Ovación

Hasta nuevo aviso

Se produjo el mentado encuentro entre los dirigentes de Newell’s y River para destrabar la conflictiva situación de Cristian Fabbiani. Pero fue como si nada hubiera ocurrido. Porque todo sigue igual. El arreglo sigue a kilómetros de distancia. Es que la propuesta que ayer trajeron los dirigentes...

Miércoles 14 de Enero de 2009

Se produjo el mentado encuentro entre los dirigentes de Newell’s y River para destrabar la conflictiva situación de Cristian Fabbiani. Pero fue como si nada hubiera ocurrido. Porque todo sigue igual. El arreglo sigue a kilómetros de distancia. Es que la propuesta que ayer trajeron los dirigentes millonarios no colmó en lo más mínimo las pretensiones de la dirigencia rojinegra. Por eso cada día toma más fuerza la posibilidad de que la directiva leprosa le aplique al Ogro una dura sanción económica y deportiva si no se suma cuanto antes al plantel en Mar del Plata. De hecho, el cuerpo de abogados de Newell’s volvió a notificarlo para que se incorpore a la pretemporada, aunque Fabbiani no acusa recibo y sigue jugando con fuego. Ayer, apenas enterado del resultado negativo de la reunión, habló con radio La Red y dijo: "No me importa si tengo que estar seis meses sin jugar. Entiendo la posición de Newell’s, pero yo tengo la mía y no la pienso cambiar" (ver aparte).

Lo que adelantó Ovación sucedió ayer en Rosario cuando el tesorero Jorge Riccobelli y el vicepresidente Eduardo Bermúdez mantuvieron un cónclave con sus pares Julio Macchi y Domingo Díaz, encargados del departamento de fútbol profesional de River. Según pudo averiguar este diario, la oferta de River no les hizo ni cosquillas a los directivos de Newell’s. Porque la charla no pasó más allá de la frontera del sondeo. Incluso, cuando los dirigentes rojinegros pisaron el acelerador, se dieron cuenta de que River quería llevarse al Ogro sin realizar un desembolso de dinero. Por eso incluyeron en la negociación a jugadores que a Newell’s no le interesan. Ahí aparecieron en escena los nombres del volante Rodrigo Archubi y el juvenil delantero Andrés Ríos. Como contrapartida, los rojinegros no anduvieron con chiquitas. Bermúdez y Riccobelli tiraron en la mesa de negociación el nombre de Radamel Falcao o la vuelta de Santiago Salcedo. Obviamente, los directivos de River no aceptaron la solicitud. Todo quedó en la nada, hasta nuevo aviso.

"Estuvimos charlando y no llegamos a ningún acuerdo. La oferta que nos hizo River no nos interesa en absoluto. Así que Fabbiani se tiene que reincorporar a Newell’s", dijo convencido el tesorero Riccobelli.

Bermúdez también dio su visión de los hechos: "La pretensión de Newell's es clara. Debemos reemplazar a Fabbiani y por eso le pedimos a Falcao y dijeron que no. También le pedimos a Salcedo y un dinero en parte de pago y contestaron que no. Nos dieron una lista de jugadores que a nosotros no nos interesó ninguno", afirmó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario