Ovación

Gran Meco consiguió un triunfo de la gran siete

Lució su mejor versión llegando al disco por 7 cuerpos de ventaja y con la Nº 7 en el mandil.

Domingo 10 de Febrero de 2019

Luego de varios fallidos intentos, el mediofondista Gran Meco se dio el gusto de conocer las mieles del éxito poniéndole su nombre al premio "Estadio Coloso Marcelo Bielsa", cotejo de mayor valor estadístico disputado ayer sobre pista normal en el Independencia.

Al hijo de Storm Surge le costó más de la cuenta su aclimatación a la arena local y costaba creer que no fuese el mismo que había concretado buenas actuaciones tanto en La Plata como en Palermo (hasta ahora participó en San Isidro).

Hasta ayer había corrido ocho veces en el óvalo local, probando suerte en distintas distancias, pero el resultado no era el esperado.

Salvo la anterior -en la milla- evidenció un positivo progreso finalizando 3º a menos de 2 cuerpos de Carl Lewis y Mount Di, corriendo muy lejos hasta los 300. Entonado volvió a la carga a los pocos días y tuvo su merecido premio.

Utilizando la misma modalidad de aquella tarde (la que a priori parece ser la que mejor le sienta) el pensionista del stud W.R.T. accionó en la retaguardia a varios cuerpos de la lucha por la vanguardia que sostenían Prójimo y Van Wilder, a quienes seguían desde cerca Continente Moro y Volchevika (otorgó ventajas largando entretenida).

Sin variantes de significancia Prójimo y Van Wilder mantenían una encarnizada pelea en la punta con firmes parciales, al tiempo que Walter Tévez esperaba el momento para avanzar.

En el ingreso al derecho, Gran Meco aún seguía penúltimo -ganándole a uno- por el primer andarivel, mientras Prójimo liquidaba el pleito con su tenaz rival.

En los 300, Tévez le modificó la línea de avance y el alazán salió proyectado con una fuerza arrolladora, filtrándose entre dos adversarios y poco a poco descontó terreno, emparejando en los 150 y dominando con autoridad metros más adelante.

En el disco flameó la chaquetilla Nº 7, acumulando 7 cuerpos de ventaja, un número que parece traerle suerte, vaya paradoja del destino.

Actriss Emper tuvo al disco como aliado

Otra de las pruebas interesantes de la jornada que no contó con una de jerarquía se disputó en 5º turno, donde un nutrido lote de veloces animaron el premio "Clásico Newell's y Central".

En un emotivo y vibrante final, la zaina Actriss Emper controló con esfuerzo y a rigor de látigo las embestidas de Mister Cho Zen y Shine On My Moro, quienes la escoltaron a 3/4 cuerpo y 1/2 pescuezo respectivamente. En el desarrollo, la vencedora accionó al son de la banda por el flanco exterior, dominó al pisar la recta y llegó al disco con el último suspiro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario