Ovación

"Hay que terminar con los egos y asumir responsabilidades"

El DT canalla Leonardo Fernández habló por Ovación y tocó un sinfín de temas sin poner barreras mientras espera el llamado de la dirigencia para charlar sobre su futuro deportivo

Martes 12 de Diciembre de 2017

Conserva la esencia barrial. Apareció en la redacción de Ovación de bermudas, remera y zapatillas de lona. No apeló al marketing tribunero para la foto. Leo Fernández tiene otros valores. "En estos momentos me acuerdo mucho de mis viejos. Me ayudaron y bancaron en momentos muy duros. Mi familia también hizo grandes esfuerzos", fueron algunas de las palabras que salieron del corazón del entrenador canalla, que espera ser convocado por la dirigencia para ver si asume oficialmente como el sucesor de Paolo Montero de una vez. El ex DT de Coronel Aguirre también hizo mención a la casa que está terminando "con tranquilidad y mucho empeño". Aseguró, entre otros temas, que le gustaría que el Flaco Chamot y el Kily González se sumen al club "porque son dos grandes personas y le dieron muchísimo a Central". También remarcó que "es momento de terminar con los egos. Hay que asumir responsabilidades. A la gente hay que darle un campeonato". Leo se mostró el día después de haber ganado el clásico tal cual es. Tan frontal como sincero.

¿Se puede decir que es tu mejor año?
Ni hablar. Fue un año muy positivo. Crecí dentro de la estructura del club muy rápido.

¿Volviste a pisar suelo firme tras el triunfo que obtuvieron en el clásico?
Siempre los tuve sobre la tierra. Más allá de la euforia que generó habernos quedado con el clásico, la realidad es que siempre me mantuve calmo, sabiendo en el lugar que estaba. En ese aspecto sé que las alegrías son escasas en el fútbol. Por eso es que disfruté mucho lo que logró el equipo ayer (por el domingo) en nuestra cancha. ¡Como para no estar contento!

¿Sabés que hasta ahora recibiste sólo loas?
Por supuesto. Soy del fútbol y comprendo cómo es todo. Los resultados obtenidos nos acompañaron y por eso hago tanto hincapié en que este es un momento para disfrutar. Porque sinceramente no es tan sencillo lograr lo que conseguimos nosotros en tan poco tiempo.

¿Sos consciente de que pusiste contra la pared a la dirigencia, que había condicionado tu continuidad en base a los resultados finales?
Lo único que sé es que cualquier dirigente como hincha de Central tiene que estar orgulloso de tener gente así dentro del club. Lejos de ser un dolor de cabeza para ellos tienen que estar contentos por haber formado un equipo de trabajo como el nuestro desde las entrañas del club.

¿Qué pasaba entonces por tu cabeza hace dos meses?
Seguir enfocado en la reserva, continuar creciendo en este maravilloso club. Lógico que soñaba con dirigir a la primera división, pero se terminó dando todo de manera muy rápida, hasta impensada diría. Porque si había algo que deseábamos los hinchas era que a Paolo (Montero) le vaya muy bien. Acá lo importante es Central, no los nombres. Es como que cumplí el sueño por adelantado.

¿Y en qué estado te agarra en el caso de que te anuncien oficialmente como el sucesor de Montero como indica la lógica?
Muy bien. Firme y con unas ganas terribles de seguir trabajando con este plantel y en el club que llevo en el corazón.

leof.jpg

¿Sabés que no es lo mismo dirigir la reserva que la primera?

Por supuesto. Son dos cosas distintas. Es otra la responsabilidad. Ser técnico de la primera te demanda mucho más tiempo además. Hay que ser muy cauteloso cuando hablás con la gente y los medios porque podés llegar a generar un gran problema. Te cambia en varios aspectos. Al menos es lo que percibí en este breve período en que estuve a cargo del primer equipo.

¿Más allá de los tres triunfos que lograste, te sentís capacitado para estar al frente de este plantel?
Ni hablar. Soy un convencido de que con honestidad y trabajo se pueden concretar muchas cosas que desde afuera pueden parecer difíciles. Es cierto que metimos tres importantísimos triunfos. Pero a la vez sé que hicimos una muy buena lectura del cuadro de situación en que estaba el equipo. Supimos por dónde había que atacar los problemas. Y los jugadores se convencieron a la vez de que podían revertir el difícil momento que estaban viviendo. Los resultados terminan avalando lo que se hizo en este corto lapso de trabajo.

¿Qué grandes cambios notaste siendo el técnico de la primera?
Las repercusiones mediáticas o sociales que se dan en el día a día. Central genera mucho más de lo que por ahí algunos se puedan llegar a imaginar. Después, sigo siendo igual en todo.

¿Entrenabas de la misma manera que lo hacías en reserva?
En algunos aspectos, sí. Lógico que la primera demanda más atención en otros puntos. Por ejemplo, el cuidado a la hora de agregarle cargas a las prácticas. Acá tenés que ser mucho más cuidadoso con todo.

¿Y qué cosas percibís que tenés que ajustar o mejorar como entrenador?
En seguir dándole orden y en aplicar más variables a la hora de ejecutar los entrenamientos. La idea es adaptarnos más al plantel como además entregarles las herramientas necesarias al equipo para que las empleen en los partidos. Siempre hay cosas por mejorar.

Leo Fernández VIDEO

¿Sos de mirar mucho fútbol?

Sí, estoy permanentemente viendo lo que puedo. Acá no terminás de aprender nunca.

¿Te gusta el internacional, ya que en las diversas ligas se pueden ver estilos y trabajos específicos?
Más que el internacional veo mucho de acá.

¿Los informes de los rivales los encabezás vos o directamente es el rol de Daniele y Rivarola?
No, ellos hacen el laburo que no se ve. Muy pocos sabemos lo que trabajan cuando no están en los entrenamientos. El Cuis y Pirulo se pasan viendo rivales. Estudian a cada equipo con mucha meticulosidad. Después les bajan la información a los jugadores. Pero ellos hacen todo el laburo de hormiga. Son importantísimos en esta estructura.

¿Cuánto influyó haber ganado la Copa Santa Fe para tener este presente?
Muchísimo. Logramos algo muy lindo con los chicos de la reserva. Se vieron juveniles importantes. Creo que ese título nos posicionó más en la cabeza de los directivos a la hora de tener la chance de dirigir a la primera.

¿Se puede decir que el tiempo te dio la razón por haber apostado por Ledesma y Maxi González?
Fueron dos casos muy importantes. Salió todo bien, pero sinceramente no fue sorpresa para nosotros. Venían muy bien desde antes. De hecho, noto que Jere (Ledesma) está aplomado. Parece un arquero con mucha experiencia. Y lo de Maxi (González) me parece que le hizo muy bien haberse ido a Quilmes en su momento. Aprovechó ese paso y demostró que puede estar en la primera de Central.

¿Y ahora qué viene, ya que aún no se vio el juego que pretendés?
Bueno, ese será el próximo objetivo. Hasta acá sólo nos propusimos revertir la situación. Había que volver al triunfo. Que los jugadores vuelvan a confiar en sí mismos. Esa fue la meta a corto plazo. Ahora, si todo sale como uno desea, buscaremos que el equipo muestre nuestra forma y estilo.

¿Y cuál es ese estilo?
Ser protagonista ante todo. También buscaremos tener mucha intensidad y agresividad cuando ataquemos. Sé que necesitamos tener más juego cuando tengamos la pelota.

¿Sabés entonces que en estos tres partidos no jugaron bien?
No jugamos como realmente queremos. Eso es cierto. Repito, lo primordial era sacar buenos resultados. Cortar la racha negativa. Y se logró. De hecho, quedamos a cuatro puntos de ingresar a la Copa Sudamericana y con un partido menos (con Independiente). Salimos del fondo de la tabla. Rescato esas cosas en estos momentos. Y en parte fue gracias a la predisposición que mostraron los jugadores.

leof.jpg
Leo Fernández y el puño en alto tras la victoria en el clásico de la ciudad.
Leo Fernández y el puño en alto tras la victoria en el clásico de la ciudad.

Lo positivo es que tenés un plus. Y es que conocés al plantel igual que los jugadores a vos.

Es cierto, puede ser una pequeña ventaja. Desde el primer día pegamos buena onda con el plantel. Y creo que ellos se sintieron bien con nosotros. A eso le sumo que los buenos resultados nos permitieron además encarar cada entrenamiento con otro semblante.

También se logró en poco tiempo que la gente termine aplaudiendo a Carrizo y Gil, quienes venían siendo resistidos, injustamente quizás.
Coincido totalmente. Tanto Pachi como el Colo demostraron ser los primeros en querer salir de lo que estaban viviendo. Lo de Gil quiero destacarlo porque viene de afuera y era como que necesita un poco más de apoyo. El Pachi es de la casa e hizo mucho esfuerzo para volver al club. Y eso también merece ser reconocido. Pero lo importante es que ambos fueron aplaudidos por todos.

Pero convengamos que con Gil te la jugaste sin dudar y podría haberte salido el tiro por la culata.
El Colo es un grandísimo jugador y lo veía en las prácticas que podía aportarnos mucho desde lo táctico. Tiene muchas condiciones. Pasa que no es sencillo adaptarse al mundo Central. Incluso hasta Tobio me dijo que este es un club difícil. Y él viene de Boca, no es que no sabe de qué se trata la presión o cómo es jugar con cancha llena.

"Hasta acá nos propusimos revertir la situación. La idea es que el equipo sea protagonista"

¿Y cómo ves que la dirigencia quiera sumar a Chamot a la reserva y al Kily en otra función?
Serán bienvenidos. Son del riñón nuestro, es decir canalla. Estamos hablando de dos personas reconocidas a nivel mundial. Dos grandes personas que además conozco. Por ejemplo, con el Flaco estuve trabajando en las inferiores y él pidió que me pongan en reserva cuando era el coordinador. Y lo del Kily ojalá se dé porque será además una permanente fuente de consulta. Tal es así que la semana pasada hablamos varias veces porque quería saber su opinión de algunas cosas que tenía en la cabeza. Ayer (domingo) pasó por el vestuario tras el triunfo y nos abrazamos. Estaba tan eufórico como nosotros. El verdadero hincha tiene que festejar si se suman estas dos grandísimas personas.

¿Pero no te genera nada extra que asuman dos pesos pesados de verdad?
No, para nada. Hay que terminar con los egos en Central. Ver cosas raras en cada persona que quiera sumar de verdad. Además, ellos se brindaron por nuestra camiseta siempre. Cómo no voy a ponerme contento de saber que podré intercambiar opiniones con ellos. Central por encima de todos. Hay que entender eso.

¿Seguís pensando que a la gente no hay que pedirle más nada, sino darle algo?
Seguro. Es momento de asumir responsabilidades.
Pero no es fácil decir que hay que darle un campeonato cuando se gastó en poco tiempo casi 30 millones de dólares, no se ganó nada y se vendieron a los mejores además a los mejores jugadores del club.
Entonces digamos que vamos a estar contentos por estar en mitad de tabla en cada campeonato y punto, somos todos felices. Acá hay que asumir riesgos. A la gente hay que darle lo que necesita. Hay que darle un campeonato. Además, el dinero no te asegura que vas a ganar un título. De hecho, por el club pasaron muchos jugadores y entrenadores, y no pasó nada. Hay que enfocarse en un trabajo interdisciplinario. Que sea serio, eh. Eso es lo que necesita el club. Por eso es importante dejar de lado los egos. No me asusta tener al lado a Chamot o al Kily. Todo lo contrario. Como ellos, habría que sumar a más gente que le hizo muy bien a este gran club. Central es lo más importante.

¿Cómo te definirías?
Como un laburador. Un trabajador que lleva muchísimos años en esto. Arranqué en el 2000 en el baby y pasé por todas las categorías hasta este momento, que es el soñado por todos. No puedo olvidarme de los cientos de kilómetros que recorrí mientras entrenaba en las ligas del interior. Me pasaba mucho tiempo fuera de casa. Todo lo que tengo es gracias al esfuerzo y dedicación. Por eso disfruto muchísimo este presente.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario