Ovación

Heinze, desgarrado, suma preocupación en Newell's para enfrentar a los colombianos

El duro trajín sigue pasando factura al rojinegro. Ayer se confirmó que el defensor tiene una lesión en el aductor derecho y se perdería el duelo de mañana por Libertadores ante Atlético Nacional de Medellín.

Miércoles 09 de Abril de 2014

El intenso trajín sigue pasando factura en el campamento leproso. Ayer por la tarde se confirmó que Gabriel Heinze padece un desgarro en el aductor derecho y se perdería el cotejo de mañana por la noche ante Atlético Nacional de Medellín, donde los rojinegros necesitarán al menos conseguir un empate para acceder a los octavos de final de la Copa Libertadores de América. Todavía no está formalmente descartado, aunque su presencia es improbable. Esta no fue la única novedad de la jornada, también hubo cuestiones positivas. En el entrenamiento que se desarrolló en Bella Vista fueron exigidos Maximiliano Rodríguez y Diego Mateo, quienes se recuperan de sendas lesiones, y respondieron sin reportar inconvenientes. En este contexto, hoy es un día vital para conocer qué jugadores tendrá disponible Alfredo Berti para armar el once más competitivo posible de cara a un cotejo donde los rojinegros no pueden pisar en falso si quieren seguir con vida en el plano internacional.

El Gringo se lastimó el aductor derecho ni bien comenzó el clásico del domingo ante Central. Desde los cuatro minutos jugó condicionado por la lesión y a pesar de ello sacó a relucir una garra conmovedora, impactante, que lo convirtió en uno de los pocos estandartes del equipo del Parque. Luchó hasta el final en busca de conseguir un empate que jamás se concretó. Igual, Gabriel cayó de pie y el público lo ovacionó antes de meterse en el vestuario. El esfuerzo extra le pasó factura y el desgarro que le detectaron ayer no fue para nada sorpresivo. Bastaba verlo moverse con evidentes muestras de dolor en el derby para presumir que ese desgaste le traería secuelas. Claro que más allá de que sería una utopía que juegue, recién hoy el cuerpo médico, el jugador y el DT terminarán de tomar la decisión final, aunque su presencia está más que en duda. Es casi imposible afrontar un partido de la talla del de mañana con un desgarro en el aductor, pero Heinze demostró más de una vez que es un jugador especial. Sólo por eso puede aparecer alguna incertidumbre respecto a su presencia.

Dentro de esta noticia adversa como es la lesión confirmada de Heinze, ayer por la mañana en Bella Vista hubo un par de novedades positivas. Tanto Maxi Rodríguez como Diego Mateo cumplieron una intensa rutina física y respondieron. Y si hoy siguen evolucionando estarán disponibles para afrontar el cotejo de mañana por la noche.

Maxi no llegó al clásico por una distensión en el posterior y le apuntó todos los cañones al cotejo decisivo de la Libertadores. Ayer superó el trabajo físico por lo que ahora deberá salir bien parado del ensayo táctico de esta tarde para ser de la partida ante los colombianos. Mientras que Mateo lidió con un esguince de rodilla que le provocó una lesión del ligamento interno de la articulación, que le demandó varias semanas de tareas diferenciadas. Su vuelta es inminente y no sería extraño que ocupe la zaga central que dejaría vacante el Gringo Heinze.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario