillota con Diego Osella, y le pregunté qué importancia le daba a la captación. Como me convenció de que él la consideraba parte fundamental de la estructura me sumé al proyecto".

El primer torneo como captador

"Fue a los dos días de que empecé a trabajar. Fuimos con Theiler adonde Newell's hizo una prueba grande. Allá ya estaban hacía varios días Cesarín y Chiche Lutman quienes ya tenían visto a Andrés Origaen, un enganche que estuvo 10 años en el club y que llegó hasta la reserva."

Lo primero es el grupo

"Todas las personas de todas las áreas que estuvieron en mi etapa anterior fueron vitales para convencer a los chicos para que se quede en Newell's. Desde el portero hasta que los que cierran los fichajes como lo hacían Luciano Fragapane o Martín Montoya. En la etapa anterior yo me sumé a Mario Cesarín y a Chiche Lutman. Luego vinieron el Indio Fagiani, Fabián Garfagnoli, Dante D'Alessandro, Conejo Viglione, Gonzalo Magurno, Walter Castro, Jorge Bianco, el Turco Salomón que hizo un gran trabajo en la zona de Gálvez y Carlitos Dominguez (ya fallecido) quien junto con José Vivas ponen la piel en Malvinas, Ariel Michaloutsos y Marcelo Ejido. El crecimiento está más en ello que en nosotros. Todos aportan desde su lado para sostener al jugador. Desde Bernarda y Pep en la pensión hasta Carozo en los viajes. Porque podemos traer al jugador y no lo reciben bien se van a otro lado".

5_LC_76475177__06-10-2020__10.00x9.60 (2).jpg
En Bella Vista. Charla entre Enrique Borrelli y Llano.

En Bella Vista. Charla entre Enrique Borrelli y Llano.

Jugadores que fueron captados

"Hay muchas historias. Algunas salen bien y otras no. Cuando llegamos al club se había ido Lisandro Martínez porque no se había adaptado a la pensión y lo volvimos a traer gracias a Alberto, un referente nuestro en Gualeguay. Héctor Fértoli que vino de Trebolense. Cerramos el convenio con Crecer haciendo el convenio con el Bordeaux de Francia y de allí vinieron Héctor Varela y Daniel Mancini. Nicolas Castro, quien estaba jugando en el Federal B para 9 de julio de Rafaela hubo que convencerlo porque otros clubes con mayor poderío económico estaban interesados en llevárselo. En ese caso trabajó mucho Ariel Michaloutsos. Carlos Rotondi que podía ir a Boca o Vélez y en 5ta lo trajimos a Newell?s tras un buen trabajo del Conejo Viglione. Juan Sforza que la camada de él de la Fundación Messi la mayoría se fue a Belgrano lo pudimos traer gracias a la ayuda del Topo Marín que estaba en Coronel Domínguez, Cingolani que lo trajo Carlos Dominguez desde San José, Brian Aguirre que vino de la mano del Turco Salomón. Maximiliano Urruti quien tenía todo cerrado con San Lorenzo. Newell?s mostró cierto interés y al año se complicó porque no podía afrontar lo de Maxi. Pero la familia y el jugador mismo aportaron a Newell?s a través del convencimiento de los coordinadores (Theiler y Picerni). Juan Manuel Requena que iba a Lanús. El caso de Enzo Cabrera que lo traía de Casilda el Chubo Roldán porque sino era imposible. Aníbal Moreno que vino de la Academia Escuela Duchini. Jerónimo Cacciabue, que vino a muchas pruebas con el padre y recién quedo en la última prueba".

La llegada de Barrenechea

“A Enzo lo vimos en un torneo de Villa María jugando para Universidad. Como no lo podíamos traer a Rosario por cuestiones personales, lo convencimos de que se venga con el micro de Asociación Española de Villa María que venía a jugar contra Newell’s. Lo hicimos jugar para Newell’s contra Española. A los tres días nos llamó la gente de Belgrano, que ya estaba visto por ellos y que iba a jugar la Pre-AFA para ellos. Nosotros justo fuimos a jugar a Córdoba y la familia de Enzo iba a estar mirando el partido. Así que entre todos armamos una logística para que en el buen sentido la familia esté contenida y que la gente de Belgrano no sepa que la madre y el hermano de Enzo estaban ahí. No dejábamos que nadie se arrime a la familia porque apenas terminaba el partido Enzo se venía con nosotros a Rosario en el micro. La historia que sigue ya todos la conocen. Enzo fue vendido en una cifra millonaria a Juventus”.

Las anécdotas de viaje

“Es muy conocida la historia de cuando Griffa y Bielsa fueron a buscar a Pochettino. Este grupo de trabajo también tiene sus anécdotas. “Una vez fuimos a San Francisco y como no daban las cuentas terminamos durmiendo en un hotel alojamiento con el Conejo Viglione. En otra ocasión nos fuimos a la banquina viniendo de una prueba en Arrecifes y estuvimos hasta las 3 de la mañana parados en la ruta”.

Panchito, el más difícil

“River ya tenía cerrado a Panchito González. Fuimos exclusivamente a hacer una prueba a Monte Buey y al otro día a Justiniano Posse. Después fuimos al club de Pancho porque el presidente no quería saber nada con que se vaya a River. Estuvimos en el cumpleaños de Panchito, que venía con su bicicleta. Luego nos invitó el papá de Panchito a una parrilla en la ruta y terminamos saliendo a las 2 de la mañana muy cansados pero con la misión cumplida”.

Paulo Dybala y Alfonso Gaich

“Fuimos a una prueba con Newell’s en Laguna Larga. Y nos dicen que hay un chico que quiere probarse pero que venía de entrenar en Instituto. Eran las 4 de la tarde y ya terminábamos. A las 6 de la tarde entró Paulo Dybala con un shorcito blanco, hizo un rato de fútbol y demostró ser un distinto a los demás. Al mes lo trajimos a Rosario. Nadie de Instituto supo que venía para acá. El Flaco Theiler lo quiso traer pero nunca se pudo solucionar el tema del pase con Instituto, a quien se le daba un buen convenio e incluso un jugador de primera. También tuvimos la posibilidad de traer a Adolfo Gaich. Pero como el padre, que siempre nos atendió muy bien era muy hincha de San Lorenzo, eligió irse para allá. A Pepo De la Vega lo vimos en Olavarría y se hicieron todos los intentos pero estaba terminó en Lanús. Y a la Arañita Alvarez que venía del Real Madrid ya yo habían direccionado a River”.

El regreso a Newell’s

“Yo fui a Talleres en 2017 por dos años. En 2019 nos reunimos con Andrés Fassi, presidente de Talleres, me dijo que me quería en forma institucional le dije que sí pero le pedí que si me salía una oferta mejor en lo económico o que me seduzca desde lo deportivo que me deje escuchar la oferta. Fassi me dijo que sí pero que le avise cuando tome una decisión. Obvio que mi decisión de volver a Newell’s no fue por lo económico sino porque me interesó el proyecto de Sebastián Peratta y Enrique Borrelli. En Talleres quedó Esteban Lisi, que trabajó conmigo. Así que a Talleres antes del problema le di la solución porque quedó el mismo proyecto”.

Captar en épocas de Covid-19

“Vamos a trabajar con las bases de datos que tenemos y estar preparados para cuando se abra el grifo. Además hay que ver si en este nuevo contexto se va a permitir tener a los chicos en las pensiones. Esto es día a día y hay que adaptarse. Tenemos la suerte que ex jugadores, allegados al club, filiales, colaboran para fidelizar a un jugador para que venga a Newell’s. Y esa red es muy importante y más en estos tiempos que no podemos hacerlo en forma presencial”.

Edades para captar

“En 2010 buscábamos más que nada chicos de 13 o 14 años. Esta edad fue bajando y ahora apuntamos a pibes de 9 o 10 años. Pero no hay que cerrarse y no hay que ser determinante. Fértoli llegó en 4ª , Cacciabue y Lisandro Martínez en 7ª. Hay que ver todo y nunca cerrar ninguna puerta porque todo es muy cambiante”.

La forma de trabajo

“Cada captador tiene que llenar una planilla. Los datos personales, puesto unificado y una puntuación para armar la base de datos. Y además una descripción. Nos vamos a manejar con un Dropbox y cargar los datos allí. Tenemos un sistema de puntuación interno. Por ejemplo 1 es un jugador para fichar, 2 para verlo en el predio, 3 para un jugador que tal vez no le haya alcanzado, 4 para encarpetarlo, 5 algún dato que nos hayan pasado y 6 para algún jugador que hayamos citado y no haya venido. Eso también hay que dejarlo asentado. Además hay que estar atentos en el sentido que si un jugador de 6ª a 7ª va a reserva hay que urgente reemplazar a ese jugador con otro que tenga nivel de AFA para que al año siguiente la 5ª y la 6ª sean competitivas y no padezcan esa situación. Siempre nos manejamos con un grupo de trabajo. Si vamos a ver una fecha de Liga Casildense van 4 personas en un auto y van a distintas canchas”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario