Ovación

"Hay motivación para aportarle al equipo siempre"

Con una gran campaña, Atlético del Rosario hace camino al andar. Lidera el torneo de Primera A de la Urba y junto a La Plata es uno de los firmes candidatos al ascenso.

Martes 17 de Julio de 2018

Cuando aún resta disputarse una fecha para que termine la primera fase del torneo de Primera A que organiza la Urba, Atlético del Rosario acaricia inconscientemente el sueño de volver pronto al círculo mayor del rugby porteño. Motivos le sobran para hacerlo más allá de que el camino que le resta transitar es aún largo. De hecho, de las doce fechas disputadas, el conjunto del pasaje Gould ganó once y se ubica en el primer lugar en la tabla de posiciones.

Para lograr el objetivo, el viejo Plaza Jewell cuenta con un plantel muy joven (un promedio de edad de 23 años), que va sumando experiencia partido a partido y que a la frescura de la edad le agrega un incondicional amor por la camiseta como plus. "Bajar la escalera del vestuario para ir a la cancha es un momento único. Te pasan mil cosas por la cabeza, porque jugar de local tiene algo especial y más para alguien como yo que está en el club desde los seis años. Vestir la camiseta de Plaza es un orgullo enorme", destacó Federico Mayol, quien luce la cinta de capitán tras la lesión de Tomás Malanos. El tercera línea debutó en primera división en 2017, un año en el que en el pasaje Gould vivió la euforia de la obtención del Nacional de Clubes B y la decepción del descenso.

"Creo que salir campeón del Nacional B fue una de las cosas más lindas que me pasó en la vida" dijo el forward, quien destacó que ese torneo "fue muy bueno porque permitió foguear muchos chicos que no venían jugando en primera" y se lamentó que el tiempo les haya jugado en contra, ya que "no nos alcanzó para acomodarnos como equipo". Tiempo después eso se empañó con el descenso. "No pudimos hacer pie en el Top 12. En un torneo muy parejo se nos escaparon partidos que no eran para perderlos por no saber cerrarlos, por inmadurez, y eso lo terminamos pagando. Ahora estamos tratando de consolidarnos y de aprender de esos momentos clave que por inexperiencia fallábamos y de ahora en más madurar como equipo".

En ese aprendizaje, ¿notás muchas diferencias entre el Top 12 y la Primera A?

Hay diferencias hasta en el juego. El torneo de Primera A tiene sus condimentos, ya que lo que no tiene de juego vistoso lo tiene en partidos ásperos. Se juega totalmente distinto y hay que saber manejar estos partidos con personalidad. Este año se nos complicó en el marcador varias veces pero supimos sacarlo adelante y eso te da una noción de que estamos aprendiendo a manejar esos momentos complicados y cerrar bien los partidos.

En 12 fechas cosecharon 11 triunfos y están en el tope de la tabla en una lucha encarnizada donde alternan la punta con La Plata.

Es que no queremos dejar margen para que ninguno se meta en el pelotón de arriba. Sabemos que es difícil porque hay que seguir manteniendo esta racha de victorias, pero nosotros no nos conformamos. En la semana somos muy autocríticos y analizamos todo para no dejar nada librado al azar. No queremos darle nada al rival sino que seamos nosotros los que imponemos las condiciones del partido, marcar el terreno.

¿El partido con Pueyrredón fue el mejor partido de Atlético en esta primera ronda?

Te diría que sí, porque mostramos una cara de Plaza que veníamos buscando: tener constancia y velocidad de ejecución..., pudimos darle esa dinámica que tanto buscamos cuando entrenamos, enganchar movimientos y hacer daño. Por momentos pudimos hacerlo y queremos concentrarnos para que nos siga saliendo. Ojalá podamos replicar esto en lo que nos queda del año.

¿Por qué creés que les cuesta darle dinámica al juego?

Los rivales te condicionan, el juego y la pelota se ensucian y a veces cuesta encontrar el orden por el desorden que te genera el rival. Por eso tenemos que aprovechar cuando imponemos las condiciones del partido. Tenemos que manejar los tiempos, porque sabemos que de esa forma podemos sacar la diferencia. A veces nos juegan a un ritmo más lento y nos cuesta agarrar de nuevo esa dinámica cuando nosotros recuperamos la pelota. Por eso estamos tratando de no bajar el ritmo, jugar rápido, jugar adelante con la misma vehemencia, porque eso es lo que marca la diferencia en este torneo.

¿Cómo ves al plantel?

Veo que hay una gran motivación desde abajo para poder jugar, para aportarle al equipo siempre. En este plantel no hay nadie indispensable, pero todos tiramos para el mismo lado. El que está en el banco de suplentes quiere ser titular y sabe que cuando le toque entrar tendrá que demostrar y dar todo para ganarse el puesto. Eso origina una competencia interna que termina siendo muy saludable.

¿Para que está Plaza este año?

Está para subir. Estamos trabajando incansablemente y no vamos a parar hasta lograr ese objetivo. Eso va de la mano con esa madurez que estamos buscando, pero no tengas dudas de que estamos apuntando a eso. Es un proceso que va a llevar uno o dos años, pero cuando lleguemos sabemos que vamos a tener un grupo consolidado para aguantar lo que venga arriba. Queremos subir y poner a Plaza en el lugar que se merece.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario